¿Godoy Cruz cumple al sueño del Feliciano Gambarte?

Así lo dejó a entrever el presidente del club. El mítico estadio construido en 1953, podría ser reestructurado. La salida de Juan Brunetta puede ser clave en la resurrección del retorno a sus orígenes.

El 18 de junio del 2005 Godoy Cruz asistía a un momento histórico por desplazar al Feliciano Gambarte de sus encuentros en Mendoza. El escenario que fue edificado por el abono social de sus inscriptos en el pasado siglo, debe ser remodelado y condicionado de manera gradual, ya que ante una presunta imposibilidad de disputar los partidos en el Islas Malvinas Argentinas, el equipo tendrá que regresar al barrio.

Sin embargo, el proyecto por parte de José Mansur reencarna el recordatorio de varias generaciones. “Una de las patas que nos falta es el estadio propio en condiciones. En la medida que podamos solidificar la estructura económica del club, la idea es la del estadio propio”.

Las declaraciones en Ovación 90 fueron difundidas en varias redes partidarias de la institución. Es que la nostálgica vuelta a la cotidianidad, sería un hecho histórico.

A su vez, la partida de Juan Brunetta concretó un ingreso de un millón de dólares por el cargo del préstamo, y la posibilidad de reintegrar seis millones de dólares, será crucial porque significarían 7.000.000 de dólares en total.

Según los expertos en el sector de la construcción, un centro deportivo con 35.000 personas, demandaría un aporte monetario de 350 millones de pesos. Actualmente, “La Bodega” cuenta con capacidad de 15.000 personas y se anhelará la duplicación de respaldo a sus espectadores.

Autor: Gabriel Vázquez

Foto: Manuel López  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*