Corazón valiente

Independiente clasificó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana tras ganarle a Atlético Tucumán por 2 a 0 con goles de Leandro Fernández y Martín Benítez en el Estadio Libertadores de América. El local selló 2 a 1 el resultado global tras caer frente al Decano en el partido de ida 1 a 0 en el Estadio José Fierro. Ahora se medirá con el ganador de la llave entre Estudiantes de La Plata y Nacional de Paraguay. 

Noche no apta para cardíacos. Avellaneda vivió otra velada llena de emociones. Llegó la euforia y el desahogo con el gol de Fernández al comienzo del partido. La frustración y el descontento cuando Lucchetti detuvo el tiro penal del delantero rojo, el cual tiene el mejor festejo de gol del fútbol argentino. El alivio y la calma cuando Campaña hizo lo mismo con “El Pulga” Rodríguez.  El suspenso y la incertidumbre de los penales fueron los protagonistas hasta que Martín Benítez, luego de una gran presión colectiva sobre la banda lateral izquierda, estampó la pelota un sobre el arco rival con un derechazo inatajable a 7 minutos del final. La alegría y los festejos llegaron cuando el árbitro uruguayo Andrés Cunha pitó el cierre.

Independiente está en cuartos de final. Costó demasiado pero así es la Copa. Un error en una toma de decisiones o acierto en una jugada son claves. La concentración en los 180 minutos es crucial. Atlético Tucumán estuvo a la altura de la cita pero las fallas llegaron sobre el final, producto del desgaste y exigencia que demandaba la serie. El Rey de Copas fue fiel a su estilo. Impuso condiciones y manejó gran parte del primer tiempo. Las combinaciones colectivas y el juego asociado predominaban ante el repliegue de lineas visitante, que intentaba responder de contraataque. Por medio de una “corajeada” individual de Benítez desbordando y rompiendo líneas por la banda, llegó el gol de “#Discoteca” Fernández, quien definió de una manera inmejorable desde afuera del área. Gol y baile incluido en el festejo. Luego de la apertura del marcador, los dirigidos por Ricardo Zielinski se despertaron. La cobertura de espacios empezó a hacer efecto sobre los ataques del local y tuvieron más posibilidades para responder con réplicas aunque fallaron en la profundidad.

En el complemento, Atlético continuó desarrollando el papel del final de la primera etapa e incomodó a Independiente. A esto se le sumó la expulsión de una pieza clave como Nicolás Tagliafico a los 7 del inicio. Ariel Holan y sus jugadores comenzaban a desesperarse tras no poder plasmar su idea con tranquilidad. Se invirtieron los roles. Los tucumanos manejaron la posesión de la pelota y el Rojo se replegó. Bajo la vía del contraataque y con el mando de Fabricio Bustos, quien fue el jugador de la noche por su simpleza y carácter en la cancha, los de Holan encontraron un penal que finalmente Lucchetti terminó atajándole a Fernández.

Párrafo aparte para la actuación de Bustos. Firme en la marca y en el retroceso, certero a la hora de pasar al ataque. Sabe cómo y cuándo hay que hacerlo. Siempre con criterio. Un jugador completo desde lo técnico, conceptual y físico. Clave individual del equipo en la clasificación.

Lo mismo para Nicolás Domingo, quien otra vez fue el eje del equipo moviendo los hilos en el armado de las jugadas colectivas y manejando el tempo del equipo. Con su simpleza le da claridad al mismo y potencia a sus compañeros. Cada vez se asimila más a la idea de Holan. Se está volviendo imprescindible en el plantel.

A minutos de concluir el partido, la chance se dio vuelta. Los tucumanos tuvieron el pase a cuartos bajo los pies de Luis Rodríguez tras una mano polémica en el área del local. “El Pulga” pateó una vez y lo metió pero el arbitró Cunha lo invalidó por invasión de zona y obligó al delantero a ejecutarlo nuevamente. En la revancha Martín Campaña se lo tapó.

Tras las fallas en desde los 12 pasos de ambos equipos, vino otra “corajeada” de Benítez al enganchar desde la izquierda hacia el centro, quitarse la marca de dos defensores tucumanos y sacarse un bombazo que terminaría con el sufrimiento de todos los hinchas, cuerpo técnico y compañeros del Rojo al clavarse en la red del arco que defendía Lucchetti. Sobre el descuento del segundo tiempo, fue expulsado Yonathan Cabral en el conjunto tucumano tras agredir al arquero Campaña. El Rey de Copas ahora esperará al ganador del cruce entre Estudiantes y Nacional de Paraguay en cuartos de final. Hasta ese momento, el corazón rojo latirá con normalidad después de haber vivido una noche de novela.

SÍNTESIS

Independiente (2): Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Nicolás Tagliafico y Juan Sánchez Miño; Nicolás Domingo, Walter Erviti y Ezequiel Barco; Martín Benítez, Emanuel Gigliotti y Leandro Fernández. DT: Ariel Holan.

Atlético Tucumán (0): Cristian Lucchetti; Guillermo Acosta, Yonathan Cabral, Franco Sbuttoni y Gabriel Risso Patrón; David Barbona, Rodrigo Aliendro y Dardo Miloc; Gervasio Núñez y Luis Rodríguez; Ismael Blanco. DT: Ricardo Zielinski.

Goles: 16′ PT Fernández y 38′ ST Benítez (IND).
Cambios en el segundo tiempo: 8m. Diego Rodríguez por Barco (I) y Rodrigo Moreira por Erviti (I), 24m. Alejandro Melo por Aliendro (AT), 36m. Lucas Albertengo por Gigliotti (I) y 40m. Favio Álvarez por Miloc (AT).
Amonestados: Sánchez Miño (I). Miloc, Núñez (AT).
Incidencias: 6′ ST expulsado Tagliafico (I), 24′ ST Lucchetti le detuvo un penal a Fernández (I), 31′ ST Campaña le detuvo un penal a Rodríguez (AT) tras doble ejecución por invasión de zona y 45′ ST expulsado Cabral (AT).

Árbritro: Andrés Cunha (URU)

Estadio: Libertadores de America, Buenos Aires.

Escrito por Santiago Sandoval (@SantiJSandoval)

Fotos: Club Atlético Independiente, Diario AS y La Gaceta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*