#GoleadoresHistoricos: El Único del Siglo

Seguimos con los informes especiales y en este caso te traemos sobre Goleadores Históricos. En River elegimos uno que todos deben tener fresco en la memoria.

A lo largo de su historia River tuvo innumerables goleadores, de distintas épocas y características, de diferentes nacionalidades y algunos que dejaron una huella imborrable de su paso por el club. La lista de goleadores la encabeza Ángel Labruna, pero como ya hicimos un especial sobre el, vamos a enfocarnos en otro jugador. La particularidad de nuestro elegido es que es el único que integra la lista de los 10 máximos artilleros del Millonario que jugó en el siglo XXI. Comencemos.

Un día de la primavera de 1983, Mónica Ferrero y Edgardo Cavenaghi traían al mundo a quien sería su primer hijo, Fernando Ezequiel, aquel que con el pasar del tiempo le inculcaron el amor por el Millonario y ya lo vestían de jugador cuando los pelos rubios y lacios se volvían una marca inconfundible de este muchachito de O’Brien. Con edad de séptimo grado ingresó a las inferiores del club y a los 16 ya se entrenaba con la Primera División.

Su debut se produjo ante Estudiantes de La Plata en el Monumental, el 11 de febrero de 2001, a los 38 minutos del segundo tiempo en lugar de Javier Saviola con el número 26 en la espalda. Pero los delanteros viven del gol y el primero fue por Copa Libertadores, con la 23 en la espalda, cuando River goleó a Guaraní de Paraguay por la Libertadores 2001. Ingreso a los 28 mínutos del segundo tiempo por Nelson Cuevas y tuvo tiempo suficiente para asistir a Saviola en el 3 a 0 y convertir el cuarto gol de la noche.

Guaraní de Paraguay, la primer víctima del Torito. (Foto: Vavel.com)

La consideración del Tolo Gallego era fundamental, pero luego de un tiempo hubo cambio de entrenador y Ramón Díaz, experimentado en el arte de inflar redes, tomo la dirección técnica del club, situación que no le favoreció a Fernando Cavenaghi ya que no era muy tenido en cuenta por el Riojano. A eso había que sumarle que ese año llegaron dos delanteros de renombre, Juan Esnaider y Daniel Fonseca, pero el destino le jugó a favor del Torito, ya que cuando iba a arrancar el torneo Clausura 2002 aún no había llegado el transfer de las nuevas adquisiciones, haciendo que Cavenaghi arranqué de titular ante Talleres de Córdoba en el Antonio Vespucio Liberti y convirtiendo el primer gol de la victoria por 3 a 1. Luego de los primeros tres partidos el Millo se encontraba puntero con puntaje perfecto y Cavenaghi como máximo goleador con cinco goles, ya que al convertido a Talleres se le sumaron los dos convertidos a Huracán y otros dos a Unión. ¿Cómo sacar de la alineación titular a un delantero que convierte cinco goles en tres partidos? Es muy poco probable que eso pase, más aún cuando en la cuarta fecha se despachó con un triplete ante Estudiantes de La Plata. Finalmente el Clausura 2002 fue su primer título como jugador profesional, además de quedar como máximo goleador con 15 tantos, tres más que Facundo Sava, su perseguidor.

En el Clausura 2002 salió campeón y goleador. En la última fecha todo el plantel se tiño el pelo. (Foto: TyC Sports)

Tras un primer torneo en el que logró salir campeón como titular, la partida de Ramón Díaz y la llegada de Manuel Pellegrini cambió el panorama del Cavegol, ya que tras lesionarse en la primer fecha, pasó la mayor parte del torneo como suplente. El de 2003 fue sin dudas el año de su despegue, saliendo campeón con la Selección Argentina Sub 20 y convirtiendo 13 goles en el Clausura 03, entre ellos uno a Boca. Aunque dichas cifras no le alcanzaron para quedar como máximo artillero ya que Roberto Nanni, de Vélez, había hecho 15 y Luciano Figueroa, de Rosario Central, convirtió 17. En el primer semestre de 2004 volvió a ser una pieza clave para lograr el Clausura, incluso convirtiendo un gol ante Boca en la Bombonera.

En la Bombonera se ganó con su cabezazo. (Foto: Infobae)

Todas esas actuaciones y sobre todo, los goles, lo llevaron al Spartak de Moscú para lo que fue su inicio en Europa, al que le siguió el Bordeaux de Francia y el Mallorca de España antes de recalar en el Internacional de Porto Alegre. En Junio de 2011 River sufriría uno de sus mayores reveses futbolísticos al descender a la B Nacional. Lo que hizo Fernando Cavenaghi ante dicha situación se explica solamente con las locuras que un hincha puede hacer. Primero rescindió el préstamo con el Internacional de Porto Alegre y luego viajó a Francia para desvincularse del Bordeaux, club duelo de su pase. Finalmente viajó a Argentina para reunirse con Daniel Pasarela y arreglar su vínculo con el club de Núñez, algo nada sencillo ya que tanto el Torito como su representante estaban enemistados con el Kaiser.

