Fernández, el bombero

Independiente empató ante Arsenal de Sarandí uno a uno, con goles de Gastón Álvarez Suárez para los de Sergio Rondina y un verdadero golazo de Leandro Fernández para el rojo.
Los de Avellaneda jugaron mal, Arsenal los tuvo contra un arco y rescataron el empate tras un milagroso gol de Fernández, que por doble amarilla se fue expulsado y no estará ante Gimnasia de La Plata.
La primera parte, encontró a un Independiente bastante más deslucido que ante Fortaleza. La gente, siguió jugando su papel de presión post derrota en el clásico. La incorporación de varios juveniles por parte de Pusineri (con la intención de reservarse los principales para la vuelta en Brasil), parecía en los planes favorecer el ritmo de Independiente, cosa que no sucedió.
Arsenal, en cambio, de menor a mayor, fue generando más ocasiones de gol hacia el arco de Campaña. Tal vez favorecido por el terreno híper mojado después de tanta lluvia, los de Rondina intentaron desde afuera con Piovi, Álvarez Suárez y Kaprof (éstos últimos salieron lesionados).
Así el inicio, a los catorce del primer tiempo y después de un tiro libre de Papa, Álvarez Suárez quedó sólo en el área de Campaña y, al lado del palo derecho del uruguayo, la mandó a guardar.
Arsenal ganaba uno a cero y la gente comenzaba a impacientarse. Para colmo, el juego se trababa constantemente por reiteradas faltas por parte de la visita y un sorpresivo mal funcionamiento de los intercomunicadores de la terna arbitral, comanda por Nazareno Arasa.
Poco del Rojo, algunas apariciones de Barboza y Roa y otra vez ausente Romero que tuvo una a los cuarenta y un minutos pero le pegó con el hombro y fue al lado del palo izquierdo.
Encima, un grosero error de Campaña casi se transforma en el segundo de Arsenal, de no ser por la mala puntería del jugador visitante.
El tan ansiado entretiempo llegó, y la segunda parte prometía ser mejor que el primer tiempo. El ingreso de Leandro Fernández, intentó generar una población superior en el área, ya que Pusineri sólo estaba jugando con sólo punta.

Sobre el final, el cambio le daría resultado, pero para eso faltaba.
El complemento fue dominado por Arsenal, con dos clarísimas de Nicolás Giménez, una a los veinticuatro y otra a los treinta y uno cuando desde afuera del área comprometió a Campaña que supo responder dando rebote largo que nuevamente Giménez la mandó afuera.
El del Viaducto iba al frente y el segundo gol estaba al caer, pero una falta errónea le jugó una mala pasada al árbitro, que pitó y sancionó tiro libre cerca del vértice derecho de Sappa cuando iban noventa y cuatro minutos.
La pelota la agarró Leandro Fernández que, de derecha, la puso abajo, bien pegada al palo derecho del arquero de Arsenal y delirio de la hinchada.
Agónico y milagroso empate de Independiente, en un momento difícil y donde la cancha era un infierno… pero no encantador.
Fotos: ESPN
Por: Alejandro Bustos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*