El increíble caso del Portuguesa: Del Brasileirao a la Serie D en menos de 3 años

No debe haber muchos casos en el mundo. Un equipo que en menos de tres años sufrió igual número de descensos y que pasó de jugar en la élite del fútbol brasileño a la cuarta categoría. Es la historia de Portuguesa, el luso, un club que supo ser animador de los campeonatos de San Pablo junto a los grandes de esa ciudad y que también compitió durante dos décadas en el máximo torneo nacional, el Brasileirao. Este fin de semana, un puñado de hinchas (foto: Globoesporte) lo acompañó en su visita al Tombense por el torneo de la Serie C. La derrota 0-2 selló su descenso a la divisional D. Y la tragedia todavía puede ser peor, porque arrastra un fuerte endeudamiento con empleados y ex futbolistas que podría llevarlo a la quiebra. La abrupta debacle del Portuguesa arrancó en 2013 cuando todavía era un equipo de Primera División y sufrió un descenso que estuvo cargado de polémicas. El Tribunal de Justicia Deportiva lo sancionó con una quita de cuatro puntos por la inclusión indebida de un jugador y lo condenó a perder la categoría. El fallo generó alguna sospecha, ya que el castigo benefició a Fluminense, que hubiera sido el descendido de no mediar esa sanción. Todo lo que vino después fue una sucesión de desaciertos y desatinos dirigenciales que hundieron al luso en el fango. Al desastre en el plano económico se sumaron disparates en el manejo futbolístico con la contratación de 96 jugadores y 14 entrenadores en tres años. Los resultados están a la vista. El club quedó al borde de la desaparición.


Gerardo Sobrado

Acerca Gerardo Sobrado

ver todas las publicaciones

Soy un futbolero de manual. Me entusiasma por igual una final de Copa Libertadores como un clásico barrial entre equipos del ascenso. Y como parte del equipo del Rincón invito a que nos acompañen todos aquellos que sienten al fútbol como parte esencial de sus vidas y de su identidad cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*