El Tigre y “su manada” van por más

Perú logró el milagro de la clasificación tras derrotar a Nueva Zelanda en el repechaje y volverá a jugar el Mundial de fútbol luego de 36 años. Con el “Tigre” Gareca en el banco de suplentes y recuperando a su figura Paolo Guerrero, a quien la FIFA le redujo la suspensión por doping, la “rojiblanca” va por más en Rusia 2018.

Allá por marzo del 2016, pocos imaginaban en Perú ver a su seleccionado jugando el repechaje y menos aún disputando el Mundial de Rusia. Perú perdía 1-0 con Uruguay en Montevideo y tras 6 fechas de Eliminatorias Sudamericanas, ocupaba el puesto octavo sobre 10 selecciones con solo un triunfo, un empate y cuatro derrotas.

Muchos imaginaban que se iba a repetir la historia de observar la máxima competencia futbolera por televisión, como sucedía desde España 1982. Ese pesimismo se apoyaba, además, en el pobre rendimiento deportivo del combinado bicolor.

Ese marzo de 2016 marcó un quiebre en Perú. Luego de empatar como local en Venezuela y de la mencionada derrota con Uruguay, el Tigre Gareca decidió no llamar más a Claudio Pizarro, Juan Vargas y otros jugadores que no estaban 100 por ciento comprometidos y le dio paso a jóvenes con hambre de triunfo como Edison Flores, Raúl Ruidíaz, Andy Polo y Miguel Trauco.

Y allí comenzó el repunte del seleccionado peruano. Tras disputar la Copa América Centenario (donde fue eliminado por Colombia en cuartos de final), la rojiblanca mostró un juego más ofensivo y sólido que fue el sustento para una serie de triunfos que le permitieron acomodarse en las posiciones de las eliminatorias y soñar con lo que parecía utópico: la clasificación a Rusia.

Dentro de estos triunfos debe mencionarse el partido frente Paraguay en Asunción. En aquel partido, Perú se destapó, jugó en un gran nivel y le ganó 4-1 a la ‘albirroja’ en una cancha donde nunca se había podido salir con los 3 puntos.

Otra victoria importante fue triunfar por primera vez en Quito y volver a empatar en La Bombonera como lo hizo aquel equipo de 1969 que sacó a Argentina del Mundial México 1970.

También fue importante para Perú el fallo de la FIFA que le dio ganado por 3-0 el partido con Bolivia en la altura de La Paz, encuentro que en la cancha había perdido 2-0. El máximo ente del fútbol mundial sancionó en octubre de 2016 al conjunto del altiplano por la alineación indebida del defensor Nelson Cabrera y le otorgó a la bicolor 3 puntos claves en su lucha por clasificar.

EL SPRINT FINAL

Luego del parate por el receso de fin de año, Perú disputó 5 partidos por las Eliminatorias en el año 2017, con 3 triunfos y 2 empates. Estos resultados le permitieron llegar a la última fecha con chances de clasificar y dependiendo de sí mismo. 

El 10 de octubre en un Monumental de Lima colmado y ante la posibilidad histórica de la clasificación, la rojiblanca recibía a la Colombia de José Pekerman que también llegaba a esa instancia con chances de acceder a Rusia 2018. En un partido trabado, con muchos nervios de ambos lados y a sabiendas de los resultados que se daban en los otros encuentros simultáneos que se desarrollaban, Perú y Colombia empataron 1-1.

Este resultado despertó sospechas en algunos, más que nada por la poca “agresividad” que se notó en los últimos minutos del partido ante un resultado que favorecía a ambos: Colombia lograba la clasificación directa a Rusia mientras que Perú mantuvo la quinta ubicación en las posiciones gracias a la diferencia de gol (superando a Chile) y accedió a la chance histórica de disputar un repechaje donde esperaba Nueva Zelanda…

LA SUSPENSIÓN DEL ÍDOLO Y LA NOCHE MÁGICA

AL MUNDIAL El gol de Farfan que hizo temblar a Perú. (Foto: Buena Vibra)

El partido de ida por el Repechaje estaba pautado para el 11 de noviembre en Wellington, Nueva Zelanda.

Sin embargo una noticia conmocionó a Peru: el viernes 3 de noviembre, la Federación Peruana de Fútbol informó que la prueba antidoping realizada a Paolo Guerrero, máxima figura del combinado, en el partido frente a Argentina dio positivo. Y eso significó que el jugador fuese suspendido por la FIFA provisionalmente por 30 días mientras se investigara el caso.

Esto representó un golpe durísimo para todos, ya que se afrontarían los dos partidos más importantes de los últimos 36 años del fútbol peruano sin su emblema y capitán. Pero quizás fue un factor motivador para superar esta adversidad.

Así fue que luego de empatar 0-0 en el partido de ida, Perú derrotó 2-0 a Nueva Zelanda con goles de Jefferson Farfan y Christian Ramos para desatar la locura y la alegría en el Nacional de Lima.

El Tigre Gareca y sus jugadores lo habían logrado. Lo que parecía imposible se hizo posible. La hazaña. Perú luego de 36 años vuelve a disputar el Mundial de fútbol. 

Las 50 mil personas que asistieron a este partido así lo vivieron. Y el resto de los peruanos también. Porque fue tal la magnitud del logro que se declaró feriado nacional el día siguiente para continuar con los festejos a lo largo de todo el país.

EL GRAN CONDUCTOR

ESTRATEGA. Con su gran trabajo el Tigre llevo a Perú al Mundial. (Foto: Peru21)

En la Copa América 2016 José Pekerman, DT de Colombia, había declarado: “Él (por Ricardo Gareca, DT de Perú) los va a llevar al Mundial. Tienen equipo para hacerlo”.

Sin dudas, Ricardo Gareca es parte fundamental en este logro y esa opinión de Pekerman no hizo más que presagiar lo que sucedió, producto de un trabajo serio y dedicado del entrenador argentino.

A lo largo de las 18 fechas, Perú consiguió siete victorias, cinco empates y seis derrotas. De local solo perdió ante dos equipos: Chile y Brasil. Empató ante Venezuela y Colombia. Festejó cinco triunfos. Además, mantuvo una racha de cinco partidos consecutivos sin perder.

La última derrota que sufrió fue en la fecha 12 jugando de local ante el ‘Scratch’. Como no sucedía en Eliminatorias pasadas, la ‘rojiblanca’ ganó de visitante en dos ocasiones.

Gareca le cambió la cabeza al jugador peruano, le hizo creer que no era menos que nadie, cambió un estilo de juego amarrete por uno más ofensivo que le permitió alcanzar triunfos importantes y tuvo la fortaleza de meter mano en el equipo sacando a jugadores históricos.

Gran parte de la clasificación se debe al Tigre Gareca, que sueña con superar la primera rueda del Mundial, donde compartirá zona con Francia, Dinamarca y Australia. Con su trabajo, jóvenes valores que aparecieron y la recuperación de Paolo Guerrero, a quien el Tribunal de Apelaciones de la FIFA redujo su sanción de un año a 6 meses por lo cual en los primeros idas de mayo estará habilitado para jugar, Perú se ilusiona.

 

 

 

 

 

 

 

 


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*