Grenoble, fútbol al pie de los Alpes

El sábado 7 de junio del año 1788 la ciudad de Grenoble se vio invadida en sus calles por multitudes de personas que enfrentaron a los soldados reales. Cuando la infantería se vio incapaz de sostener el orden comenzó a reprimir abriendo fuego. Entonces miles de trozos de tejas comenzaron a llover sobre la humanidad de los uniformados. La “Jornada de las tejas” se había puesto en marcha y las intenciones reales, que pretendían grabar con un impuesto a ciudadanos y campesinos de Grenoble, tuvieron que dar marcha atrás. Varios historiadores coinciden en que este foco de malestar ciudadano (y campesino) habría sido el que encendió la mecha de la famosa Revolución Francesa que le iba a costar la cabeza (literal) al Rey Luis XVI.

Grenoble, hoy en día es un punto turístico más tranquilo, al menos en apariencia. Se encuentra ubicada a los pies de los Alpes Franceses, por lo tanto, muchos turistas se acercan en época invernal para disfrutar de los centros de esquí. Pero también se pueden visitar los museos que posee la ciudad y que son 12 de lo más variados: arqueológicos, de arte moderno y antiguo, de historia.

Pero sin dudas, lo que más llama la atención del visitante son esos teleféricos que surcan por encima del río Isére y que lo llevan al viajante desde la planicie al Fort de la Bastille a casi 500 metros de altura en los pies de las montañas de Chartreuse. Desde esa altura se puede obtener la mejor vista panorámica de la ciudad.

Los teleféricos surcando el Isére. Foto: Frenchhope @flickr

De más está decir que los deportes de invierno son los más populares, tanto es así, que Grenoble fue sede de los Juegos Olímpicos invernales de 1968 y el Hockey sobre hielo es uno de las actividades deportivas más populares. Sin embargo, el fútbol no se queda atrás. El Grenoble Foot 38 es el club de la ciudad cuya fundación data de 1917. Tuvo algunas temporadas en la Ligue 1 (máxima categoría del fútbol francés) pero sus mayores logros fueron la obtención en dos oportunidades de la Ligue 2 (1960 y 1962) y entre los jugadores más conocidos que vistieron su camiseta podemos nombrar a Youri Djorkaeff, Olivier Giroud (ambos franceses) y Gustavo Poyet (uruguayo).

El Estadio de la ciudad es el que me motivo a escribir todo lo que antecede a esta nota y es por él que llegamos hasta acá. El Stade des Alpes es una de las sedes del Mundial, su capacidad es de 20.068 butacas y fue inaugurado en el año 2008. Lo utilizan el Grenoble Foot y el FC Grenoble Rugby (otro de los deportes populares de la región).

Partido nocturno en el Stade des Alpes. Foto: Milky (Wikipedia)

En el Stade des Alpes se jugarán cinco encuentros de la Copa del Mundo:

Primera fase

9 de junio. Brasil vs Jamaica (Grupo C)

12 de junio. Nigeria vs Corea del Sur (Grupo A)

15 de junio. Canadá vs Nueva Zelanda (Grupo E)

18 de junio. Jamaica vs Australia (Grupo C)

22 de junio. Partido por Octavos de Final

Para cuando ruede la pelota en Grenoble, la temperatura rondará los 30 grados así que habrá que ir un tanto suelto de ropa a ver los partidos. Si se le ocurre volver en invierno, vuelva abrigado porque el frio alcanza los -5°C. Así es Grenoble, con esta variación térmica y este hermoso paisaje que invita a conocerlo sin vacilaciones.

Foto principal: www.fifa.com


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*