Cavenaghi y Domínguez volvieron en el peor momento. (Foto: Infobae)

En el peor momento del club, cuando otros miraron para otro lado, Fernando decidió arremangarse y meterse a trabajar en el barro para llevar a River al lugar que pertenecía y del que nunca debió irse. Junto a el llegó Alejandro Domínguez y al finalizar la primer rueda convirtió nada más y nada menos que 13 goles, entre ellos cuatro goles a Atlanta. Para la segunda parte del torneo llegaron Leonardo Ponzio y David Trezeguet para reforzar al equipo y el arribo del Francoargentino hizo que el Cavegol se tenga que sacrificar más por el equipo y no estar tan pendiente en la zona de ataque. El segundo tramo del torneo no fue para nada sencillo pero pudo conseguir el objetivo que se habla planteado a su llegada, devolver al Millonario a Primera División, y su 19 goles fueron fundamentales.

En la B Nacional, 19 goles en 38 fechas. (Foto: Télam)

Pero la alegría no fue completa, ya que a los pocos días se enteró por los medios de comunicación que Matías Almeyda no contaba ni con el ni con el Chori Domínguez, lo que lo obligó a tomar nuevos rumbos, siendo el Villarreal de España su nuevo destino. Luego de un año en España firmó con el Pachuca de México. Pero el destino lo iba a volver a encontrar con la banda roja sobre el pecho: para 2014 las cosas eran muy diferentes a cuando se fue en 2012 ya que Passarella no era más presidente del club, Rodolfo Donofrio había ganado las elecciones y Matías Almeyda había sido despedido y su lugar en el banco de suplentes lo ocupaba Ramón Díaz. Fueron todos factores que se encadenaron para que un regreso fuera factible y así sucedió, el 2 de enero Fernando Ezequiel Cavenaghi volvió a ponerse la camiseta de River por tercer etapa.

Con Ramón, campeones del torneo 2014. (Foto: Prensa River)

En su primer torneo marcó 8 goles en 19 partidos disputados, colaborando para lograr un nuevo título local. En el segundo semestre una lesión le impidió estar en plenitud, pero eso no le impidió disputar tres partidos en la Copa Sudamericana que finalmente terminaría obteniendo el conjunto de Núñez, está vez ya con Marcelo Gallardo en el banco de suplentes. Llegaría la Copa Libertadores 2015, la cual no lo encontraba en su mejor forma física, utilizando el torneo local para agarrar ritmo, incluso marcando 2 goles ante Banfield y así entrando al selecto grupo de los que convirtieron más de 100 goles en River Plate. La prioridad era la Copa Libertadores, el anhelo de jugadores, cuerpo técnico e hinchas y como tal, Cavenaghi sabía que no era actor principal, por lo que se replanteaba seriamente abandonar el club finalizada la competencia.

Ante Banfield llegó a los 100 goles. (Foto: Superdeportivo el once)

Pero alguien que hizo tanto por el club, alguien que se identificó tanto con el nombre de River Plate no podía irse así nomás, debería tener una consagración digna de ser recordada en la posteridad. Con Rodrigo Mora suspendido y Tabaré Viudez lesionado, se le abrió la puerta para ir desde el inicio ante Tigres de México en la final de la Copa Libertadores, y aunque no pudo meter ningún gol, gracias a los tantos convertidos por Lucas Alario, Carlos Sánchez y Ramiro Funes Morí, el Cavegol pudo levantar la copa como capitán del equipo.

Titular y capitán en la obtención de la Libertadores 2015. (Foto: Diario Época)

A esas alturas ya había tomado la decisión, seguiría su carrera fuera de River y tras un corto paso por el Apoel de Chipre, decidió retirarse definitivamente, habiendo disputado 212 encuentros y convirtiendo 112 goles. Además sumó a sus vitrinas los Clausura 02, 03 y 04, el campeonato B Nacional 2012, el Torneo Final 2014, la Copa Campeonato 2014, la Copa Sudamericana 2014, la Recopa Sudamericana 2015 y la Copa Libertadores 2015. Por todo esto, Fernando Ezequiel Cavenaghi es nuestro goleador elegido, un goleador del siglo XXI.

Foto Principal: El Chorrillo


Axel Carrizo

Acerca Axel Carrizo

ver todas las publicaciones

Mi Nombre, Axel Carrizo, apellido de arquero y de 5 rústico.Llegue al Rincón, de casualidad, de paracaídas, y al tiempito empecé a comentar, a debatir,teniendo grandes debates con el archi enemigo más poderoso,sin desmerecer a ninguno de mis compañeros.De a poco me fueron haciendo un lugar,entrando en confianza,hasta qe nos integramos,y pude conocer mejor a la gente que forma parte de esta enfermedad. Soy de los que piensan qe es mejor el disfrutar el como llegar, y si no se llega, haber disfrutado el camino.La bocha siempre al diez y no hay mejor número para la quiniela que el 4-3- 1-2 Nacional y Provincia. Amante del buen juego,soy padre de 3 soles que me alegran la vida, además de vigilador de profesión. Siempre se puede debatir,siempre es lindo generar un debate, exponer una opinión, y ese va a ser mi lugar en este espacio,va a ser Mi Rincón De La Opinión. Vendría a ser como el Latorre de este lugar,pero sacame el country y pone el conurbano como paisaje.Está es mi presentación, La de un pibe de 25 años,familiero,enfermito de la pelota,que hoy,esta cumpliendo una meta, y es la de llegar a quien me lee.Apellido de arquero,alma de goleador,la vida siempre es una contradicción. Abrazo De Campeón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*