El Matador volvió a la victoria frente al Cervecero

Tormenta eléctrica, lluvias fuertes, inundaciones. No sólo una descripción del clima, sino la previa del encuentro a disputarse entre Tigre y Quilmes. Poco público en Victoria.

El local presentaba dos cambios: Iñíguez por Cardozo y Lima por Benítez, lesionado. Quilmes presentaba los mismos jugadores que la semana pasada cuando enfrentó a Aldosivi.

Tigre salió con Ibáñez; Galmarini, Lima, Godoy, Urribarri; Iñíguez, Castro; Morales, González, Diego Sosa; Luna. Quilmes presentaba a Rigamonti; Orihuela, Sarulyte, Colotto, Perez Acuña; Bottino, Escobar, Ramirez, Da Campo; Banegas, Andrada.

El partido comenzaba más pendiente de cómo estaba el césped del José Dellagiovanna que de jugar.

A los 5 minutos, la primera ocasión fue a favor del Cervecero. Curiosamente ningún jugador de Quilmes se involucró, pero fue Erik Godoy quien quiso pasarle la pelota a Ibáñez y la pelota salió de forma muy peligrosa, por cual el arquero tuvo que esforzarse para despejarla. Más allá de esto, la primera parte del primer tiempo fue muy pareja. Ambos equipos queriendo tener la pelota, sin lograr llegar a los arcos rivales.

El cronómetro marcaba 22 minutos cuando Diego Sosa habilita a Federico González, que queda mano a mano con Rigamonti y define muy bien para abrir el marcador. Sin embargo, Fede arrancaba ‘una rodilla’ adelantado y la jugada queda inhabilitada. Todo seguía sin goles.

En los siguientes minutos Tigre dominó, atacó y llegó al área rival. Alguno de Morales y fundamentalmente un centro cruzado de Galmarini que le cae dentro del área a Diego Sosa para que remate, pero esto no alcanzó ya que el juvenil la tira por arriba del travesaño y el marcador sigue igualado.

El fútbol a veces te da indicios y Quilmes no lograba leer que Tigre se le venía encima. Nuevamente un centro cruzado de Galmarini que Luna concreta a la perfección y la pelota ingresa en el segundo palo. Corría el minuto 32 y Luna llegaba a su gol 96 con Tigre, séptimo en este torneo. Galmarini centra y Luna cabecea, fórmula que se repite dos o tres veces por encuentro en el presente torneo.

Habían pasado solo cinco minutos, corría el 37, y Cachete Morales tomó la pelota en la mitad de cancha, deja a uno en camino, deja a otro y abre con Castro. Castro abre para Urribarri y va al área. Urribarri centra y Diego Sosa, en vez de cabecear al arco, se la deja perfecta a Alexis Castro, que remata y amplía la ventaja. Gran jugada colectiva, precisa y rápida. Tigre 2 – 0 Quilmes.

Último minuto del primer tiempo y Quilmes tuvo su mejor llegada, centro, cabezazo y atajó Ibáñez. De todas maneras, el juez de línea había levantado la bandera. Estaba adelantado. En la siguiente jugada, Morales vuelve a asistir a Luna y a punto estuvo de caer el tercero. Así, con llegadas en ambos arcos, finalizaba la primera mitad.
En la última jugada se tocó Diego Morales y se fue asistido al vestuario. El fantasma de las lesiones asustaba a Pedro Troglio. Y así, Jorge ‘Japo’ Rodriguez ingresaba en el entretiempo y Cachete quedaba en el vestuario. Japo, casi borrado por Troglio, no sumaba minutos desde la quinta fecha, cuando jugó 20 minutos frente a Boca.
Primera jugada del segundo tiempo y Luna se lesiona. Se agarra la espalda y cae al piso. Preocupación en el cuerpo técnico y a trotar Ramón Miérez. Y así, en el minuto 47 se producía el segundo cambio para el conjunto local y ambos por lesión.

A Troglio, además de Gabbarini y Echeverría, le quedaban en el banco Santiago Villarreal, Agustín Cardozo y Walter Mazzantti. Entre los 3 no llegan a 5 partidos en Primera.

Tigre comenzó el segundo tiempo con dos cambios, pero jugando como terminó el primero, dominando. Y Fede González tuvo una clara llegada, que quedó en nada.

Corría el minuto 6 del segundo tiempo y Quilmes tuvo la más clara del encuentro, con un centro en el que nadie logró empujar la pelota, que del otro lado volvió el centro y tampoco pudieron. Así se esfumaba la jugada y el encuentro seguía 2 a 0 a favor del local.

