El Show de Corchito

Barracas Central tuvo una actuación contundente y por la tercera fecha de la Primera B Metro, derrotó a Defensores Unidos por 5 a 1. Tres goles los hizo Luciano Romero, la figura de la cancha en el Claudio Chiqui Tapia.

La tarde de miércoles en Barracas nos recibía con un calorcito inusual para esta época. Llegamos para ver un poco de fútbol y nos fuimos muy satisfechos. Barracas Central se destapó y aprovechó el mal momento de Defensores Unidos para propinarle una goleada que no presagiábamos.

Y desde el inicio nomás el equipo local quiso ser protagonista. En la primera jugada, Fernando Valenzuela enganchó en el área por derecha y tiró un pase a Luciano Romero que éste remató sin dudarlo y la pelota fue a parar al fondo del arco previo rebote en Laumann. Era el 1 a 0 en tan solo 1 minuto de juego.

El Guapo jugaba mejor, estaba bien parado y manejaba el trámite con criterio. Defensores Unidos se vio desconcertado con el baldazo de agua fría que significó el gol en contra y lo desacomodó. Sin embargo, la visita fue en busca del empate buscando siempre la generación de fútbol a través de Sebastián Contreras más las subidas por izquierda de Arturo Ordano.

A los 16´ Alejandro Nanía tuvo que realizar un cambio obligado porque Facundo Castro se lesionó solito mientras pegaba un pique (en principio sería un desgarro). En el lugar del goleador ingresó Tomás Díaz que se acopló enseguida.

El Cadu comenzó a acercarse al arco barraquense valiéndose de un par de tiros libres. El ejecutor fue siempre Contreras. A partir de esas jugadas, Facundo Laumann y Héctor Echagüe tuvieron sus chances pero el tiro del primero terminó en las manos de Elías Gómez mientras que el disparo del segundo se fue por arriba del arco.

Barracas esperó pacientemente y sacó dos contras letales. La primera la comandó Díaz quien metió pase a Luciano Romero que picaba por derecha. El Corchito la bajó y definió ante la salida de Juan Figueroa. De esta manera ponía el 2 a 0 a los 36´. Tres minutos después, tras un tiro libre muy malo de Contreras, la pelota salió rechazada del área con rumbo a Luciano Romero y el delantero encaró solito definiendo muy bien (otra vez) ante la salida del pobre Figueroa. El Cadu marcaba mal y no hacia pie en el partido. Barracas fue contundente y aprovechó cada oportunidad. Con el 3 a 0 en el bolsillo nos fuimos al descanso y Corchito feliz ya sabía que se llevaba la pelota a su casa.

SALUDO OLÍMPICO. Equipos en cancha minutos antes de comenzar el partido.

La segunda etapa se jugó casi toda en campo de Barracas Central. No porque la visita haya ido con todo a buscar el descuento, sino, más bien, porque el local se sintió cómodo esperando a su rival para aprovechar la contra. Valenzuela, Díaz y Romero estaban muy rápidos y enchufados.

El 4 a 0 fue obra de Fernando Valenzuela que definió de izquierda un mano a mano con Figueroa a los 21 minutos, el pase gol entre líneas fue de la figura: Luciano Romero. Cadu iba a tener un descuento, fue a los 25 con un cabezazo del Negro Javier Velázquez tras un córner. Y finalmente, el 5 a 1 fue gol de arquero. En una buena jugada combinada, Matías Olivera encaró y el uno visitante lo bajó dentro del área. Rodrigo Sabini no dudó y marcó penal para que Elías Gómez lo rematara fuerte y arriba, imposible para Juan Figueroa.

Barracas Central tuvo contundencia y se adueñó del partido. Estuvo firme atrás y muy rápido del medio hacia adelante, Valenzuela y Romero son las cartas de buen futbol que tiene este equipo, veremos si puede mantener el nivel cuando visite, el próximo domingo, a J.J. Urquiza.

Darío Lema deberá trabajar mucho para levantar el nivel de juego y, sobre todo, el ánimo de los jugadores que se fueron cabizbajos y no quisieron hablar con la Prensa. Al Cadu le falta trabajo, sabemos que acomodarse en una nueva categoría no es nada sencillo, pero tiene potencial y habrá que ver si el domingo, cuando reciba a San Telmo pueda comenzar a parecerse al equipo que ganó el torneo de la Primera C.

Síntesis del partido:

BARRACAS CENTRAL (5): Elías Gómez; Maximiliano Rodríguez, Ezequiel Filippetto, Nicolás Minici y Leonel Bontempo; Fernando Valenzuela, Matías Olivera, Luciano Romero y Juan Pablo Passaglia; Jorge Piñero Da Silva y Facundo Castro.

Suplentes: Mariano Monllor, Cristian Broggi, German Mandarino, Jonathan Morán, Iván Tapia, Tomás Díaz y Diego Brizuela.

DT: Alejandro Nanía

DEFENSORES UNIDOS (1): Juan Figueroa; Maximiliano Carnelutto, Facundo Laumann, Alejandro Kruchowski y Arturo Ordano; Héctor Echague, Rodrigo Basualdo, Emmanuel Cáceres y Sebastián Contreras; Andrés Franzoia y Javier Velázquez.

Suplentes: Emerson Correa, Alfredo Resler, Claudio Villalba, Emanuel Pentimalli, Jesús Portillo, Ricardo Priori y Marcelo Pío.

DT: Darío Lema

Goles: PT 1´, 36´, y 39´Luciano Romero (BC); ST 21´Fernando Valenzuela (BC), 25´Javier Velázquez (DU) y 38´Elías Gómez, de penal (BC)

Cambios: Díaz x Castro, Morán x Da Silva y Tapia x Romero (BC); Portillo x Contreras y Pentimalli x Cáceres (DU)

Amonestados: Bontempo (BC) y Franzoia (DU)

Árbitro: Rodrigo Sabini

Estadio: Claudio Chiqui Tapia (Barracas Central)

Fotos: Redacción RDF


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*