Un debut, una segunda chance y un viejo conocedor

MUNDIAL FEMENINO “FRANCIA 2019”
Historial

El Grupo F tiene entre sus filas a Estados Unidos, campeón defensor y mejor equipo del planeta del fútbol femenino. Sin embargo, otras tres selecciones conforman esa zona y todas quieren dar el “batacazo” del julio francés: Chile, Tailandia y Suecia, serán las primeras escuadras en el camino de las estadounidenses.

“Subcampenas de América”. Chile ganó su cupo en Francia tras jugar la final de 2018. (Chilevisión)

A continuación indagaremos un poco en la historia que estos seleccionados tienen dentro de los mundiales y aunque las chilenas tendrán su primera vez en una competencia de semejante magnitud, su historial en torneos correspondientes a América, demuestran que las “rojas” son de armas tomar. Tailandia, con algo más de trayectoria mundialista, está claramente varios escalones por debajo de sus compañeras de grupo. Esto no impide, de todos modos, que quieran dejar su impronta bien marcada en Francia y busquen dar la gran sorpresa. Finalmente queda Suecia, de presencia en las siete ediciones previas y con una final perdida a sus espaldas: pasó las eliminatorias de UEFA como líder absoluto, marcando 30 goles y recibiendo solamente uno. Son candidatas, al menos, a poder patear el tablero y buscar un lugar en el podio definitivo.

CHILE. “Las chicas de Rojo” llegan por primera vez a un mundial, luego de obtener el subcampeonato de la “Copa América 2018”, disputada precisamente en tierras trasandinas. Consideradas una de las mejores generaciones que tuvo el combinado chileno absoluto dentro de la rama femenil, cuenta con varias jugadoras que pujan en ligas europeas y dentro de la competencia sudamericana también.
Con respecto al roce internacional, Chile participó de todas las ediciones de Copa América, obteniendo sus mejores producciones en 1991 y 2018, cuando finalizaron en el segundo puesto. En 1995 y 2010, quedaron terceras. Sin embargo, a nivel de las mayores, todavía no ha conseguido lauros. El único título que ostentan, de todas maneras, no es poca cosa: la selección sub-15 ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de La Juventud 2010 y muchas de las jugadoras que integraban ese plantel, son las que probablemente sean convocadas para estar en Francia 2019. Por más que sean debutantes en mundiales, seguramente den batalla en el verde césped.

En la cita gala que arranca este próximo 7 de junio, Chile comparte el Grupo F junto a Suecia, Estados Unidos y Tailandia. El debut absoluto en un mundial será el martes 11 de junio ante la complicada Suecia en el Estadio “Roazhon Park” de Lorient, Bretaña. El segundo match llegará cinco días más tarde en el “Parque de Los Príncipes” de París y frente ni más ni menos que las campeonas defensoras: Estados Unidos se medirá con las chilenas el domingo 16. Finalmente, en el cierre de la fase de grupos, se dará el cotejo que seguramente sea el más equitativo a raíz de los niveles de las selecciones contendientes: Chile y Tailandia animarán las acciones en el mismo escenario del debut rojo. Será el jueves 20.

TAILANDIA. El combinado asiático participará por segunda vez en la máxima cita del fútbol femenino y llegan a Francia gracias a su participación en la “Copa Asiática de Jordania 2018”. El cuarto puesto que las tailandesas obtuvieron en este certamen, les adjudicó el pasaje directo a la fase de grupos. Previamente, en Canadá 2015, las asiáticas clasificaron al mundial luego de conseguir la quinta ubicación.
En aquella ocasión, Tailandia formó parte del Grupo B junto a Noruega, Alemania y Costa de Marfil. Con las noruegas fue derrota 4 a 0, mientras que a las marfileñas se les venció con un ajustado 3 a 2: dos tantos de Orathai Srimanee y uno de Thanatta Chawong resultaron ser los primeros goles mundialistas del seleccionado proveniente del sudoeste de Asia. En el último cotejo de la fase inicial, Alemania se impuso por 4 a 0. De esta forma, las tailandesas culminaron en el 17° lugar de la tabla general y, aunque parezca lejano, no está demás aclarar que, por ejemplo, superaron a selecciones con mucha más historia como España y México que quedaron 20° y 22°, respectivamente. Suecia, una de las potencias europeas, se ubicó apenas un puesto por encima.

