Encuentros que cambiaron la vida del Grupo D

MUNDIAL FEMENINO “FRANCIA 2019”
Partidos históricos

Estando cada vez más cerca del arranque del torneo, cada una de las selecciones participantes, seguramente tenga presente un partido en particular, un duelo que quede en la cima de las preferencias, aunque no necesariamente haya sido dentro de la competencia mundialista. En la presente nota, destacaremos cuáles son, a criterio de quien suscribe, aquellos encuentros que marcaron un antes y en después de las escuadras del Grupo D.

“Repechaje”. La serie ante Panamá también quedará en la memoria colectiva albiceleste. (AFA)

ARGENTINA. Más allá de las participaciones en las citas de Estados Unidos 2003 y China 2007, la selección nacional podría contar entre sus duelos épicos la final de “Copa América 2006” y el repechaje ante Panamá en 2018 que fue lo que clasificó a “Las Gigantes” para Francia 2019. Si bien estar dentro de un mundial es algo fenomenal, en esta ocasión tomaremos la final del certamen continental por dos razones: la primera es que gracias a haber llegado a dicha instancia, se consiguió el cupo en China ’07 y la segunda es que Argentina ganó aquel torneo, superando en el partido culmine ni más ni menos que a Brasil, campeón de todas las ediciones previas y posteriores a la de 2006: es decir que ese equipo argentino fue el único capaz de cortar la hegemonía verdeamarelha del continente, vigente y punzante hasta la actualidad.

Desarrollado en la ciudad costera de Mar del Plata, Argentina, el certamen empezó el 19 de noviembre. Las anfitrionas, integrantes del Grupo A, compartían zona con Uruguay, Ecuador, Colombia y Chile. El puntapié inicial de la copa lo dieron chilenas y ecuatorianas en el Estadio José María Minella y el debut argentino sería en el mismo escenario, al finalizar ese primer turno donde se impondrían las de Ecuador. El cotejo inicial para las locales fue nada menos que el “Clásico del Río de La Plata”: Uruguay y Argentina se midieron con triunfo de las albicelestes por 2 a 1 con goles de María Soledad Almeida y Belén Potassa en favor de las anfitrionas y uno de Angélica Souza para las charrúas. En el segundo turno la victoria fue frente a Chile, con paliza incluida: 8 a 0. Las goleadoras fueron Mariela Coronel, Almeida, Andrea Ojeda, Rosana Gómez, Clarisa Huber, Analía Hirmbruchner y Potassa, en dos ocasiones. Para la tercera jornada, el marcador se mostró mucho más ajustado; apenas la mínima diferencia para derrotar a Ecuador; Gómez sería la autora de la conquista nacional. El cuarto turno fue libre para Argentina y en el quinto aplastó a Colombia 6 a 0 con dianas de Gómez, Huber, Ojeda, Florencia Quiñónez y dos de Fabiana Vallejos. Con estas cuatro victorias, Argentina llegó al cuadrangular final como líder del su zona y en la etapa definitiva, se enfrentó nuevamente a Uruguay y además se midió ante Paraguay y Brasil, “el cuco” de todas las demás selecciones.
Tras una igualdad sin tantos con las guaraníes en la primera fecha, se impuso a las “celestes” por 2 a 0 gracias a las conquistas de María Gérez y Ludmila Manicler. Las brasileñas, que habían ganado sus dos partidos por 6 a 0, necesitaban un empate para coronarse en la última jornada. Argentina, en cambio, precisaba ganar para arrebatarle el título a las vecinas multicampeonas.
Fue así que llegaron a la cita el 26 de noviembre y, como todos los partidos de este certamen, el escenario fue el Estadio Minella. La encargada de repartir justicia, proveniente de Uruguay, fue Patricia Da Silva. Luego de un primer período sin conseguir romper el cero, la ilusión de nuestras chicas se encendió a los 21 del complemento, cuando Eva Nadia González logró marcar. Dos minutos después, Belén Potassa volvería a golpear a las verdeamarelhas y, por más que intentaron, las defensoras de la corona no lograrían reponerse. Se habían jugado cuatro ediciones previas a esta y luego se disputaron tres más, en las que siempre fue Brasil quien se quedó con la presea continental, pero aquella vez, en pagos propios, las albicelestes alcanzaron el cielo, la luna y las estrellas, ganando con sobriedad, claridad y justicia, el partido soñado.

