Dolor en el fútbol femenino: falleció Miguel Jan, pionero en Los Andes

El mediodía del sábado me sorprendió con una noticia lamentable: el Covid-19 se llevó la vida de Miguel Jan. Fue DT del conjunto Milrayitas durante los 8 años que el club participó en la Primera División.

Corría abril del año 2020, el país transitaba una cuarentena histórica a raíz de esta pandemia que aún se mantiene viva. Miguel Jan atendió a un mensaje mío vía Whatsapp e intercambiamos algunos audios que me permitieron viajar en el tiempo y situarme a fines de la década del 90.

Y es que Miguel fue el primer DT del equipo lomense cuando este participó activamente en los torneos de Primera División de AFA entre 1997 y 2003. Marta, su mujer, era la Delegada del equipo y entre los dos le dieron forma a un plantel que, más allá de conseguir resultados exitosos o no, fue un espacio en donde la calidad humana se destacaba por sobre todo: “Estuvimos muchísimos años, pasamos momentos muy lindos con las chicas y me siento muy orgulloso de haber dirigido ese grupo. Tenemos muchas historias lindas para contar”, me aseguraba Miguel.

Porque, claro, el contacto con él siempre tuvo la intención de generar un encuentro para poder revivir aquellos años de puro amateurismo. Era tal su buen estado de ánimo y entusiasmo que no pudo evitar soltar algunos recuerdos: “Una vez, jugamos un amistoso con la Selección de Paraguay que estaba en el país participando de un torneo. Jugamos en Villa Albertina y había una de las delegadas paraguayas que cumplía años, así que se lo festejamos. Hicimos torta y sanguchitos para las delegaciones. La AFA la había puesto a Marta como delegada para acompañar a las paraguayas durante su estadía”.

Marta y Miguel juntos y a la par, como cuando trabajaban en Los Andes

Otra de las historias que, al día de hoy parecen impensadas, es la vez que debían jugar en La Plata por la mañana: “Cuando nos citaron para jugar un partido a la mañana contra Estudiantes de La Plata hicimos la concentración en mi casa. Les hicimos de comer fideos, armamos camas por todos lados y se quedaron todas acá. A las 12 de la noche a dormir todas porque a las 6 o 7 de la mañana teníamos que levantarnos, desayunar y salir para La Plata. Les teníamos mucho cariño a todas”.

Y esto último no dejó de decirlo en cada uno de los audios que me envió, el cariño hacia las jugadoras: “A mí me escribían cartas las chicas, que las lees y te ponés a llorar”. Así de afectiva era la relación del DT con su plantel y cuando uno habla con alguna de ellas, el cariño es reciproco.

Su paso por Los Andes coincidió con la presidencia de Armando Tedesco quien participó en una situación risueña refiriendose a un logro alcanzado por una de las jugadoras del plantel: “Analia ganó en el 97 el premio Fair Play otorgado por la Asociación de árbitros. Ese día estaba Tedesco y le mostraba el telegrama a todos los jugadores que iban a cobrar su sueldo: ‘¿Cuándo me van a traer este galardón, este premio hermoso para el club? El futbol femenino lo trae y ustedes son unos troncos‘, les decía a los jugadores. El telegrama debe estar asentado en Los Andes”.

Analia es una de las hijas de Miguel. Ella y Lorena (su otra hija) fueron parte de ese plantel que en el año 2003 dio un paso al costado por pedido de Hugo Van Schilt, quien era Presidente de la Institución: “Dijo que venía gente con buenas intenciones y nosotros las buenas intenciones siempre la tuvimos. De ahí nos alejamos y al poco tiempo se fue el fútbol femenino del club”.

Las Milrayitas posando en el Gallardón junto a su DT. Foto: Instgram losandesfutbolfemenino

Miguel Jan se cuidaba mucho, estaba jubilado y con ganas de seguir viviendo: “Gracias por tenerme en cuenta, cuando pueda nos juntamos” me escribió a hace 12 días cuando lo volví a contactar y me contaba que estaba enfermo pero mejorando. Es, sin dudas, una perdida muy grande para el fútbol femenino porque se nos fue una persona que aportó muchísimo para su crecimiento. Decisiones dirigenciales no permitieron que esto prosperara en Lomas, pero su huella quedará marcada para siempre.

Fotos: Gentileza de Vanina Mendiolar, ex jugadora de Los Andes


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*