“Tailandia” tiene con qué dar batalla, a pesar de no estar en las “ligas mayores”. (FIFA)

SUECIA. Otro de los equipos que posee una trayectoria completa en mundiales y que, además, fue organizador de uno: las suecas, de todas maneras, a pesar de integrar todas y cada una de las citas mundialistas, no ha podido consagrarse en ninguna de ellas.
En China ’91 compartieron el Grupo B con Estados Unidos, Japón y Brasil. Tras caer en el debut con las norteamericanas por 3 a 2 (Lena Videkull, Ingrid Johansson), golearon a las niponas 8 a 0 (Videkull -2-, Anneli Andelen -2-, Malin Lundgren, Helen Nilsson, Pia Sundhage y Sayuri Yamaguchi, en contra) en la segunda jornada. El último duelo de la fase inicial fue triunfo ante las brasileñas por 2 a 0 con tantos de Sundhage y Susanne Hednerg. Por los cuartos de final, Pia Sundhage anotó el único gol del duelo y así Suecia dejaba en el camino a las anfitrionas, para encontrarse en semifinales con Noruega, ante quienes caerían por 1-4. Lena Videkull marcaría la apertura del tanteador, pero las noruegas darían vuelta el resultado. Tina Svensson, además, convirtió en su propia valla.

En 1995 saldría campeón Noruega y las tierras suecas serían escenario de la segunda cita. Las locales integraban el Grupo A junto a Alemania, Brasil y Japón, cayendo 0-1 en el primer cotejo frente al combinado sudamericano y obteniendo victorias contra las germanas por 3 a 2 y 2-0 con las asiáticas. Los goles frente a las bávaras fueron de Malin Andersson -2- y Pia Sundhage. Las conquistas ante las niponas llegaron por intermedio de Lena Videkull y Anneli Andelen. Siendo escoltas de la zona, las suecas pasaron de ronda y les tocaba medirse con las chinas que se tomarían revancha de lo sucedido cuatro años antes y dejarían afuera de competencia a las locales desde el punto del penal. Durante los noventa minutos iniciales, Ulrika Kalte logró igualar en un tanto de forma agónica; iban 48 del complemento cuando estampó el 1 a 1. En tiempo extra no se iba a modificar el marcador y desde los once metros, las de Asia se impusieron 4 a 3. La arquera china Hong Gao contuvo los disparos de Malin Andersson y Anika Nessvold, mientras que Videkull, Sundhage y Anna Pohjanen lograron convertir. Ellizabeth Leindige detuvo el tiro de Ailing Liu, pero como Wen Sun, Huilin Xie, Yufeng Chen y Qinxia Shui no fallaron, las europeas dijeron adíós.

En 1999 Suecia viajó a Estados Unidos e inició su camino dentro del Grupo D junto a China, Australia y Ghana, finalizando esa etapa como segunda de la zona tras perder con las asiáticas 2 a 1 (Kristin Bengtsson), vencer a las de Oceanía 3 a 1 (Jane Törnqvist y Hanna Ljungberg -2-) e imponerse a las ghanesas con un doblete de Victoria Svensson. Nuevamente la eliminación llegaría en cuartos de final y esta vez el verdugo sería Noruega, nada menos que el campeón defensor del título. Malin Moström, a los 45 del segmento final marcaría el único tanto sueco del duelo.
Repitiendo sede en 2003, se llegaría por primera y única vez al partido definitorio. El recorrido de las europeas arrancó dentro del Grupo A en compañía de Nigeria, Corea del Norte y Estados Unidos. La derrota 3 a 1 frente a las anfitrionas en el encuentro debut, no generó tambaleos en una selección sueca que tenía los bríos suficientes para reponerse y seguir su marcha. En la segunda fecha se ganó por la mínima a las coreanas, con un gol de Victoria Svensson, mientras que en la jornada final de la fase de grupos, el triunfo contra las africanas fue más abultado: Hanna Ljungberg, dos veces, y Malin Moström decretarían el 3 a 0.
En la siguiente instancia se medirían ante Brasil y ganarían 2 a 1 gracias a las intervenciones de Svensson y Malin Andersson. En semifinales el rival fue Canadá y el resultado iba a ser el mismo que con las sudamericanas: 2 a 1 con tantos de Moström y Josefine Öqvist.
La final, jugada el 12 de octubre en el Estadio “Home Depot Center” de Carson City, California, tendría arbitraje rumano en manos y ojos de Floarea Babadac y las enfrentaría con Alemania. Luego de empatar 1 a 1 en los noventa regulares, las germanas se coronaron gracias a Nia Künzer que marcó el 1-2 a los 8 del primer tiempo extra. El tanto sueco había sido de Hanna Ljungberg.

