La Liga: El Bilbao le arranca las alas al Atlético de Madrid mientras que Barcelona se acerca

La fecha 32 de La Liga llegó para brindarle más emoción y suspenso, Atlético de Madrid volvió a desaprovechar su chance de distanciarse del Real Madrid y el Barça al caer inesperadamente 2-1 frente al Athletic Bilbao, además, el Barcelona si fue capaz de capitalizar su oportunidad y consiguió una victoria por 2-1 sobre el Villareal, dejándolo con los mismos puntos que el equipo dirigido por Zidane y cuestionando las probabilidades del submarino amarillo para clasificar a la Europa League. A su vez, Sevilla continúa incrementando su racha de victorias al vencer también por 2-1 al Granada, manteniéndose como un posible inesperado ganador del torneo en caso de que los tres líderes no cumplan con su deber.

El domingo arrancó poniendo frente a frente a un Getafe a nada más que dos puntos arriba del primer equipo en zona de descenso (Valladolid), y a un Huesca que buscaba arañar la salida de esta sección, arrastrando al Elche; un partido donde ambos debían ganar, pero que de no haber perdedor hubiera significado una pérdida para ambos. Si bien el partido comenzó con pocas ideas, a los 20 minutos el Getafe metió un centro para que cabecee Mata, que Fernández atajó y transformó en un rebote perfecto para que Ügan metiera el primer gol del partido. El resto del primer tiempo no mostraría muchas grandes ocasiones y hechos dignos de narrar, recién en el segundo tiempo se evidenció con mayor énfasis la motivación de los jugadores, tanto del Getafe como del Huesca. A los siete minutos del segundo tiempo llegó entonces el segundo tanto del Getafe y de Ünal, luego de que transportara la pelota desde los tres cuartos de la cancha para pegarle con fuerza a la pelota desde afuera del área, un golazo. El Huesca continúo luchando y armando ataques que tarde o temprano terminaban en centros con la intención de encontrar a Rafa Mir, desafortunadamente, ninguna de estas pelotas terminó en su destino y el resultado concluyó en 2-0.

Algo injusto se presentaba el encuentro entre el Villareal y el Barcelona cuando a los 27 minutos el submarino amarillo ponía el 1-0, ya que habían propuesto significativamente menos que su rival. Este gol de Chukwueze, quien jugó un muy buen partido, se produjo desde un buen pase de Pau Torres hacia este, a quien Jordi Alba salió a presionar pero se resbaló en el intento, regalándole el espacio para que el nigeriano hiciera lo que le plazca. Sin embargo, desde mismo saque del medio la pelota llegó a los pies de Mingueza para que metiera una buena pelota al espacio, la cual Griezmann supo aprovechar al picarla y poner el empate a los 28 minutos. Luego, a los 35 minutos Foyth intentó darle un pase a Asenjo, el cual fue excelentemente anticipado por Griezmann, que esperaba esa pelota como un depredador camuflado y saltó sobre ella para meter el 2-1. Entonces, se hizo clara la mayor fortaleza del Barcelona, el robar y pellizcar la pelota a los tres cuartos de la cancha, el cual les confería una posibilidad de armar un buen ataque contra un equipo mal parado; por otro lado, el Villareal comprendía que las intenciones ofensivas de equipo Catalán les brindaban mucho espacio para atacar. Gracias a la falta de precisión del Barcelona y a una gran intervención de Ter Stegen en el minuto 63 para evitar el gol de Capoue, la cantidad de goles se mantuvo inamovible. Lo más significativo para destacar del Villareal en este segundo tiempo fue su capacidad de mantener su intensidad, su peligro en ataque y una defensa formidable a pesar de haberse quedado con diez jugadores luego de la expulsión de Trigueros por una entrada criminal sobre Messi a los 65 minutos.

“El principito vuelve a La Tierra”

Más adelante, se dio un enfrentamiento entre dos equipos que se encuentran en la meseta de la tabla de posiciones, donde casi no tienen oportunidades para luchar por los puestos de Europa League y tampoco tienen que preocuparse por un posible descenso, entre un Osasuna que hace tiempo que no perdía y un Celta de Vigo que siempre tiró para más. Las oportunidades no estaban siendo lo suficientemente claras para ninguno de los dos, incluso la posesión de la pelota fue repartida en partes semejantes; no obstante, a los 42 minutos desde un córner para el Osasuna se armó una efectiva contra que culminó con una linda definición de Iago Aspas para ponerse en ventaja y, nuevamente desde un córner que esta vez era para el Celta, Murillo con un buen cabezazo metió el segundo gol a los 19 minutos del segundo tiempo, reduciendo considerablemente la moral de los rojillos. De todos modos, el Osasuna tuvo sus llegadas al área rival e incluso consiguió un penal a los 74 minutos, cuando Iago Aspas saltó para disputar una pelota y le pegó con el codo en la cara a Roberto Torres Morales, quien hizo el gol desde el penal a los 77 minutos, manteniendo al Osasuna con vida. El encuentro terminó sin muchas más emociones y los rojillos nunca consiguieron la igualdad, por lo que el resultado se quedó en ese 2-1.

