El negocio de la derrota

Las malas noticias son buenas noticias, que se entienda. Un terremoto, accidente, homicidio o catástrofe son acontecimientos que rompen con la rutina cotidiana de una sociedad y los medios se nutren de ellos para captar la atención de las masas. La derrota de Boca Juniors encuadra en este tipo de sucesos. Así como la carroña atrae a los buitres, el resultado de ayer despertó la peor de las reacciones en cadena a través de redes sociales, noticieros, programas deportivos y de chimentos. Todos tomaron su pala, lanzaron las flores al aire y empujaron al cadáver sobre su tumba. Aquí algunos ejemplos de la actuación mediocre de los medios:

  • “Guillermo es el rey del capricho”. “A Centurión le hacés un electroencefalograma y no le encontrás nada”. “¡Mové el culo, Gago!”. “Nos llegan a ganar este campeonato y es para irse a vivir a Alaska”. Alejandro Fantino explotó contra el entrenador y los jugadores de Boca tras la caída en el superclásico en su tira radial de las tardes por AM 910.
  • Los programas de fútbol se llenaron de panelistas hablando del “desastre”, “falta de nivel”, “desconcentración” y “bajo nivel”. El antes periodista devenido en arlequín cascarrabias de Horacio Pagani ya lo había predicho: “¡Boca no sale campeón!”, gritaba a los cuatro vientos contra un siempre oportunista Toti Pasman, desde París en conexión satelital.
  • En la fecha de los clásicos, el partido entre Boca y River fue el preferido de la gente. La televisación del encuentro tuvo un pico máximo de 39 puntos de rating y es -hasta ahora- lo más visto del año. Después, le siguió el partido entre Independiente y Racing con un promedio de 15,5. Telefé hizo transmisión post-partido, algo inusual para un canal sin tiras deportivas.
  • Al sentimiento xeneize le corresponde todo un mundo anti-Boca que espera agazapado la primera derrota para hacer leña del árbol caído. Un revanchismo de poca monta que llena las páginas con pseudonotas y especulaciones futuristas. Ahora todos se preguntan si Boca saldrá campeón. ¿Acaso nadie ve que marcha primero en la tabla? ¿Tan fácil es caerle en la derrota y endiosar un equipo en la victoria? Sí, es fácil y vende.

Ya lo dijo Marcelo Bielsa: “El procedimiento más poderoso que tiene la sociedad ya no es la escuela sino los medios de comunicación. El mismo argumento que se utiliza para amplificar un comportamiento en la victoria se utiliza para condenar la derrota. Se especializan en pervertir a los seres humanos según victoria o derrota. Esto se verifica en que lo que te hace importante cuando ganas es lo mismo que te hace inútil cuando pierdes”… Un mecanismo para endiosar o diabolizar según la ocasión. Lo único importante es llenar y vender. Así de clarito y fácil, es el negocio de la derrota.

 


Diego Benítez

Acerca Diego Benítez

ver todas las publicaciones

“ FUTBOL: CULTURA DE MASAS” Me llamo Diego Benítez, llegué al Rincón del Fútbol por medio de mi amigo, Emiliano Schiavi, con quien compartí estudios en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Me apasiona el fútbol tanto como el periodismo, y me interesa analizarlo como fenómeno de cultura de masas. Los medios masivos de comunicación atraviesan nuestra sociedad por todos lados y el fútbol no permanece a salvo de las pantallas. En la actualidad, el fútbol es un espectáculo masivo y globalizado, bajo múltiples intereses que hacen todo lo posible para permanecer ocultos. Jugadores, dirigentes, barras bravas , funcionarios públicos e hinchas son algunos de los actores que también “juegan” con la pelota. Todas las fechas suceden acontecimientos que hacen visible la cultura del fútbol argento, quien más allá de ser un gran espectáculo, “todavía” es un deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*