Coppa Italia: Juventus vapuleó a Milán y levantó un nuevo trofeo

No hubo equivalencias y la “Vecchia Signora” extendió su reinado doméstico con la cuarta copa consecutiva. Y se anotó con un nuevo récord: es la primera que gana sin recibir siquiera un gol.

Juventus goleó 4-0 a Milán en el Olímpico de Roma y conquistó la Coppa Italia por 13ra vez en su historia. No cesa la hegemonía de los turineses en el orden local, donde están con un pie y medio del séptimo scudetto en fila.

Un primer tiempo con el dominio territorial del “Bianconero” pero sin traducirlo demasiado en opciones claras de gol. De hecho, quien llevó peligro por primera vez sobre la portería rival fue el equipo de Gennaro Gattuso, con una linda doble pared entre Hakan Calhanoglu y Patrick Cutorne, que terminó con un bombazo del joven delantero italiano bien resuelto por Gigi Buffon.

La leyenda viviente del arco italiano volvió a sentirse un fanciullo con una atajada a pura elasticidad, tras un disparo lejano del español Suso. Inoxidable Buffon, no importa cuando lean esto.

La “Juve” contestó con su pareja de ataque formada para la ocasión. De Paulo Dybala para Mario Mandzukic y devolución del croata. La “Joya” no pudo afirmarse y sacó un remate casi cayéndose, lo que resultó más fácil para un atento Gianluigi Donnarumma.

Después Juan Guillermo Cuadrado comenzó a hacer de las suyas por la banda derecha. Primero se puso la peluca afro de Willian y ensayó un regate corto para un puntinazo que salió por encima del horizontal. Y luego le puso una gran pelota aérea a Mandzukic, pero el cabezazo del balcánico fue débil y a las manos de Donnarumma.

Pasaron 45 minutos y el gigante dormido aún descansaba. Es que una de las virtudes de esta squadra de Massimiliano Allegri es la paciencia: sabe que en algún momento llegará la oportunidad para doblegar a su adversario… y tuvo un complemento demoledor.

El cero se quebró a los 55´, gracias a una pelota parada. Tiro de esquina de Dybala desde la izquierda y perfecto cabezazo en soledad de Mehdi Benatia. El marroquí fue a buscar una pelota que se abría y le cambió la trayectoria con su parietal derecho, para dejar a Donnarumma como estatua e inclinar la balanza en favor de su equipo.

Toda la confianza para lo que mejor sabe hacer Juventus y la “Joya” casi mete un golazo con un latigazo de zurda que tuvo una excepcional respuesta del Gigi más joven. Era tan solo una cuestión de tiempo… el presagio que habría más goles (y todos del mismo equipo).

Douglas Costa se encargó de liquidar el pleito a los 61´. Conexión sudamericana con Cuadrado y remate desde afuera por parte del brasileño. Esta vez hubo una falta de convicción por parte de Donnarumma y la redonda se le escurrió como agua entre los dedos, para un 2-0 de esos que obligan a tirar la toalla.

Para colmo de males, Donnarumma volvió a pecar de joven y regaló el tercer gol de la “Vecchia Signora”, 3 minutos más tarde. Movimiento calcado con un córner de Miralem Pjanic desde la izquierda y esta vez quien ganó de cabeza fue Mandzukic. El Gigi de menor experiencia bajó la pelota con sus manos pero no la controló del todo bien. Benatia estuvo listo y dispuesto y tocó la caprichosa al fondo de la red. “Tonto en quererte”, pensó Donnarumma y el marroquí celebró un inédito doblete en una final.

El concierto de errores de Milán volvió a ejecutar la partitura propia de un adaggio, con el cuarto gol… que fue en contra. Tiro de esquina de Pjanic e involuntaria peinada de Nikola Kalinic, para anticiparse a Donnarumma y meterla en el arco equivocado.

¡Qué va a ser, pibe! … la desazón de Donnarumma es el vivo retrato de una actuación para el olvido (Foto: The Sun)

Ni el tiro del final le salió al “Rossonero”, porque la diferencia estuvo en los arqueros. El jovencito fallaba en la valla propia y el magnánimo salvaba todo lo que le tiraban en el arco de enfrente. Buffon no sólo salvó un tremendo derechazo de Calhanoglu, sino que también le ahogó el grito de gol a Manuel Locatelli en el rebote. Notabilísimo.

Dybala casi arma un descalabro con un remate casi desde la mitad de la cancha, que encontró volviendo a un Donnarumma desesperado. Esta vez el papelón no se agrandó aún más porque la caprichosa salió apenas alta.

Los errores se pagan caro y sobre todo en una final. Descuidarse así con un equipo como Juventus es una invitación al suicidio. Y Milán poco pudo hacer ante semejante muestra de superioridad.

Claro dominador de la escena local. Olvídense de Matt Damon y Jeremy Renner en sus roles de Jason Bourne. La verdadera supremacía es patrimonio de Juventus. Volvió a coparse con cachetazo incluido al que supo ser un rival de fuste en la pelea doméstica. Los tiempos cambiaron, la esencia no. La “Vecchia Signora” conserva su reinado de éxitos… y realmente no hay quién se anime a destronarla.

https://www.youtube.com/watch?v=m5QNeWAQrA8

(Foto Principal: newsarmed)

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*