Luego, el cuarto luchador por La Liga, de quien varias veces se hizo caso omiso a pesar de ser el único en la punta que ha ganado los últimos cinco partidos, volvió a imponerse y esta vez frente al Granada. Ya en el comienzo del partido se notaba el arsenal con el que contaba el Sevilla, al plantear situaciones sumamente peligrosas en el área rival y con una buena consciencia de sus opciones dentro del área, lo que a los 15 minutos les consiguió un penal por una falta sobre el “Papu” Gómez, para que un minuto después Rakitic ponga el 1-0 desde los doce pasos. Entonces la intensidad de juego comenzó a declinar hasta que comenzó el segundo tiempo, cuando apenas a los 8 minutos Lucas Ocampos se reencontró con el gol con un fuerte zapatazo un poco a la izquierda del punto de penal. En este punto, las oportunidades para ambos equipos decayeron casi totalmente, pero el Granada pudo conseguir un penal casi en el último minuto por una mano de Acuña, posibilitando el gol de Soldado a los 90 minutos, algo que parecía casi hasta innecesario. De esta manera, con gran presencia de los argentinos el Sevilla sigue en pie para disputar lo más alto del torneo ¿Quién sabe? incluso podrían sorprender a los tres líderes.

“Y un día, fue el gol de Lucas”

Más adelante, se produjo un partido sumamente determinante para la resolución de La Liga, un Athletic Bilbao que parecía incapaz de conseguir los tres puntos después de una racha de cinco empates consecutivos tenía que enfrentarse al puntero del torneo, el Atlético de Madrid. Poco fue necesario para notar que los vascos habían venido a ganar el partido y que el conjunto dirigido por Simeone había venido con gran confianza, cuando solamente a los 8 minutos el Bilbao armó un excelente ataque que terminó en un centro desviado de Capa que fue bien cabeceado por Berenguer para hacer el primer gol. Iniciado el segundo tiempo, era excesivamente obvio que el “Cholo” quería un equipo más ofensivo, pero el equipo vasco se plantó bien defensivamente y con buen cuidado de que el colchonero no hiciera uso del ya conocido desborde por los laterales para meter el centro. Entonces, cuando parecía que no se le iba a dar al Atlético, desde el córner llegó el cabezazo de Savic en el primer palo, que entró por más fortuna que calidad, pero que sirvió para empatar el partido en el minuto 77 a fin de cuentas. Oblak nuevamente demostró su gran habilidad salvando al equipo en más de una ocasión, sin embargo, a los 87 minutos el Bilbao lanzó un córner para que Iñigo Martínez cabeceara con destreza y potencia, haciendo imposible una respuesta del arquero y sentenciando el 2-1; resultado útil para preocupar profundamente al Atlético de Madrid, ya que no se le avecinan partidos sencillos para asegurar el título.

“La piedra con la que tropieza un gigante”

Finalmente, la Real Sociedad consiguió triunfo frente al Eibar por la mínima diferencia, en un encuentro donde el último de la tabla no paró de buscar y el gol y en donde el conjunto de San Sebastián desperdició demasiadas ocasiones para agrandar la diferencia. El partido empezó ya con un Eibar que empujaba para hacer el primero, incluso apenas a los 7 minutos tuvo su oportunidad, desafortunadamente para él, en el minuto 26 Isak pateó solo adelante del arco después de un córner que cabeceó Le Normand para asistir al sueco. El Eibar nunca bajó los brazos y en el segundo tiempo intensificó su lucha, lo que en muchas ocasiones lo dejaba endeblemente posicionado para evitar una contra de la Real Sociedad, entonces llegó la que fue la oportunidad más clara que se desperdició en el partido, cuando Isak quedó mano a mano con el arquero e hizo un amague tan obvio y hasta guionado que Dmitrovic le sacó la pelota. Los ataques de ambos equipos siguieron llegando, y si bien el conjunto de San Sebastián tenia una mejor elaboración de juego, los ataques del Eibar parecían tener mayor poder a pesar de ser solo centros en su mayoría. El resultado finalmente pudo explicarse por las grandes acciones de Remiro, quien nunca se relajó y llegó a tapar el tiro libre que parecía ser el empate milagroso, cuando a los 88 minutos Arbilla le pegó muy bien a la pelota que sin duda alguna iba a ingresar por el ángulo de no ser por el arquero. Ahora el Eibar dispone de tan solo cinco partidos para escapar de la zona de descenso, y el último de ellos es contra el Barcelona, por lo que es fácil comprender la complicada situación del equipo. Mientras tanto, con esta victoria la Real Sociedad agrandó su distancia con el Real Betis y se tranquiliza un poco en esta lucha constante contra este mismo equipo y el Villareal por los puestos para disputar la Europa League, todo gracias a este simple 1-0.

Tiziano Schiavi

Fotos:

https://www.lavanguardia.com/ https://www.mundodeportivo.com/

https://as.com https://www.futbolperuano.com

https://sevilla.abc.es https://www.eluniversal.com.mx


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*