Empate en la tarde lomense

Se comenzó a disputar la fecha 41 del Nacional B y en uno de los partidos del día sábado, Los Andes y Argentinos repartieron puntos.

Tarde fresquita en Lomas de Zamora, el sol iluminaba el Estadio Eduardo Gallardón y le daba calor, aunque solo del lado de la tribuna popular, porque la platea estaba dominada por la sombra misma y un frío que de a poco se iba sintiendo en el cuerpo. Más aún cuando pasamos del pleno día soleado a la plena noche estrellada y ahí sí, abrigos y bufandas poblaron el estadio.

Los Andes llegaba a este encuentro luego de haber sido derrotado por Nueva Chicago la fecha pasada. No había jugado un gran partido pero no mereció irse con las manos vacías de Mataderos. Para colmo perdió a Junior Mendieta, quien por acumulación de tarjetas amarillas no pudo ser parte del team. Pero no todas eran malas en el Mil Rayitas, porque recuperaba a su figura, el Chapu Cristian Bordacahar. Entre los 18 concentrados hubo 10 que surgieron de la cantera, algo que Aníbal Biggeri rescató al finalizar el partido expresando su alegría por estar dándole lugar a los chicos del club.

En Argentinos Juniors todo es calma y es espera, tanto dentro de la cancha como fuera de ella. Es calma en el momento de hacer declaraciones a la prensa y es esperar que finalmente se termine este torneo y poder dar el grito sagrado que lo deposite nuevamente en Primera División. El conjunto de Heinze, derechito como viene, no se toca, por eso hoy presentó a los mismos 11 que vapulearon por 4 a 0 a Juventud Unida la fecha pasada. Los pibes del Gringo juegan bien y buscaban poder ratificar el buen momento frente al equipo lomense.

El primer tiempo se mostró muy favorable al Bicho. Si bien no se crearon demasiadas ocasiones de gol, daba la sensación de que el equipo se movía cómodo. Por un lado, la defensa estaba muy bien parada y no dejaba que el circuito de creación de Los Andes intente progresar. Así fue que, tanto Cristian Bordacahar como Andrés Vombergar y Rodrigo Bogado, no pudieron conectarse entre sí y el área del Bicho les quedaba cada vez más lejos. El mediocampo de Argentinos fue una maquinita, entre Alexis Mac Allister y el enorme trabajo de Esteban Rolón, combatieron cada pelota que tenía como destinatario los pies de Iván Colman, Braian Romero o Javier Cabrera. Los Andes no podía encontrarle la vuelta y los de La Paternal tocaban y llevaban el control del partido. A los 41´ llegó el gol del Bicho, un mal rechazo de Juan Bravo quedó en los pies de Javier Cabrera, y éste tiró un centro pasado que Alexis Mac Allister tomó de aire entrando por el segundo palo y la mandó a guardar. Fin de este tiempo y 1 a 0 merecido para Argentinos.

En Lomas hubo un tiempo de sol y otro de estrellas.

La segunda etapa fue bien distinta a la primera. Si bien Argentinos mostraba mejor manejo de la pelota, éstos retrocedieron unos metros en el campo de juego y dejaron que Los Andes comenzara a creer en el empate. Mientras el local las peleaba todas y como podía se acercaba al arco de Federico Lanzilota, que hasta ahí no había tenido demasiadas preocupaciones, la visita apostaba al contraataque. Y el encargado de la contra siempre fue Javier Cabrera, que tiene una velocidad y una precisión en los centros realmente envidiables (para mí, claro, que piso una pelota y caigo al suelo). Pero en Lomas hay un equipo que defiende la localía como pocos y el Bicho lo sufrió. Sobre el final del partido, a los 85 minutos, entró en acción Matías “El Salvador” Linás. El Mil Rayitas tuvo un lateral desde la derecha que fue cabeceado por Vombergar y Vivas la bajó para que Linás fusilara a Lanzilota y todo el Gallardón estallara de alegría. Este delantero se ha convertido en el As de espadas de Biggeri, sin lugar a dudas. Según Aníbal, antes de ingresar le dijo: “Entrá y salvame” y tal como lo hizo frente a Estudiantes (SL), Ferro y Gimnasia (J), el pibe Linás entró y facturó. Para alegría de Biggeri, sus compañeros y el pueblo Mil Rayitas.

Mirando hacia adelante, Argentinos tendrá un partido “chivo” frente al lobo jujeño en el Diego A. Maradona, luego viajará a Mataderos para enfrentar al Torito. Los Andes tiene por delante dos partidos muy difíciles: deberá viajar a Alta Córdoba para medirse con Instituto y luego recibirá en el Gallardón a Chacarita.

Síntesis del partido:

LOS ANDES (1): Federico Díaz; Juan Bravo, Gabriel Tomasini, Sebastián Valdez y Maximiliano Barreiro; Carlos Espínola, Marcos Britez Ojeda, Gustavo Turraca y Rodrigo Bogado; Cristian Bordacahar y Andrés Vombergar.

Suplentes: Juan Pablo Ferreyra, Patricio Luce, Alexis Avalos, Luis Zeballos, Julian Vivas, Joaquin Ibañez, Matías Linás.

DT: Anibal BIggeri

ARGENTINOS (1): Federico Lanzilota; Jonathan Sandoval, Miguel Ángel Torrén, Nicolás Freire y Guillermo Benítez; Esteban Rolón, Kevin Mac Allister, Iván Colman y Javier Cabrera; Francisco Fydriszewski y Braian Romero.

DT: Gabriel Heinze

Goles: 41´ del PT Kevin Mac Allister (ARG) y 40´ del ST Matías Linás (LA)

Amonestados: Benítez y Fydriszewski (ARG)

Cambios: Linás x Espínola, Vivas x Bravo y Ibáñez x Barreiro (LA); Piovi x Benítez, Barboza x Mac Allister y Laso x Colman.

Árbitro: Andrés Merlos

Estadio: Eduardo Gallardón (Los Andes)

Fotos: Redacción RDF


Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Como amante de la historia promete investigar y escribir sobre el futbol y sus historias mínimas, esas que, en algunos casos, no se conocen y esas otras que, en otros casos, sólo algunos conocen. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder desentrañar una pila de historias ligadas al futbol. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*