Grelak, mientras tanto, hacía ingresar a Sebastián Pinto por Bottino en Quilmes cuando corrían 53 minutos. De a poco, Quilmes lograba acercarse más al arco de Ibáñez, sin claridad aún, pero animándose a entrar en el partido. 10 minutos después el segundo cambio para el visitante, cuando ingresaba Franco Negri en lugar de Pérez Acuña. Grelak intentaba desde los cambios hacer subir más al equipo.

Minuto 18 de la segunda parte, gran jugada de Fede González y que Sarulyte lo baja, pero Miérez continúa la jugada y resbalándose la pasa atrás para que, desde lejos, Alexis Castro remate fortísimo y que Rigamonti tenga que lucirse.
Faltaban 15 minutos por jugar cuando Quilmes agotaba las variantes, ingresando Facundo Coria, en lugar de Gabriel Ramírez. Ramírez, mediocampista, estaba jugando como lateral por izquierda y Coria puede jugar de delantero. Así, Quilmes mostraba sus últimas cartas.

Los siguientes minutos, Quilmes de a poco comenzó a dominar y a jugar en terreno de Ibáñez. Tigre, que perdonó en demasiadas oportunidades para liquidar el encuentro, ahora estaba presionado y era quien más generaba peligro. En el minuto 38, desde afuera Andrada saca un fortísimo derechazo que Ibáñez atrapa sin dar rebote, pero mostrando que quien dominaba en los últimos momentos era el Cervecero.

Cuando ya sólo quedaban un par de minutos, Pedro Troglio agotaba sus variantes con el ingreso de Agustín Cardozo en lugar de Gaspar Iñíguez. 4 minutos se adicionaban y en el primero de esos, Federico González toma un rebote y cruza el zurdazo para finalmente sí, liquidar el encuentro.

Así, terminaba Tigre 3 Quilmes 0. Quilmes no se encontró en todo el partido y perdió una muy buen racha que tenía a su favor, incluso también una fuerte supremacía que mantenía sobre Tigre. El Matador ganaba 3-0, gustaba, nunca sufrió y volvió al triunfo. Por primera vez en el torneo, Tigre lograba mantener su valla invicta.


Matías Cherepinsky

Acerca Matías Cherepinsky

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Matías Cherepinsky. Hace poco más de 5 años me gradué de Licenciado en Sistemas, lejos del mundo del periodismo, la comunicación y el futbol. Sin embargo, fue mi pasión por el futbol y más puntualmente por el equipo del que soy hincha que poco a poco me fui acercando a este mundo. Mi primer acercamiento fue como oyente del programa Sentimiento Tigrense. Escuchaba el programa semanal por radio y participaba activamente por Twitter. Sin entender muy bien cómo, terminé acercándome a la radio como colaborador, o sea que escribía notas sobre temas puntuales que el director me pedía y me invitaban a la radio a charlar sobre los temas que se programaban. En Sentimiento Tigrense cumplí el sueño que tenía en ese momento. Ir a un partido, de visitante, cubrir a mi equipo para este programa, entrevistar jugadores, entrevistar al técnico. Luego de este hito, también se me dio la oportunidad de conducir el programa de radio en varias oportunidades e incluso, una vez, de ocupar los zapatos del comentarista en un partido (lamentablemente un triste partido. El encuentro por liguilla presudamericana, que Tigre pierde de local 4 a 1 con Colón). En el último año también me incorporé al equipo de Vavel para cubrir a Tigre. En este medio escribo una o dos veces por semana, siempre cubriendo a Tigre. En este medio normalmente escribo notas de opinión tras el encuentro que se haya disputado, donde me suelo centrar en cómo jugó Tigre y sus puntos fuertes. También cubro las previas, el técnico, las entrevistas (Que normalmente participo de las mismas), etc. Se me invitó a formar parte de un nuevo equipo, Rincón del Futbol. Todo nuevo proyecto es un desafío que afronto con muchas ganas. Ganas de probar distintas formas y de aprender de colegas, editores y un equipo que se apoye. Creo que RdF tiene una oportunidad de ser un medio distinto por el simple motivo de nacer con una igualdad de los 30 equipos que conformarán el torneo de primera división y la paridad que existe, al haber un periodista cubriendo cada equipo.

1 Comentarios en este artículo

  1. […] Crónica del partido por Matías Cherepinsky […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*