“Cleo”

Audaz y provocadora, con un estilo que rompió el molde y resultó ser transgresor. Durante 40 años, la mujer australiana se sintió representada por una revista que alzó la bandera del feminismo popular.

Para noviembre de 1972 se pensó en Australia otra forma de hacer periodismo. Las revistas para la mujer incluían temáticas monocordes que rayaban la cursilería: consejos para tejer, recetas de cocina, acontecimientos de la alta sociedad (bodas, bautismos y funerales) … en definitiva, un machismo encubierto en el mensaje del “todo lo que ellas necesitan y deben saber”.

Ita Clare Buttrose – nacida en Sydney un 17 de enero de 1942 – fue la elegida por la editorial Australian Consolidated Press (ACP) para dirigir el lanzamiento de la revista “Cleo”. La idea original era crear la versión local de la “Cosmopolitan” – editada en los Estados Unidos 7 años como LA revista para la mujer por excelencia – pero el grupo inversor no pudo adquirir los derechos de publicación y “Cleo” nació con su estilo propio.

No más cuestiones triviales. La mujer australiana sentía curiosidad por otros temas. Claro que algunos eran tabú y pocos se animaban a escribir sobre ellos. Poco le importó a Buttrose, que desde ese momento abordó temáticas complicadas pero necesarias: sexualidad, trabajo, aborto, violencia de género, anticonceptivos, entre otras.

Nacía el concepto de “feminismo popular”. Atrás quedaban las ideas conservadoras y se abría paso a la era liberal. “Eres una mujer inteligente que está interesada en todo lo que está sucediendo, el tipo de persona que quiere mucho más de la vida“, escribía Ita en su primera editorial.

La lectora de “Cleo” no iba a encontrar consejos (in)útiles para preparar su casamiento, para la crianza de los hijos o los quehaceres domésticos. La identidad de la mujer australiana se construía a partir de la igualdad. La sociedad comenzaba a cambiar y ellas vieron su pensamiento reflejado en una simple revista.

“Cleo” también fue pionera de la revolución sexual. En los 70´s pocos hablaban/escribían sobre las fantasías, el orgasmo, los juguetes sexuales o el lesbianismo. Fue la primera revista que se animó a mostrar desnudos masculinos (a veces en la portada y otras en el pliego central).

El actor Jack Thompson fue el primero en posar desnudo para la revista “Cleo”, en 1975 (Foto: The Australian)

Casi 40 años con sello propio e ideas que rompían con la linealidad. Lástima que no todo dura para siempre y que el público se renueva. A partir de 2010 la revista comenzó a perder sus lectores más asiduos y la nueva audiencia ya no se interesaba por los temas en los que “Cleo” supo estar a la vanguardia.

Más allá que los medios digitales conspiraron con las ediciones impresas de las revistas, el negocio ya no era rentable. Con Jesinta Campbell – modelo que representó a Australia en la elección de Miss Universo 2010 – en la portada salió a la venta la edición de marzo de 2016: ese fue el último número de “Cleo”.

A fines de la década de 1970, el seleccionado de Fútbol Femenino de Australia jugó su primer partido internacional. En el Seymur Shaw Park – el 7 de octubre de 1979 – Australia y Nueva Zelanda igualaron 2-2, y al día siguiente el Sydney Morning Herald publicó una reseña con un título poco feliz y una bajada aún más espantosa …

(Foto: Sydney Morning Herald)

“SON femeninas” … como si al lector hubiese que explicarle que no se trataban de hombres disfrazados de mujeres.

La lucha por el reconocimiento que iniciaron las “Matildas” desde hace 40 años hoy tiene un escenario más abierto. Costó pero de a poco se fueron derribando las barreras. Los niveles de audiencia en las transmisiones y la convocatoria a los estadios para ver los partidos de la W-League superan sus números temporada tras temporada. Y ese crecimiento ubica a Australia como una de las plazas que más evolucionó dentro del fútbol femenino.

“Cleo” fue contemporánea con el nacimiento del viaje que iniciaron las “Matildas” hacia la igualdad. La emprendedora Ita Buttrose se animó a volcar en papel esas ideas que flotaban en el imaginario social de las mujeres australianas y encendió la chispa. El fuego duró un poco más de 4 décadas y el feminismo popular alcanzó su punto máximo de cocción.

Hoy en día se trasladó a un campo de juego, donde ellas tienen mayor protagonismo que los varones. Nunca mejor aplicada la frase “lo vamos a tirar a patadas” porque – pelota mediante – las “Matildas” llevan consigo el calor de la pasión que moviliza a toda Australia. Y por supuesto que ganan por goleada SU partido: el de mantener viva la llama de una lucha que no descansa.

(Foto Principal: bandt.com.au)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*