De local empieza a hacerse fuerte

Guillermo Brown de Puerto Madryn volvió a la victoria. Tras la caída en Río Cuarto ante Estudiantes, se topó con un Chicago necesitado por sumar de a 3 por primera vez en el torneo. Pero los dirigidos por De Paoli siguen sin conocer el triunfo y continúan últimos en la zona I de la Primera Nacional. Todas las sonrisas fueron para La Banda que ganó por cuarta vez en el campeonato y tercera consecutiva como local. Con los resultados de la fecha, está a 4 unidades del codiciado cuarto puesto de la tabla. Fue el sexto enfrentamiento entre ambos y la segunda victoria para los de Chubut.

En la tardecita madrynense las tribunas tuvieron un color diferente. Mientras las dos facciones de la barra local siguen con el derecho de admisión en el Raúl Conti, se aceptó la presencia del público visitante y hubo varios hinchas de Chicago que hicieron un largo viaje para alentar a su equipo.

Cuando un equipo anda derecho, suele zafar de situaciones de las más complicadas. Cuando a un equipo las cosas no le salen, un poco es creer o reventar. A los 2 minutos Chicago iba a tener la primera chance y ante un remate de Izco iba a responder Taborda. Rápidamente el equipo de Broggi se iba a recuperar, a los 9 tendría una en los pies de Bonetto y a los 13 minutos llegaría el primer gol de la tarde: un tremendo slalom en la mitad de cancha de Mauricio Vera habilitó a Mateo Acosta – muy mal parada la defensa verdinegra – para que éste se encontrara mano a mano con Agustín Silva y definiera.

A partir de allí, el dominio de La Banda sería más claro y tendría oportunidades para ampliar el marcador. Al entretiempo se llegó con la sensación de que el dueño de casa podría haber hecho algún gol más ante un Torito golpeado por ese 1-0 tempranero y al que le terminó costando hacer pie.

Sin embargo la segunda mitad fue otra historia. Los de De Paoli salieron a buscarlo ya con un ingreso ofensivo desde el vamos: Santiago González por Rodrigo Tapia. Las necesidades a veces pueden confundirse con desesperación, pero hubo criterio en los de Mataderos que se arrimaron varias veces al empate, sobre todo con el buen laburo de Asenjo. No pudo ser.

Aunque promediando esa etapa, el local emparejó el asunto, las salidas por lesión de 2 de sus figuras (el goleador Acosta y el talentoso Emanuel Moreno) dieron la pauta de que la cerrazón del encuentro podía durar hasta los últimos minutos. O lo liquidaba la Banda o el Torito llegaba al empate. Y fue Brown nomás en una contra el que terminó consumando una victoria. Manejo y conducción de Bonetto, definición entrando por la izquierda de Rodrigo Depetris, quien había entrado a los 63 minutos. Faltaban apenas 5 minutos.

Con el 2 a 0 Guillermo Brown llegó a los 12 puntos en el torneo mientras que Chicago quedó último con apenas 6, producto de 6 empates. En la próxima los chubutenses volverán a ser locales contra Mitre de Santiago del Estero y Chicago recibirá a Alvarado (anterior colista pero que salió de ahí tras un gran triunfo ante Estudiantes de Río Cuarto).

Imagen destacada: Diario La Jornada


Sebastián Tafuro

Acerca Sebastián Tafuro

ver todas las publicaciones

Soy Sebastián Tafuro (@tafurel), tengo 35 años y creo que lo más lindo del mundo es escribir. Ponerle palabras a todo aquello que merezca ser contado o que al menos nos interese contarlo a nosotros. En ese sentido una frase de cabecera es una que me dijo Ezequiel Fernández Moores en una entrevista y me conquistó: “El deporte es una herramienta para contar historias”. Hoy es la insignia de un proyecto que intitulé La Pelota Siempre al 10 (@siemprealdiego en TW). Y acá en este lindo espacio del Rincón les contaré sobre la Liga de España y sobre las andanzas de Guillermo Brown de Puerto Madryn en la Primera Nacional. Abrazo de gol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*