Dió la talla pero no alcanzó

El reinició de la Copa Santander Libertadores nos trajo diversos encuentros y Tigre fue el que terminó la jornada frente a Guaraní en Paraguay. El Matador lo hizo bien en el primer tiempo pero finalizó con una derrota por 4 a 1.

El camino de Tigre se complicó tras perder frente al equipo de Gustavo Costas ya que, de los tres partidos disputados, no ganó ninguno y su camino en la Copa está al rojo vivo. Además, de nada sirve buscar puntos positivos cuando perdes por diferencia de tres goles y es difícil de entender porque Tigre arrancó el partido con un golazo de Pablo Magnín a los 9 minutos.

A valorar en Tigre es la actitud del equipo y de Pipo Gorosito teniendo en cuenta que el contexto de la pandemia a los clubes de Argentina no los dejó entrenar por seis meses, mientras que en Paraguay ya tenían 12 partidos disputados por lo que llegaron con ritmo futbolístico. Los paraguayos acababan de incorporar a Cecilio Domínguez, al igual que Magnín los argentinos que llegó desde Sarmiento de Junín convirtiendo temprano pero luego Cecilio se encargó de poner el 2 a 1 en el campo de juego.

En el primer tiempo lo de El Matador fue increíble y novedoso y no solo por el gol, sino que mostró una postura firme y solidez en el equipo, fue paciente, buscó espacios libres, no se sintió sometido a la presión, intentó manejar el balón con ingenio, aunque todo esto se derrumbó cuando tras un rebote llegó el tanto de Bautista Merlini. Hasta aquí Tigre había jugado de igual a igual.

Las flaquezas salieron a la luz al reanudarse el juego en el segundo tiempo cuando Costas realizó algunos cambios acertados y dejaron expuesto al Matador, sobre todo en lo físico. Luego del dudoso penal que convirtió Domínguez, del golazo de Edgar Benítez y por último el tanto final de Ángel Benítez dieron por terminado el partido, aun sin llegar al final, a un Tigre que había demostrado tener ganas de ir por todo.

Ahora el grupo B se encuentra liderado por Guaraní con 9 puntos mientras que el club argentino está último con 0 puntos y viendo que solo quedan tres partidos, Tigre se encuentra en una situación difícil de remontar pero no imposible.

Autor: Julián Silenzi


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*