CSKA: Un Símbolo De Victoria

Quiebras, demandas y creación de clubes. La historia de dos equipos que salieron del mismo lugar, se odian y tendrán que verse las caras después de mucho tiempo.

Por: Facundo Di Bona.

CSKA 1948 cambió su escudo. Ascendió a la primera división de Bulgaria hace un mes, pero modificó su imagen por cuestiones legales. CSKA Sofía, su hermano mayor, máximo campeón de su país, inició la demanda porque era exactamente igual. Los miran de reojo.

“En deseo de destacarse de otro CSKA que alguna vez se llamó Litex”, chicaneó el 48 en la presentación del nuevo escudo. Sus caminos parecían alejados por la diferencia de categorías, pero el avance arrollador de los nuevos preocupa y mucho.

Del otro lado del mundo hay una historia impresionante. CSKA Sofía, el club más popular de Bulgaria que hoy preside y es accionista por el 20% la ex estrella del Barcelona, Hristo Stoichkov, quebró en 2016. A pesar de que era el campeón local, UEFA no le permitió competir en Champions League porque tenía deudas. Terminó siendo desafiliado del fútbol búlgaro.

Debían descender hasta la última división, pero un nuevo dueño compró la licencia en la primera división de otro club, Litex Lovech, un equipo clásico en su liga local, e hicieron como si nada hubiera pasado. El equipo que vendió su plaza se refundó en otra categoría. Un grupo de hinchas quedó disconforme porque todo se arregló con plata. Habían hecho las cosas mal. Necesitaban redención y fundaron un nuevo club: CSKA 1948.

Se despojaron de la cancha y los títulos. Le pusieron los mismos colores, rojo y blanco, y armaron un escudo casi idéntico, pero sin las estrellas. No es una entidad privada como el anterior. Lo manejan sus socios. No quieren que vuelva a pasar lo mismo, así que eligen ellos quién formará parte de la Comisión Directiva.

El nuevo CSKA empezó a jugar en el torneo regional de Sofía, la capital, algo así como una cuarta división. Donde tenían que hacerlo si habían quebrado. Campeones en su primer año. Campeones otra vez en tercera. Alcanzaron la segunda categoría y salieron cuartos. En esta última temporada estaban punteros, pero llegó el Coronavirus y paró la pelota.

Desde la Federación búlgara finalizaron el torneo y CSKA 1948 salió campeón. Ascendieron a Primera. O volvieron, como quieran llamarlo. Ahora el tema es otro: cuando vuelva el fútbol chocarán dos hermanos. Los dos dicen ser el verdadero CSKA.

Los dos son hijos del Ministerio de Guerra de Bulgaria. El primero, nacido en 1948, fue fundado como la Casa Central de Tropas. De ahí las siglas CSKA. Fue la cuna de Stoichkov, el mejor jugador en la historia de Bulgaria. Ganó todo en su país. Tiene 31 ligas, 20 copas y las mejores participaciones de su país en Champions.

El otro, que tiene apenas cuatro años, no perdió un partido en sus primeros dos años y salió campeón en tres de cuatro participaciones. También reivindican una fecha en su nombre. Los socios que se despegaron son parte del Club Militar donde había fundado el Sofía. Su nuevo técnico es Krasimir Balakov. Lo consideran el segundo mejor jugador de la historia de su país, atrás de Stoichkov. Fueron compañeros en el Mundial de 1994. “CSKA es un símbolo de victoria”, dicen los dirigentes de ambos clubes. Muy pronto se van a volver a cruzar sus caminos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*