El certamen de 2007 de China iba a denotar un gran bajón en el nivel futbolístico del equipo europeo: no pasarían de fase de grupos. Dentro de la zona B, Suecia volvió a compartir la etapa inicial con Estados Unidos, Nigeria y Corea del Norte, como sucediera en 2003. La igualdad 1 a 1 (Victoria Svensson) con las chicas nigerianas, la derrota 0-2 con las estadounidenses y el triunfo 2-1 (Lotta Schelin -2-) ante las coreanas. dejarían a Suecia en el tercer lugar del grupo y afuera del resto de la competencia.
Sin embargo, acusando el golpe, el combinado amarillo y azul trabajaría los siguientes cuatro años para regresar a los primeros planos del fútbol femenino; lográndolo. En 2011 se accedería por segunda vez a instancias semifinales y aunque no se pudo pasar al partido culmine, era notoria la mejora de un torneo al otro. Integrante del Grupo C, el camino de las suecas comenzó el 28 de junio con Colombia, siguió ante las coreanas el 2 de julio y finalizó cuatro días después contra las estadounidenses: tres partidos y tres victorias: 1 a 0 (Jessica Landström ) a las cafeteras, 1 a 0 (Lisa Dahlkvist) a las asiáticas y 2 a 1 contra las “yankees” con tantos de Lisa Dahlkvist y Nilla Fischer. En cuartos de final le iban a ganar a Australia gracias a las conquistas de Therese Sjögran, Lisa Dahlkvist y Lotta Schelin y quedarían eliminadas en semis ante Japón por 1-3. El gol sueco fue de Josefine Öqvist. El cotejo por el tercer lugar pondría un poquito de dulce en el último tramo del mundial: triunfo 2 a 1 ante Francia y bronce para Suecia. Las dianas de aquel partido llegaron por intermedio de Schelin y Marie Hammarström.

En la cita canadiense de 2015, la producción sueca terminaría en octavos de final, marcando nuevamente una baja en el rendimiento. Integrando el Grupo D junto a Nigeria, Estados Unidos y Australia, a pesar de quedar terceras en la tabla de posiciones, las de Europa consiguieron pasar de fase. Todos los partidos de la primera etapa resultaron empates: con Nigeria fue 3 a 3 con goles de Desire Oparanozie, Nilla Fischer y Linda Sembrant. Ante las estadounidense el marcador no se movió del cero y contra Australia fue 1 a 1; Sofia Jakobsson fue la que anotó el tanto de la paridad.
Habiendo por primera vez octavos de final en la historia de la competencia, Suecia cayó allí frente a la poderosa Alemania por 4 a 1. La conquista de Linda Semdrant, que ilustraba el 3-1 parcial, resultó ser el último gol de Suecia en mundiales. Claro que dentro de un mes, las chicas de amarillo y azul tendrán nuevas chances de marcar más tantos.

“Leyenda”. Pia Sundhage, una histórica de Suecia, actualmente es la DT de la selección. (Marca)

FOTO DESTACADA: “Selección de Suecia”
FIFA
FOTOS:
Chilevisión
FIFA
Marca


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*