El escritorio de la derrota

Si Chile no hubiera recurrido a la FIFA para reclamar la derrota ante Bolivia, hoy estaría en repechaje de Rusia 2018 y Perú afuera de todo.

El código del fútbol tiene ciertas frases que explican una razón muy particular de pensar y vivir, caprichosas por momentos pero muy sabias en otros. Una de ellas sostiene que los puntos se ganan en la cancha y no en los escritorios. En esta línea, el astro del mundo, Diego Armando Maradona, el día de su alejamiento como futbolista profesional ante miles de personas sentenció: “la pelota no se mancha”, y así entenderíamos que no hay nada extra-futbolístico que pueda dañar o perjudicar este hermoso deporte. Acaso cuando niños, en medio de un juego le pedíamos a nuestra vieja: “Mamá el Juan hace trampa, ¡así no vale!”, y la madre sabia justiciera sentenciaba: “ah, no sé mi´jito, arréglense entre ustedes”. Sin intromisión, sin valer cualquier reclamo, por más justo y sincero que parezca.

El seleccionado chileno se queda afuera de Rusia 2018 en la última fecha de Eliminatorias.

Lejos de cualquier intento por ocultar la comparación, las Eliminatorias terminaron ofreciendo un episodio muy curioso en su desenlace. Perú accedió al Repechaje y Chile -bicampeón de América- se quedó afuera de Rusia 2018. Los dos competidores directos fueron los beneficiados del Caso Bolivia. Pero con un detalle que terminó resolviendo la cuestión: la FIFA le dio a Perú por ganado el partido que había perdido; y a Chile por ganado el encuentro que había igualado. Si el fallo ofrecido desde Zurich no hubiera sucedido, Chile afrontaría la serie decisiva contra Nueva Zelanda (ganador de Oceanía) y Perú ya no tendría chances. Dicho de otro modo: el fallo que favorecía al seleccionado trasandino, dirigido Juan Antonio Pizzi, lo terminó perjudicando. Se recuerda el caso: la Federación Boliviana fue sancionada con la pérdida de 4 puntos a consecuencia de la mala inclusión de Nelson Cabrera en los partidos ante Perú (que terminó sumando tres) y Chile (que sumó dos), disputados el 1 y 6 de septiembre del año pasado, respectivamente.

Nelson Cabrera, jugador seleccionado de Bolivia.

El futbolista incumplía los requisitos de convocatoria con la Selección. Ambos partidos fueron declarados perdidos por Bolivia, con un resultado de 0-3 a favor de Perú y 3-0 a favor de Chile, lo que además benefició notoriamente su diferencia de gol. Además, Bolivia tuvo que pagar una multa de 12.000 francos suizos. A la distancia, el costo de una situación azarosa ahora se celebra en Lima y La Paz pero se llora en el escritorio de la derrota chilena.


Diego Benítez

Acerca Diego Benítez

ver todas las publicaciones

“ FUTBOL: CULTURA DE MASAS”
Me llamo Diego Benítez, llegué al Rincón del Fútbol por medio de mi amigo, Emiliano Schiavi, con quien compartí estudios en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Me apasiona el fútbol tanto como el periodismo, y me interesa analizarlo como fenómeno de cultura de masas. Los medios masivos de comunicación atraviesan nuestra sociedad por todos lados y el fútbol no permanece a salvo de las pantallas. En la actualidad, el fútbol es un espectáculo masivo y globalizado, bajo múltiples intereses que hacen todo lo posible para permanecer ocultos. Jugadores, dirigentes, barras bravas , funcionarios públicos e hinchas son algunos de los actores que también “juegan” con la pelota. Todas las fechas suceden acontecimientos que hacen visible la cultura del fútbol argento, quien más allá de ser un gran espectáculo, “todavía” es un deporte.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*