Gabriel Peñalba se retira del fútbol profesional

El mediocampista lo comunicó por las redes oficiales de Belgrano. En un sentido mensaje de fin de ciclo, el futbolista procedente de Quilmes, se marcha del profesionalismo. Le restaba un año de trato en Córdoba.

“Es una decisión muy difícil, donde muchos años llegan al final de ciclo, donde uno no esperaba que iba a llegar este momento. Yo antes de ser jugador de fútbol soy personas, siempre hago valer esos valores antes de lo deportivo. Tome la decisión de no seguir jugando al fútbol profesional, no creía que podría brindarle el cien por ciento que ustedes necesitaban y para lo que me contrataron”, remarcó en un vivo del sitio oficial de Belgrano, el futbolista nacido en Quilmes.

Como cada proceso, sus comienzos en el deporte fueron en Boca, ya que en ese entonces realizó las divisiones menores, y en marzo del 2005, hizo su debut oficial en el Quilmes Atlético Club. Su partido era el que le abría las puertas en la profesión que tantas experiencias le atribuyó.

Apenas quince meses duró la residencia en la zona sur de Buenos Aires, transferidas sus virtudes en el campo al Cagliari de Italia. Aun así, en la Serie A, los obstáculos le prohibieron ser parte fundamental del equipo por siete meses, y Argentinos Juniors lo convenció para volver al fútbol nacional.

Justamente, Ricardo Caruso Lombardi, supo integrarlo a la delegación que luego fue sinónimo de proyecto en la primera. Dos temporadas le alcanzaron para ser transferido al Lorient de Francia, en una adquisición cotizada en 1.500.000 de dólares.

Nuevamente se insertó en Argentina, de la mano de Alejandro Sabella, y siendo titular en varias ocasiones del equipo que un año antes, había sido campeón en Brasil y fue rival digno del Barcelona en el Mundial de Clubes.

Paradójicamente regresó al conjunto francés, y luego de no mantener una continuidad definitiva, el club de La Paternal le propuso un convenio de treinta meses. El 2012 fue una temporada particular por problemas personales, y en enero del siguiente año, Tigre lo sumó a sus filas.

Dos años después emigró a Veracruz de México, donde demostró las habilidades sobre el mediocampo que le permitieron firmar un acuerdo con Cruz Azul. Sin embargo, a los doce meses rescindió contrato con la entidad mexicana.

A finales del 2017 firmó con Las Palmas. En la liga española disputó dieciocho meses de competencias, para convertirse otra vez en incorporación de Tiburones Veracruz.

De común acuerdo canceló el trato en México, y Belgrano de Córdoba le ofrece una contratación hacia junio del 2021. En enero del 2020 asume las ordenes de Caruso Lombardi, y el 15 de marzo juega su últimos minutos en la era deportiva, en lo que fue un empare contra Platense en barrio Alberdi.

El quilmeño de 35 años participó, a lo largo de quince años, de 352 encuentros y convirtió 23 goles.

Autor: Gabriel Vázquez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*