Fútbol y política

Soy docente y trabajo en un colegio secundario de la Provincia de Buenos Aires, más específicamente en la localidad de San Miguel, zona oeste del conurbano. En clase de Comunicación, Cultura y Sociedad analizamos la relación entre el fútbol y los medios masivos de comunicación. Asimismo, estudiamos la relación entre los deportes modernos y la política. No pude dejar de sorprenderme con la reflexión de mi alumna Florencia, quien me entregó su trabajo con la siguiente opinión personal:

“La relación que existe entre los espectáculos deportivos y la política es que el estado moderno utiliza los mismos como un medio de autopropaganda para mantener a la gente contenida y contenta, a pesar de la situación del país. Este fenómeno ocurre y ocurrió mucho en la Argentina en la época de la dictadura militar que utilizó el mundial de 1978 para mantener a la gente “tranquila”, así ocultar todos los horrores cometidos, porque de cierta forma, “ganar” el mundial le llevaba alegría y cambiaba la actitud al pueblo. Al pueblo le preocupa más que su equipo “gane” a que cambien y mejoren las políticas del país, así tener un progreso en sus vidas. El fanatismo exagerado va acompañado de la ignorancia y una vida miserable que pone sus esperanzas en una jugada o un equipo deportivo, que en caso de ganar llevará un poco de alegría a su día. El deporte se utiliza como refugio ante las injusticias y pobrezas. Los gobiernos  inyectan deporte al pueblo para cegarlo y que no se eduque. Si la gente supiera tanto de política como sabe de fútbol, todo sería diferente”.

Esta es la conclusión de Florencia, 17 años, alumna de 5to. año del nivel secundario en el conurbano bonaerense. Un poco extremista pero muy clara y convincente. No sé si todos piensan de esta manera, sólo me tranquiliza saber que algunos jóvenes pueden reflexionar y criticar su propio entorno. En días donde se definirá la política televisiva de las transmisiones futbolísticas argentinas, con gratuidad o privatización como únicas opciones, pensemos el fútbol que queremos consumir.


Diego Benítez

Acerca Diego Benítez

ver todas las publicaciones

“ FUTBOL: CULTURA DE MASAS” Me llamo Diego Benítez, llegué al Rincón del Fútbol por medio de mi amigo, Emiliano Schiavi, con quien compartí estudios en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Me apasiona el fútbol tanto como el periodismo, y me interesa analizarlo como fenómeno de cultura de masas. Los medios masivos de comunicación atraviesan nuestra sociedad por todos lados y el fútbol no permanece a salvo de las pantallas. En la actualidad, el fútbol es un espectáculo masivo y globalizado, bajo múltiples intereses que hacen todo lo posible para permanecer ocultos. Jugadores, dirigentes, barras bravas , funcionarios públicos e hinchas son algunos de los actores que también “juegan” con la pelota. Todas las fechas suceden acontecimientos que hacen visible la cultura del fútbol argento, quien más allá de ser un gran espectáculo, “todavía” es un deporte.

4 Comentarios en este artículo

  1. Avatar

    Me encantó Diego! que lindo que los pibes puedan llegar a escribir estas cosas! quién dijo que todo está perdido? aplausos!!

    Diego González / Responder
  2. Avatar

    Buenísima la nota, por varias razones. Porque presenta una postura critica sobre el fútbol. Porque además nos trae una reflexión de una adolescente que no sólo es muy elocuente sino que además nos permite soñar con que es posible construir otra realidad en el futuro. Y por
    último, es buena la nota porque lo que plantea todo el tiempo, tanto Diego como Florencia, que es necesario dejar de lado las miradas simplistas e inocentes, que si queremos cambiar algunas situaciones no queda otra q involucrarnos, debatir, reflexionar, desnaturalizar la realidad pero también estudiar y acercarnos a lo q la investigación y el conocimiento nos pueden aportar para trabajar sobre esa realidad.

    Maria elena / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*