Le alcanzó con una ráfaga

Liverpool no la pasó del todo bien ante Leeds United, que le plantó cara y le generó situaciones, pero aprovechó su mejor momento para llevarse un 2-0 que lo deposita en semifinales de la Copa. Origi y Woodburn, que se convirtió en el futbolista más joven en marcar para los Reds, le pusieron los goles al triunfo. En el otro encuentro de hoy, Hull sacó por penales a Newcastle.

Anfield acobijó esta cita copera que los Reds tenían en la semana, ante un Leeds United que quería dar el batacazo y no le hizo las cosas para nada fáciles. De hecho lo haría sufrir desde temprano, ya que a los tres minutos una buena réplica de la visita derivó en la primera ocasión del encuentro. Stuart Dallas ubicó con un preciso balón largo a Hadi Sacko, que llegó desde atrás y, entrando al área, sacó un remate que fue despejado a córner por un Simon Mignolet firme en su salida. El dueño de casa, con varios suplentes, no encontró la fluidez ofensiva que lo caracteriza, aunque a los trece minutos iba a contestar. Georginio Wijnaldum se filtró entre medio de la zaga visitante y remató de primera al recibir de Ovie Ejaria, pero el arquero Marco Silvestri le negó el tanto con una muy buena estirada. Liverpool continuó mostrando problemas para llegar al arco de un ordenado rival, replegado en su campo y listo para sacar alguna contra. Recién veinte minutos después de su primera aproximación, el elenco anfitrión volvió a llegar tras un error defensivo del oponente. En una salida en falso desde atrás, una entrega corta de Kalvin Phillips le concedió la oportunidad a Emre Çan de abrir la cuenta. El alemán anticipó por poco al defensor visitante, alcanzando apenas a puntear una pelota que pasó rozando el palo derecho de Silvestri.

La parte final del choque empezó de forma similar, pero a la falta de profundidad de parte de los de Merseyside se le sumaron un par de fallas en el fondo que lo comprometieron. Kevin Stewart perdió una pelota en la salida con Kemar Roofe, que se acomodó para su derecha y sacó un gran disparo colocado que dio de lleno contra el poste de un atónito Mignolet. Poco después, los Peacocks tuvieron otra ocasión aprovechando una nueva salida defectuosa del dueño de casa. Trent Alexander-Arnold jugó un balón comprometido hacia el medio que Roofe anticipó y cedió a Ronaldo Vieira para que éste saque un potente disparo bajo, repelido por Mignolet. Dentro de ese momento adverso para ellos, los Reds generaron su oportunidad más clara hasta ahí. Sadio Mané asistió con una pelota profunda a Wijnaldum, cuyo remate ante la salida del guardameta dio en el poste derecho. Esto fue un aviso de lo que llegó a quince minutos del final, punto de inflexión en el duelo a partir del cual el dueño de casa edificó su victoria. Alexander-Arnold recibió por derecha en una de sus proyecciones y sacó un envío al corazón del área que encontró a un Origi más que puntual en el anticipo que puso el 1-0. El elenco de Jürgen Klopp hizo aprovechamiento integral de su momento en el partido y definió las cosas cinco minutos después. Una gran combinación por derecha entre Mané y Origi resultó en un centro del belga para Wijnaldum. El holandés quedó pasado luego de su control, pero tuvo la lucidez necesaria para ubicar al ingresado Ben Woodburn, que llegó por detrás suyo y a sus 17 años y 45 días -el más joven en anotar en la historia del club- estampó su primer gol con la camiseta de Liverpool y el 2-0 que sería definitivo. Leeds siguió desperdiciando chances, esta vez con Sacko elevando su remate tras una habilitación de Souleymane Doukara en lo que fue lo último que entregó el juego. Buena victoria de un “equipo B” de los Reds, traduciendo en goles su único momento específico de superioridad. Ahora esperará por las semifinales de un torneo que en la anterior temporada se le negó en la final, con la esperanza de que en esta la historia sea distinta.

La imagen de Ben Woodburn, a punto de hacer historia. El galés marcó su primer tanto en los Reds y se volvió el más joven en marcar en la historia del club. (Foto: Ian Hodgson)
La imagen de Ben Woodburn, a punto de hacer historia. El galés marcó su primer tanto en los Reds y se volvió el más joven en marcar en la historia del club. (Foto: Ian Hodgson)

A Hull le sonrieron los penales

Los de Rafael Benítez, líderes del torneo de segunda división y candidatos a volver a la Premier, buscaban eliminar a unos Tigers acechados por el descenso en su visita al KC Stadium. En la primera mitad se vio a un mejor Newcastle, que mantuvo contenido al elenco anfitrión y pudo aproximarse algunas veces a su área. La ocasión inicial fue en el cuarto de hora y para Dwight Gayle, que recibió una habilitación de Jonjo Shelvey y obligó a Eldin Jakupović a realizar una gran salvada. La respuesta de los de Mike Phelan se dio de la mano de su mejor hombre: Robert Snodgrass tuvo la posibilidad del tanto inicial, aunque su volea salió desviada. El equipo Geordie terminó mejor esa etapa inicial y Matt Ritchie tuvo la última del primer tiempo con un disparo desde la puerta del área que salió apenas por arriba. El complemento fue menos vistoso y pasó prácticamente desapercibido, exceptuando un tiro libre de Snodgrass que pasó cerca del palo y la expulsión en el final del delantero local Diumerci Mbokani por un altercado con un rival.

En el tiempo extra la visita se arrimó de nuevo y sacudió a los siete minutos, cuando Yoann Gouffran recibió de espaldas en el área y sacó la pelota hacia la izquierda para Achraf Lazaar, que arremetió y metió un zurdazo que dio en todo el travesaño. Los Mapgies no tuvieron ni tiempo de lamentarse, ya que inmediatamente después de esa acción, Gayle peinó un centro desde la derecha y Mohamed Diamé la mandó al fondo desde el área chica, decretando un 1-0 que ponía a la visita en una posición muy favorable. Sin embargo, la ventaja no le duró nada a los de Benítez, debido a que el siguiente avance del local significó el empate: Markus Henriksen, ingresado en el complemento, probó desde afuera del área generando un rebote largo del arquero Matz Sels, situación aprovechada al máximo por Snodgrass para igualar la continenda. El encuentro terminó y las cosas se definieron en una serie de penales donde Jakupović, que había salvado a los Tigers en un par de oportunidades, fue se llevó todos los flashes. El serbio le tapó sus ejecuciones a Shelvey y Gouffran, mientras que Gayle falló el suyo en una tarde negra para Newcastle desde los doce pasos. Snodgrass, Michael Dawson y Tom Huddlestone metieron los del Hull City para asegurar su pasaje a semifinales y disminuir con este mimo el sufrimiento por el que el dueño de casa atraviesa, en plena pelea por no descender.

Foto destacada: Reuters


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*