Fortaleza roja

Independiente venció 1 a 0 a Fortaleza, en el marco del partido de ida de la primera fase de la copa Sudamericana. El único tanto fue de Leandro Fernández, en un partido donde Sánchez Miño vio la roja y dejó a su equipo, otra vez, con un hombre menos. Para prestar atención.
La primera parte fue de estudio por parte de ambos, hasta los quince minutos. Desde ahí, el conjunto brasilero comenzó a dominar las acciones con destellos de Juninho y de Osvaldo, intentando conectar con el argentino Mariano Vázquez. La pelota iba de banda a banda mientras el Rojo no podía conseguirla y esto se traducía en la impaciencia de la gente. Independiente tenía que hacer valer su localía y después de los veinte, casi veinticinco minutos, los de Pusineri consiguieron jugar un poco más. Bustos gravitando cerca del área rival y Soñora haciéndose dueño del partido, aún con Silvio Romero más ausente que de costumbre; fueron las premisas de Independiente hasta casi el cierre del primer tiempo. ¿La principal incidencia? A los 40’ la expulsión de Sánchez Miño (otra vez una roja en el elenco de Avellaneda) por doble amarilla y la de Juan Quintero (roja directa y tres minutos después), ambos correctamente expulsados después de darse manotazos en el rostro entre ambos.
Se abría un partido distinto desde el segundo tiempo.
La ida de Sánchez Miño iba a hacer que Soñora tuviera que retrasarse un poco más, cubriendo la ausencia del defensor expulsado. Pese a eso, el mejor jugador del Rojo en la primera mitad, siguió siendo relevante en el complemento.
Sin dudas, quién menos afectado se vio después de la expulsión fue el local. Muestra de esto fue que a los cinco minutos, tras una gran jugada colectiva, que incluyó un cambio de frente de izquierda a derecha, la pelota le quedó a Fabricio Bustos que habilitó a Leandro Fernández y éste la mando a guardar. Justicia en el resultado y los de Pusineri empezaban a jugar mucho mejor.

El Leao, por su parte, sintió el golpe y todo lo que había construido en el primer tiempo parecía desmoronarse. Algunas jugadas aisladas, como una a los 26’ clarísima de Romarinho que, con todo el arco a su disposición, terminó entregándosela a Campaña. Era más difícil errarlo que hacerlo.
Faltando diez minutos para el final, Independiente empezó a patear más al arco de Felipe Alves con la intención de alejar, lo más que se pueda, el juego del arco propio.
Quedo tiempo para la entrada de Cecilio Domínguez en el local, silbado por varios hinchas, pero que fue meramente anecdótico.
Ganó Independiente, hizo los deberes, jugó bien y ganó el primer chico. Ahora, a pensar en la vuelta en quince días, en Brasil.

Independiete: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Alexander Barboza, Juan Sánchez Miño; Domingo Blanco, Lucas Romero, Alan Soñora, Martín Benítez; Silvio Romero, Leandro Fernández.
Fortaleza: Felipe Alves; Gabriel Días, Juan Quintero, Paulão, Bruno Melo; Felipe, Juninho, David, Romarinho, Osvaldo; Mariano Vázquez.
Fotos: ESPN
Por: Alejandro Bustos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*