El Kun, el corazón y Caballero

En uno de los partidos del año, Manchester City remontó dos veces el score, salió del abismo al que Mónaco lo había empujado y terminó llevándose por 5-3 un choque de ida inolvidable. Un Kun Agüero determinante marcó un doblete, mientras que Caballero le tapó un penal a Falcao estando 1-2 abajo. Sterling, Stones y Sané anotaron los restantes goles. Un doblete de Falcao -de gran actuación a pesar de su fallo- más un tanto de Mbappé le habían dado la ventaja a los monegascos.

El público presente en el Etihad Stadium no lo sabía, pero en el día de hoy concurrió a una de las mejores noches de gala de Champions League en la que su equipo se vio involucrado. El conjunto de Pep Guardiola se enfrentó a un Mónaco plagado de jóvenes con tanta potencia física como hambre de gloria y salió un encuentro que será difícil de superar. Durante los primeros instantes del juego, el elenco francés fue decidido a presionar arriba a los Citizens y generó algunos problemas en su salida de pelota, algo que aprovecharon para amenazar el área rival. El primer aviso fue una jugada armada por el joven Kylian Mbappé y culminada con un disparo de Benjamin Mendy, contenido por el argentino Wilfredo Caballero. El segundo aviso de los de Leonardo Jardim vino a través de un córner derecho cabeceado por Kamil Glik que salió apenas afuera. El City reaccionó y comenzó a fluir más en su juego desde los veinte minutos, con Yaya Touré a cargo del medio, más unos David Silva y Kevin De Bruyne involucrados frecuentemente. Un desborde de Leroy Sané que alcanzó a ser despejado por Glik y un envío de De Bruyne en dirección de Sergio Agüero que el argentino no llegó a conectar fueron las pruebas de aquel despertar local. A pesar de malograr esa chance, el City tradujo su momento favorable en el marcador a los veinticinco minutos a través de una magnífica acción. Silva y Sané se combinaron sobre la izquierda, el alemán se giró, volvió a encontrar al ex Valencia y éste lo puso en posición de desborde para que el extremo sirviera a Raheem Sterling, quien sólo tuvo que empujar a gol.

Pese a la ventaja, Mónaco estuvo lejos de rendirse y consiguió un gol importante seis minutos después, cuando parecía que el elenco skyblue empezaba a controlar las acciones. Una salida de balón entorpecida por la presión monegasca derivó en Fabinho y éste le puso un centro preciso a Radamel Falcao, que desprendiéndose -quizás con demasiada facilidad- de John Stones se arrojó de cabeza al empate. A pesar de ese golpe, el City siguió yendo a buscar y minutos después se encontró con una jugada polémica en la que Agüero recibió un pase filtrado de De Bruyne y cayó tras intentar eludir a Danijel Subašić. Todo el Etihad pidió penal, pero Mateu Lahoz ignoró el pedido y amonestó al delantero argentino por una supuesta simulación. El duelo siguió su intenso trámite de ida y vuelta, siendo la visita la que tomó el protagonismo aprovechando las flaquezas en el sector izquierdo de la defensa del cuadro de Manchester. Un saque de arco peinado por Falcao le cayó a Kylian Mbappé, cuyo zurdazo salió por arriba del travesaño. Tras ese aviso, el joven francés de 18 años volvió a aparecer, pero esta vez para darle la ventaja a su equipo. Luego de una falta de Fernandinho en la mitad de la cancha, Fabinho le jugó rápido un balón largo a Mbappé y éste, tras primerear a Nicolás Otamendi, sometió a Caballero con un tiro al primer palo. Las llegadas continuaron para los de Jardim, que finalizaron mejor la etapa. Ahora fue Thomas Lemar el que asistió a Falcao, pero la definición del colombiano fue directo al lateral de la red.