INGLATERRA. Para “the lionesses”, seleccionamos aquel encuentro que las consagró como terceras en el mundial de Canadá ’15. Claro que tuvieron una etapa clasificatoria casi perfecta, pero dentro de las competencias más exigentes, quedarse con el bronce en un mundial, no es para nada poca cosa; al contrario, es un logro que costó años de trabajo arduo y preparación.
Si bien las campeonas serían las estadounidenses, el camino que recorrieron las leonas inglesas no deja de ser importante. Fueron parte del Grupo F junto a Francia, Colombia y México, perdiendo el primer partido ante las galas por 1 a 0, pero ganando los dos siguientes por el mismo marcador: 2 a 1. En el cotejo con las mexicanas, quienes anotaron los tantos fueron Francesca Kirby y Karen Carney. Frente a las cafeteras, repitió Carney y el otro gol lo anotó Fara Williams. Siendo segundas del grupo, la suerte les puso como rival de octavos de final a Noruega y aquí se repitió el tanteador, aunque debieron remontar un 0-1 en contra. Stephanie Houghton y Lucy Bronze, consiguieron vulnerar a la arquera noruega Ingrid Hjelmseth y clasificaron a su escuadra a cuartos donde el obstáculo sería precisamente el conjunto anfitrión. Nuevamente por 2 a 1, la gloria se la quedaron las europeas: Jodie Taylor y Bronze fueron las artilleras. El camino hacia el título se truncó en semifinales, cuando por el mismo marcador, esta vez cayeron derrotadas frente a Japón, que era el defensor del trofeo. Fara Williams había empatado parcialmente, desde el punto penal. El match por el tercer puesto fue ni más ni menos que frente a la complicadísima Alemania, ya convertida en potencia de la disciplina y además, bicampeona de la competencia en 2003 y 2007. Con al arbitraje de la norcoreana Hyang-Ok Ri, ese sábado 4 de julio, en el Estadio “Commonwealth” de Edmonton y ante más de 21 mil espectadores, el grito sagrado que indicó la única diferencia lo plasmó Fara Williams, nuevamente de penal.
Ese tercer puesto sentó un precedente y un piso para la selección inglesa, que demostró en las eliminatorias que puede dar batalla y ser candidata al título. Si bien hay otros equipos que, por su naturaleza ganadora y trayectoria victoriosa, tienen tal vez más “chapa”, the lionesses son, sin dudas, una de las selecciones que mayor potencial puede desplegar en Francia.

“Leonas al acecho”, Inglaterra quiere dar el zarpazo en Francia. (FIFA)

ESCOCIA. Para las escocesas, que no participaron nunca de un mundial, el partido más resonante que tuvieron fue, por lo menos desde nuestra perspectiva, el último de la etapa clasificatoria de UEFA. Durante todas las eliminatorias, el líder del grupo fue Suiza. Incluso, habiendo caído con Escocia en la anteúltima jornada, quedaron como punteras porque la diferencia de gol las favorecía. Para clasificar al mundial francés, entonces, el seleccionado de Escocia no dependía de si mismo al cien por ciento. Debía ganar en su visita a Albania, marcar la mayor cantidad de goles posibles y esperar porque Suiza no ganara o, si lo hacía, fuera por muchos menos tantos de los que se pudieran anotar en tierras albanesas. Dirigidas técnicamente por Michelle Kerr, Escocia se impuso apenas por 2 a 1, con goles de Kim Little y Jane Ross, mas la igualdad de las suizas con Polonia, permitió a las de Kerr ser punteras y sacar pasaje directo al mundial galo.

“Escocia” tiene herramientas para ser la gran sorpresa. (FIFA)

JAPÓN. Y para las niponas, sin duda alguna, el cotejo más recordado y celebrado, fue la final de “Alemania 2011”, cuando vencieron a Estados Unidos por penales y se consagraron campeonas del mundo. El recorrido de las japonesas empezó en el Grupo B, donde vencieron a Nueva Zelanda, a México e Inglaterra. En cuartos de final derrotaron al conjunto anfitrión y en semis la víctima fue Suecia. El 17 de julio en el Estadio “Commerzbank Arena” de Frankfurt, con terna arbitral local, estadounidenses y niponas se veían las caras en el partido más importante de todos.
El entrenador de Japón era Norio Sasaki y más allá del 2 a 2 que resultó de la disputa de los tiempos regulares y extras, la gran estrella de la noche bávara fue la arquera asiática Ayumi Kaihori, atajando los penales disparados por Shannon Boxx y Tobin Heath. Aby Wambach concretó su intento, mientras que Carli Lloyd desvió el suyo. Por el lado de los tantos japoneses, quienes acertaron al arco fueron Aya Miyama, Mizuho Sakaguchi y Saki Kumagai. La guardameta americana, Hope Solo, contuvo el tiro de Yūki Nagasato.
Con ese 3 a 1 desde los doce pasos, Japón alzó la copa mundial y dejó a la gran Estados Unidos, mirando desde el segundo lugar.

“Dueñas del paraíso”, Japón celebrando el título mundial en Alemania. (Sólo Fútbol Femenino)

FOTO DESTACADA: “Selección Argentina campeona de los Juegos Odesur 2014 (Semifinales frente a Brasil)”
La Capitana
FOTOS:
AFA
FIFA
Solo Fútbol Femenino


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*