El Canaya no brinda en Brasil

Rosario Central sucumbió ante San Pablo 1-0 en Brasil y sentenció su continuidad en la Copa Suramericana.

Ayer por la noche Rosario Central tenía la tarea de torcer el rumbo de la eliminatoria con un empate a goles o ganando en el Morumbí. Pero el equipo de Chamot, no pudo vulnerar la valla de los Brazucas y se fue eliminado tempranamente de la Copa Sudamericana, luego de haber empatado a cero goles en el partido de ida en Argentina

El Canaya se plantó en Brasil a disputar el partido con bravura y sin miedos, pero la falta de contundencia en momentos claves del partido y el él no profundizar lapidaron las aspiraciones del oro y azul.

El partido empezó muy disputado en el mediocampo con los dos conjuntos tratando de hacerse dueño de el esférico. El local impulsado por su público subia sus lineal e intentaba acorralar a un Central que estaba plantado con 5 mediocampistas para poblar la zona medular e intentar neutralizar al rival con un Marcos Rubén cómo único punta.

La primera oportunidad para el visitante se dió a los 18 minutos de la primera etapa cuando Nicolás Da Campo de media distancia puso a prueba al golero Sidao que contuvo sin problemas. Tan solo 2 minutos después el San Pablo respondía con un mano a mano que tuvo Nene y que Jeremías Ledesma atajo de manera espectacular.

Al minuto 29 los de Rosario casi abren el marcador con un remate de Joaquín Pereyra, que apenas se fue desviado.

El Canaya mostraba hasta esta altura que no había venido a especular y a esperar a el local, sino que había venido a pelear de tú a tu para poder llevar la clasificación de vuelta a casa. El partido fue de mucho roce en el medio campo y muchas veces abusando del pelotazo por parte de el equipo Argentino ante la dificultad de poder circular el balón a ras de suelo, ante la presión del rival. Aún así la dinámica que le imponían ambos equipos al ir en la lucha por cada pelota, hacían del encuentro muy entretenido en la primera parte.

Para el inicio del segundo tiempo a tan solo 3 minutos fue el Colombiano Cabezas, quien luego de un córner ejecutado por Gil, cabeceo cerca de el arco defendido por Sidao.

A los 12 del segundo tiempo Central tuvo una de las más claras para abrir el marcador cuando Marcos Ruben metió un excelente centro atrás que Pereyra con el arco de frente desperdicio hacia el costado izquierdo al no poder darle la dirección deseada.

Tal es asi, que si pierdes las oportunidades, hay un dicho que dice que las oportunidades se vuelven en tu contra, y es que tan solo 3 minutos despues de esta chance clara para el visitante, el local se puso en ventaja luego de que el lateral Reynaldo recibiera un excelente pase, definió, golpeando la madera derecha en la parte inferior y luego de carambola Souza que entró en posición lícita solo tuviera que empujarla para decretar el hasta ahí 1-0.

El encuentro se volvió más de choque con San Pablo defendiendo la ventaja, metido en su propio arco dando espacios a los de Rosario que con intención, pero que con poca profundidad intentaba vulnerar la valla de los Brasileros.

A los 21 del segundo tiempo Da Campo metió un cabezazo imponente que apenas pudo tocar con las uñas el portero de los locales para desviar al córner.

El partido siguió el mismo trámite y con el finalizar del encuentro el final se puso caliente cuando primero se fue expulsado el recién ingresado Cristian Cuevas en los visitantes al minuto 45 de la etapa final y dos minutos después Perros en el mismo equipo.

El juez había añadido 4 minutos de reposición y en la última jugada le llovió un centro al ingresado Zampedri para Central, que fue desviado por un zaguero de San Pablo y el árbitro así decretó el final, con la protesta de los jugadores visitantes aludiendo que se había perdido mucho por las dos expulsiones sobre el final y que se debió haber añadido al menos un minuto más.

Las discusiones entre jugadores de un equipo y otro no cesaron y la temperatura subió en la noche Paulista, por la calentura de los Rosarinos ante la decisión del referee de no añadir más tiempo.

No fue una noche de copas para un brindis de felicidad para los visitantes, que se van con las manos vacías, al haber jugado un partido más que aceptable, pero la falta de definición en esta clase de competición es más que importante. Asi el equipo de Chamot se queda sin la competición a la que más le apuntaban desde el inicio del año calendario.

Foto: CARCoficial

San Pablo:

  • Sidão 12
  • Anderson Martins 4
  • Reinaldo 14
  • Bruno Alves 27
  • Régis 29
  • Liziero 15
  • Jucilei 8
  • Petros 6
  • Valdivia 21
  • Nenê 7
  • Diego Souza 9

Cambios: 45′ Arboleda por Martins; 55′ Cuevas por Valdivia; 67′ Trelles por Valdivia

Rosario Central

  • 1 Jeremías Ledesma
  • 26 Oscar Cabezas
  • 4 Paulo Ferrari
  • 16 Mauricio Martínez
  • 24 Alfonso Parot
  • 5 Leonardo Gil
  • 18 Joaquín Pereyra
  • 15 Washington Camacho
  • 7 Hernán Da Campo
  • 10 Néstor Ortigoza
  • 9 Marco Ruben

Cambios: 70′ Herrera por Pereyra; 88′ Zampedri por Camacho, 88′ Lovera por Da Campo.

Amonestados: Jucilei(S), Da Campo, Camacho y Gil (R).

Tarjeta roja: Cuevas (91′) y Petros (94′) de San Pablo.

Árbitro: Eber Aquino

Estadio: Cicero Pompeu De Toledo (Morumbí)

 

Nota por: Andrés Zamudio

Foto: CARCoficial

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*