El sueño terminó

Este mediodía, Diego Maradona dejó de ser el técnico de Gimnasia. Lo anunció Gabriel Pellegrino, quien no participará de las elecciones presidenciales del sábado 23. Bajezas, egos, una situación casi extorsiva y una unidad tan falsa como -hoy-antiestatutaria, los condimentos para el adiós del hombre que hizo felices a los triperos.

Poco más de dos meses estuvo Diego Maradona en Gimnasia. Poco más de dos meses llevan los políticos de Gimnasia reuniéndose en pos de una unidad que nadie quiso, inviable desde las enemistades y los choques de egos y de billeteras.

La revolución maradoniana fue emotiva. Ni charters gratuitos, ni lluvia de inversiones ni amistosos con Nápoli. Solamente una hinchada que lo amó con locura, con devoción. Más allá de más partidos perdidos que ganados, el tripero fue feliz, aunque Diego ya no sea barrilete cósmico, sea tan terrenal como todos nosotros y la pelota algunos -no él- la manchen bastante seguido. Y a la felicidad no se la discute.

Sí se discutió y mucho la unidad en Gimnasia. Esa utopía de crecimiento que no le pedirían a Macri y Fernández, pero se suele exigir en calle 4. Y no hubo unidad, porque las idas y venidas de Pellegrino frustraron un acuerdo hace 45 días, porque Cowen siguió con su armado y con la presencia (o mejor ausencia) de Pellegrino como límite, con mesas de que disfrazadas de unidad sostenían al presidente, con Robustelli que terminó armando con su gente. El sábado, Gimnasia Grande (Cowen) y Convergencia Gimnasista (Robustelli) presentaron sus listas, mientras el Plan integral coqueteó entre la búsqueda de una postrera unidad y el armado propio y el oficialismo pellegrinista no se presentó porque más de 20 dirigentes le dieron la espalda al todavía titular albiazul.

Claro que para muchos, las listas tienen sabor a poco. Pero se presentan los que quisieron y pudieron, mientras otros se quedaron afuera vociferando a los cuatro vientos virtudes y billeteras propias y defectos y bolsillos flacos ajenos, pero desde la mesa de café. Mano a mano, Cowen vs. Robustelli. Pero a Pellegrino le quedaba solo una carta, el 10 de Oro.

“Me voy y se va Maradona” dejaron trascender cuanta vez pudieron, con el DT blindado al punto de que los candidatos presidenciales no lo vieron ni siquiera hablaron por teléfono con él. Ayer, los candidatos llegaron a Abasto con esa intención. No solamente no lo vieron, sino que se encontraron con la enésima reunión por una unidad ya imposible hasta estatutariamente. En el Campus estuvieron Pellegrino, Ferrer y Marzola por el oficialismo, Robustelli y Hugo Barros Schelotto por Convergencia y Mariano Cowen y Pablo Lamberti de Gimnasia Grande. “Unidad” fue la palabra mágica, otra vez. Unidad para sostenerse adentro de una CD cuando la propia gente no apoyó al presidente saliente. Unidad imposible, porque seis meses más de gobierno de esta CD era imposible y bajar las listas para un armado nuevo antiestatutario, porque a fecha límite de gobierno de esta CD es el 30 de noviembre y las modificaciones mediante Asambleas (extraordinaria para extender mandato y ordinaria para una lista única) llegarían a diciembre con el consabido riesgo de intervención por parte de la Dirección Provincial de Personas Jurídicas. Igual, quedaron en seguir hablando hoy.

Hoy al mediodía, Cowen y Robustelli decidieron seguir adelante con sus campañas y se firmó un Acta Acuerdo según la cual se abrían las puertas a una unidad de trabajo desde el lunes, abriendo las puertas de “áreas, subcomisiones y departamentos”. Ambos candidatos confirmaron que a Pellegrino le habían ofrecido seguir en la Subcomisión de Fútbol Profesional. Pensaron que era la llave para la continuidad de Diego Maradona en el banco de suplentes. Se equivocaron.

Minutos después de la firma del acta (que ni Pellegrino ni sus cercanos firmaron) el presidente anunció que Maradona había dejado de ser el entrenador mens sana. La causa: la unidad que no fue posible. Al presidente saliente lo acompañaban Alejandro Ferrer, Ricardo Salas, Gerardo Marzola, Ariadna Rueda y Andrés Scabuzzo. Poco, 6 sobrevivientes sobre 36 dirigentes tras tres años de gestión, como para invocar unidades.

Se fue Maradona. Queda Gimnasia. Siempre.

Imagen destacada: Fotografo Arduin, Mauricio – EFE


Facundo Bernardo Aché

Acerca Facundo Bernardo Aché

ver todas las publicaciones

Soy Facundo Aché, 45 años, desde hace 26 años cubriendo fútbol. Con pasos por AM Rocha, Radio Universidad y Belgrano, hace 17 años que trabajo en FM La Redonda, la radio de deportes de la ciudad de La Plata. Tres años cubrí el día a día de Estudiantes (2002-2004) pero antes y después cubrí -y cubro- la información de Gimnasia y Esgrima La Plata, tanto para la radio como para el Blog Tripero del Diario El Día. Además, colaboré en la redacción de Decano De América, la historia de Gimnasia en su 130 aniversario. Así que desde 1992 vinculado al "Lobo", ahora el desafío es brindarles la mejor información desde este espacio llamado El Rincón del Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*