Coupe De France: PSG se probó otra corona doméstica

Los capitalinos se impusieron por la mínima y agregaron el 13er título a su palmarés. Una entrada criminal dejó a Mbappé sin partido y peligra su presencia en el duelo ante Atalanta por la Champions.

Volvió la acción en el fútbol de los campeones del mundo y el libreto no cambió demasiado en lo que al dominio se refiere. En la final de la Coupe De France, París Saint Germain venció 1-0 a Saint-Etienne y recuperó el trofeo luego de una temporada de pausa (había perdido en la edición anterior frente a Rennes).

Un par de goleadas de estruendo en partidos amistosos no eran medida suficiente como para saber en qué lugar estaba parado el campeón de la Ligue 1 (declarado como tal por la pandemia, digamos todo). La falta de ritmo es evidente y – si bien el descanso prolongado en algunos casos ayuda – el equipo necesita de ese rigor que impone la competencia oficial.

El Stade de France de la “Ciudad Luz” tuvo asistencia espaciada del público. Respetando los protocolos impuestos debido a la situación por todos conocida, apenas 5 mil espectadores fueron testigos de la vuelta oficial del fútbol galo.

Estaba claro que el gran candidato era el conjunto que dirige Thomas Tüchel. El pasado de gloria que ya cumple 40 años del último torneo local ganado nada tiene que ver con el apático presente de “Les Verts”. El más campeón de Francia pronto será alcanzado por la nueva ola y la sensación del “haber sido” solamente tiene como matices al blanco y al negro.

Pese al rótulo de “equipo vehemente” que se le colgó a los de Claude Puel, Saint-Etienne contó con la primera chance neta de gol. Denis Bouanga se animó a penetrar en las filas enemigas y cuando pisó el área metió un zurdazo cruzado. El poste izquierdo le negó la conquista al gabonés y la suerte estuvo del lado parisino.

Entonces no hay que provocar al gigante porque en cualquier momento se enoja y responde. A los 14´, incursión de Kyllian Mbappé por derecha y disparo que contuvo a medias el arquero Jessy Moulin. Rebote corto capturado por Neymar y el brasileño dorado abrió el marcador.

No se quedaron quietos los del Ródano porque otra vez generaron peligro sobre la valla que defendía Keylor Navas. Esta vez el que disparó fue Mahdi Camara y el portero costarricense se lució con una gran tapada.

Del otro lado, Moulin también demostró sus condiciones con una sensacional atajada ante un potente zurdazo de Ángel Di María.

Hasta que en el minuto 25 se produjo una jugada que resultó clave. Veloz contraataque conducido por Mbappé y una descalificadora patada de Loic Perrin. Durísima entrada del capitán sobre la megaestrella del fútbol mundial y fue increíble que el árbitro Amaury Delerue solamente le mostrase la tarjeta amarilla. Tan violento fue el cruce, que se armó una verdadera batahola entre los jugadores de ambos equipos.

Mbappé se fue llorando y con muchos gestos de dolor (en su reemplazo ingresó Pablo Sarabia). Los ánimos se caldearon y Delerue tuvo tiempo de rever su decisión: la justicia fue lenta pero llegó porque hubo cambio de color en la tarjeta y Perrin se fue expulsado. Triste forma de despedirse del fútbol para este defensor de 34 años que jugaría su último partido.

A partir de ese momento, el partido se planchó. Saint-Etienne siguió con la pierna fuerte pero ya sin ideas como para enderezar el rumbo. PSG tuvo todo servido para ampliar la diferencia, pero tampoco estuvo fino a la hora de hilvanar jugadas claras de gol.

Apenas 2 situaciones de peligro motivaron a Moulin a buenas intervenciones. Primero ante un misil de Leandro Paredes que casi le rompe las manos. Y luego en un duelo cara a cara con Sarabia, que terminó en otra brillante salvada del portero nacido en Valence.

Festejo con muletas para Mbappé (Foto: PSG en español Twitter)

Sin el brillo y la contundencia de siempre pero campeón al fin. París Saint Germain deja todo resuelto a nivel doméstico y pone los ojos en Europa. Tendrá un aperitivo dentro de una semana con la disputa de otra copa local, la Coupe de la Ligue (ante Lyon). Y luego sí podría concentrarse en el plato principal que sugiere verse las caras contra la sensación del “Calcio”.

Más de 3 semanas para ponerse a punto y por fin dar el salto continental. Por lo pronto, no viene nada mal beber un sorbo de confianza y brindar por el éxito de las copas nacionales.

Síntesis:

París Saint Germain (1): Navas; Kehrer (Dagba), Marquinhos, Thiago Silva y Bakker; Di María, Gueye y Paredes (Verratti); Neymar, Mbappé (Sarabia) e Icardi. DT: Thomas Tüchel.

Saint-Etienne (0): Moulin; Debuchy (Krasso), Fofana, Perrin y Kolodziejczak; Camara (Neyou Noupa), M´Vila, Macon (Moukoudi), Boudebouz (Nordin) y Bouanga; Hamouma (Khazri). DT: Claude Puel.

Árbitro: Amaury Delerue

(Foto Principal: El Nacional)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*