El Funebrero de 1969

Este fin de semana, Chacarita Juniors debutará en la Superliga de Primera División. Luego de 7 años, el equipo de San Martín vuelve a la élite del fútbol argentino con la intención de hacer un buen papel y dejar huella.

Porque el Funebrero sabe lo que es dejar huella en el fútbol argentino. En el año 1969 se adjudicó el Torneo Metropolitano de Primera División y es uno de los casi 30 equipos (contando los torneos amateurs) que han logrado ser campeones en nuestro fútbol.

Remontándonos al año 1969 encontramos que se jugaron dos torneos, el Metropolitano que se llevó a cabo desde el 21 de febrero al 6 de julio, y el Torneo Nacional que se jugó durante la segunda etapa del año.

Aquel Torneo Metropolitano recibió a los ascendidos Deportivo Morón y Unión de Santa Fe, y quien defendía el título era nada más ni nada menos el San Lorenzo del brasilero Elba de Padua Lima, más conocido como Tim. Ese equipo fue el primer campeón invicto del fútbol argentino y su apodo quedó eternizado como Los Matadores.

Chacarita formó parte del Grupo A teniendo que enfrentar, entre otros, a Boca Juniors, Independiente y San Lorenzo. La parada no era fácil, pero los Funebreros supieron resolver bien aquella primera etapa en la que terminaron segundos detrás de Boca.

El torneo se jugó en dos zonas de 11 equipos cada una y jugaron todos contra todos. Fueron 22 fechas ya que hubo dos encuentros interzonales como fechas de “clásicos” y a Chacarita le tocó Platense como rival.

A continuación, el detalle de los resultados del Funebrero en la primera ronda y la tabla de posiciones.

Los dos primeros de cada grupo clasificaban a semifinales. En aquella instancia, se jugaba un partido en cancha neutral. Chaca tuvo que enfrentar al Racing de José Pizzuti en La Bombonera, partido que ganó por 1 a 0. La otra semifinal la protagonizaron Boca y River en el Cilindro de Avellaneda, siendo los Millonarios quienes pasaron a la final.

Semifinales – 2 de julio

Chacarita 1 ( Leonardo Recúpero) vs Racing Club 0

Estadio: Boca Juniors

Semifinales – 3 de julio

Boca Juniors 0 vs River Plate 0

Estadio: Racing Club

  • River Plate pasó a la final por haber logrado un gol más que Boca en las 22 fechas del campeonato.

La gran final fue el día más importante en la historia de todo el pueblo funebrero y se jugó el 6 de julio en Avellaneda, con el Cilindro colmado de ilusión. Era el River de Ángel Labruna quien estaba enfrente, sin embargo, un equipo humilde como Chacarita pudo vencer categóricamente al gigante de Núñez.

Partido Final – 6 de julio

Chacarita (4): Petrocelli; Jorge Gómez, Abel Pérez, Bargas, Frassoldati; Recúpero, Punturero; Poncio, Marcos, Orife y Neumann.
River (1): Carballo; Ferreiro, Miguel López, Guzmán, Vieytez; Dreyer, Recio, Gutiérrez; Trebucq, Daniel Onega y Más.
Estadio: Racing Club
Árbitro: Roberto Barreiro.
Goles: PT 12′ Neumann (CHA), 18′ Trebucq (RIV), 37′ Neumann (CHA), ST 2′ Marcos (CHA) y 11′ Frassoldati (CHA).

 

Una escena de la final frente a River. Foto: Archivo El Litoral

 

El festejo del campeón. (https://larefundacion.com)

El  equipo fue dirigido por Francisco Pizarro durante 21 partidos en los que consiguió 13 triunfos, 4 empates y 4 derrotas. Juan Manuel Guerra dirigió a Chacarita en una oportunidad y fue derrota. El sprint final quedó bajo la dirección técnica de Víctor Rodríguez y fueron 2 victorias.

Se utilizaron 17 jugadores:

El capitán de aquel equipo, Ángel Alberto Marcos, dejó estas palabras en una nota periodística: “Marcamos una pequeña época, porque en ese momento primaba la destrucción y nosotros jugábamos sueltos, le dimos un aire de libertad a los hábiles, a los que creían en el fútbol como un juego”.

El Ángel del gol.

Pasaron 48 años de la conquista más importante para Chacarita y este fin de semana vuelve a jugar en Primera. Walter Coyette y sus muchachos tienen la oportunidad de dejar huella, veremos cómo les va…

Foto destacada: http://chacaritajuniors.org.ar/


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*