Estuvo para cualquiera

Solo así se pueden definir los 90 minutos transcurridos este lunes a la noche en el José Dellagiovanna, donde el público del Club Atlético Tigre fue testigo de un empate con sabor a poco ante Ramón Santamarina de Tandil . Y digo sabor a poco,porque la victoria podría haber afianzado a cualquiera de los dos en la pelea por el ascenso directo de la zona 2 de esta peleada Primera Nacional. Con un Tigre proponiendo y dominando pero no concretando y un Santamarina que pese a un gran trabajo defensivo y en el contraataque perdonó a su rival en muchas ocasiones, el 1 a 1 calza justo para un partido plagado de emociones que mereció muchos más goles.

La previa del partido ya atestiguaba un choque caliente entre ambos equipos. El Matador venía de un aburrido y duro empate en Jujuy frente a Gimnasia con la esperanza de recuperar la senda del triunfo de local mientras que el cuadro de Tandil quería continuar su racha de victorias tras la goleada a Chacarita (3-0) y la victoria agónica frente a Brown de Adrogué (2-1). Desde el pitazo inicial se lo vió a Tigre tomando la posta, exigiendo con remates principalmente desde la pelota parada a Joaquín Papaleo, arquero del cuadro tandilés, con un planteo muy parecido al realizado frente a All Boys. Sin embargo, a diferencia del club de Floresta, Santamarina contraataca y asusta a Marinelli cuando aprovecha los espacios dejados en defensa por el cuadro local. El juego áspero de ambos clubes dominaba el escenario durante el primer tiempo en Victoria y cuando parecía que el empate en cero era fija para el entretiempo, Yamil Possi cobra un dudoso penal para Tigre tras una infracción de Valentín Depietri a Matías Perez Acuña. Enzo Díaz se prepara con carrera, apunta al medio, dispara justo y Papaleo ataja. Terminan los primeros 45 minutos y la igualdad parece inquebrantable.

Fuente: @catigreoficial

Para encarar el segundo tiempo, el local realizará dos cambios claves al comienzo del mismo. Jonathan Ramis y Enzo Diaz serán reemplazados por Emanuel Dening y Carlos Luna en un intento de afilar una ofensiva que llega y no concreta. Ambos cambios darían sus frutos ya que a los 61 minutos de partido tras un centro de Dening y un testazo del Chino Luna, Tigre logra ponerse en ventaja y dejar el partido para el cachetazo final. Sin embargo, el cuadro visitante sigue presionando ante los múltiples descuidos defensivos de su rival y ocho minutos después del primer gol, tras un pelotazo de Papaleo interceptado por Depietri quien mete el esférico con mucho esfuerzo en el área y queda boyando entre los defensores, el eterno Mariano Gonzalez de 38 años remata con violencia para estampar el 1 a 1. A partir de ese momento, el partido se convirtió en un violento ida y vuelta donde hubo emociones para ambos lados, sin embargo una jugada pudo haberlo definido para el visitante. A los 78 minutos, tras dos malas salidas del arquero Gonzalo Marinelli, Gonzalez le sirve en bandeja al ingresado Strada la oportunidad de definir sin arquero, la cual es desaprovechada en un pésimo remate que apenas de desvía del poste derecho del arco. El pitazo final marca la igualdad a los 94 minutos, que parecería dejar mejor parados a los tandilenses por el punto en terreno visitante. Sin embargo, ambos equipos se irán del estadio con la sensación de que, si bien se llevan un punto para engrosar la tabla, era un partido para ganarlo y acomodarse en lo más alto de ese sueño desvelador que significa subir a Primera.

Crónica por: Leonel Moure


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*