De tal palo…

Allá por los 80′, un pibito la peleaba día a día. Su nombre, José Luis Calderón. El pibe de La Favela, el de los picados por la cerveza, el que laburaba en una panadería. Soñaba con jugar al fútbol y no se amedrentó con la seguidilla de “no”: primero lo fueron de Estudiantes, después de Gimnasia. Cambaceres siempre le abrió la puerta, se cansó de hacer goles, ascendió a la B y desde el ’92 -cuando regresó a Estudiantes- construyó una gran carrera.

La historia de su hijo Lucas no tiene privaciones, pero sí un punto en común: el paso por las juveniles de Estudiantes y Gimnasia. Después de años de pisar el Country, llegó a Abasto. Primero fue prueba desde septiembre. Luego, fichaje para jugar en cuarta. Goles en cuarta, debut en Reserva (en el clásico, desde el banco), suplente en Primera con Newell’s. Todo en un puñado de meses.

“Lo tomé con mucha tranquilidad. Era lo que yo quería. Yo lo decidí, por eso hoy estoy acá. Ahora más que nunca estoy metido en Gimnasia. Lo pasado, pisado. Yo no miro para atrás. Miro para adelante. Ojalá nos vaya bien a todos”, dice Lucas. “Estoy muy agradecido. Fue todo muy rápido. Entrenando, dando lo mejor, apoyándome en los compañeros, las cosas se fueron dando bien, como yo quería. Por eso vine acá, cuando tuve el problema ese decidí venir. Sumar minutos en Primera y el banco de Reserva es un premio al esfuerzo”, agrega.

¿Cómo juega Lucas Calderón? Un delantero tirado atrás que busca jugar. “Puedo jugar de 9, de extremo, de 9 retrasado. Creo que lo puedo hacer de las tres maneras, pero creo que me siento más cómodo detrás del 9. En un 4-2-3-1 detrás del 9; en un 4-4-2 a los costados de un delantero más hijo. Jugar libre, jugar suelto, más como armador de juego. Y siempre hacer goles: ‘goles son amores’, siempre digo, mi viejo también lo decía. Los goles son los que cuentan,  los que te llevan a Europa”.

El Indio Ortíz lo llevó a entrenar con Primera (junto a Patricio Monti) y no oculta su alegría. “Todo jugador quiere afianzarse. A mì me tocó estar tres semanas en Primera y lo disfruté muchísimo. La confianza que me dio el Indio en los entrenamientos. Me enseñó mucho. De todos me llevo un poquito, aprendés mucho de los más grandes. Sueño con volver a estar ahí, afianzarme y lograr todo con Gimnasia”Impensado en los últimos 25 años, el apellido Calderón y Gimnasia empiezan a elaborar una favorable historia en común.

Y José Luis, siempre presente. “Mi papá me marca los movimientos que hacía él jugando de 9. Somos de mirar videos después de los partidos, corregimos errores, movimientos, definición. Fundamentalmente hace hincapié en los movimientos”. Es común ver a “Caldera” en Estancia Chica viendo jugar a su hijo junto al alambrado, tanto en cuarta como en Reserva. Y estuvo en la platea del Bosque en el partido frente a la “Lepra”.

Lucas Calderón es categoría ’98 y entrena en el grupo especial que Pedro Troglio evalúa para sumar juveniles a la pretemporada. “Troglio es un entrenador muy intenso. Tenemos muchas cosas por mejorar, nos vamos dando cuenta a lo largo de los entrenamientos. Tiene trabajos muy buenos, muchos movimientos, nunca debemos quedarnos parados. Nos sirve, nos da un plus para el día de mañana cuando subamos”.

Lucas, el hijo del goleador. Con otros colores, quiere escribir su propia historia.

 

 

Imagen destacada: Facundo Aché

 

 


Facundo Bernardo Aché

Acerca Facundo Bernardo Aché

ver todas las publicaciones

Soy Facundo Aché, 47 años, desde hace 28 años cubriendo fútbol. Con pasos por AM Rocha, Radio Universidad y Belgrano, hace 19 años que trabajo en FM La Redonda, la radio de deportes de la ciudad de La Plata. Tres años cubrí el día a día de Estudiantes (2002-2004) pero antes y después cubrí -y cubro- la información de Gimnasia y Esgrima La Plata, tanto para la radio como para el Blog Tripero del Diario El Día. Además, colaboré en la redacción de Decano De América, la historia de Gimnasia en su 130 aniversario. Así que desde 1992 vinculado al "Lobo", ahora el desafío es brindarles la mejor información desde este espacio llamado El Rincón del Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*