Falcao estuvo a punto de robarse el show, pero el Manchester City, de la mano de Agüero y Caballero, remontó y dejó la actuación del colombiano en segundo plano. (Foto: PA)

La segunda mitad el Mónaco mantuvo la agresividad y encontró en otra acción polémica la oportunidad de ponerse 3-1 arriba. Otamendi quiso impedir que Falcao conectara un centro desde la izquierda y le cometió un penal que fue sancionado con demora por Lahoz, debido a que sus asistentes -tanto el línea como el del arco- se lo señalaron. El colombiano tomó la responsabilidad pero no pudo vulnerar a Caballero, que le contuvo su disparo bajo y falto de fuerza. Desde ese instante, el local comenzó a emparejar un partido que estaba perdiendo desde lo físico a partir del carácter que a su vez hizo fluir de a poco su fútbol. Un tiro libre de De Bruyne conectado por Agüero que salió apenas afuera precedió a lo que fue el empate. A los trece del complemento, Sterling recuperó un balón en la mitad y con el rival expuesto se echó a correr para luego habilitar en el momento justo un Agüero que, apareado con un defensor, sacó un derechazo ante el que Subašić no respondió de la mejor forma. La montaña rusa de emociones en la que se transformó el choque no cesó ahí: sólo tres minutos más tarde Lemar buscó en largo a Falcao, éste le ganó nuevamente a Stones en el duelo y definió a pura categoría, pinchándola por encima de Caballero.

Caballero apareció para taparle el penal a Falcao en un momento clave del partido y evitó un gol que hubiera destrozado al City. (Foto: Daily Mail)

Después del gol recibido, Guardiola corrigió su decisión de ubicar a Fernandinho como un lateral izquierdo circunstancial e introdujo a Pablo Zabaleta para jugar con dos laterales puros y prevenir más ataques de un peligroso rival. El local, golpeado pero decidido a revertir las cosas, comenzó a inclinar la balanza: reaparecieron las pelotas filtradas de Silva y los desbordes de Sané y Sterling y algunas combinaciones de Agüero -saliendo del área- con De Bruyne en pos de que los Citizens se acercaran a un empate que llegó desde un córner. Silva ejecutó y el Kun, volviendo a ser ese atacante diferencial, la tomó limpia de volea para el 3-3. La superioridad skyblue continuó y a menos de quince para el final apareció el gol que dio vuelta la historia. Otro córner, esta vez de De Bruyne, fue peinado por Touré y conectado en el segundo palo por Stones. Si, el que había fallado en dos de los tantos en contra tuvo su revancha. Esta loca historia tuvo su definición a través de un avance magistral de un conjunto más decidido a desplegar su fútbol. Touré y Agüero la entretuvieron y se la dejaron a Silva, quien encontró de nuevo al Kun con una deliciosa cuchara entre líneas que el argentino transformó en una asistencia para Sané, encargado de definir la historia empujando a arco vacío.

Aunque estaba 5-3 arriba, el City volvió a sufrir un embate de un rival cuyos brazos siguieron en alto y por poco no llegó a un cuarto gol que hubiera emparejado más la llave. Lemar le ganó la espalda a Zabaleta y sacó un envío desde la izquierda para Falcao, cuyo remate solamente no fue gol debido a una gran salvada in extremis de Caballero. Del otro lado Agüero tuvo su triplete, pero Subašić despejó su remate de zurda en el final de un encuentro memorable cuya marca quedará en la historia como el encuentro de octavos de final como más goles en la competición. Victoria esencial para un Manchester City que tuvo un rival a medida para agrandar su currículum europeo y pasó la prueba con fortaleza mental, fútbol y carácter para sobreponerse a sus equivocaciones. Además continúa un invicto como local en Champions que mantiene desde septiembre de 2015. Mónaco, por su parte, sabe que no todo está perdido y deberá reducir sus defectos para hacer valer esas virtudes por las cuales estuvo cerca de ganar hoy. La vuelta entre estos dos se esperará con ansias en el planeta fútbol.

Resumen del partido:

Foto destacada: Squawka Football (@Squawka)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*