Salvaron la noche

Independiente y River igualaron sin goles en el partido de ida por los cuatros de final de la Copa Libertadores en Avellaneda. Los arqueros Armani y Campaña fueron las figuras.

Los 0 a 0 talosmbién pueden ser partidazos. El claro ejemplo de esta afirmación es el espectáculo que brindaron Independiente y River que tuvo a los arqueros, Franco Armani y Martín Campaña, como héroes protagonistas de la velada en el Libertadores de América.
En un cotejo plagado por el vértigo y la intensidad parece inverosímil que haya terminado sin goles. Campaña contuvo cada ocasión creada por River en el primer tiempo y Armani desactivó cualquier amenaza producida por el local en el complemento. Los arqueros fueron pilares para que el marcador se matuviera quieto en el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores. Veremos sí se abrirá en el desquite que se disputará el 2 de octubre en el Monumental.

Atrevido, dinámico y punzante. Así fue como River comenzó a imponer condiciones en el juego. Las bandas fueron las vías por donde sometió al Rojo, por lo tanto, Milton Casco y Gonzalo Montiel eran los que comandaban en ofensiva. Siempre con compañía de Gonzalo Martínez, quien se encargba complementar con sus asistencias entre líneas. La zona más vunerada era por la espalda de Silvio Romero y de frente a Fabricio Bustos. La sociedad se encargó de capitalizar el mayor tiempo posible ese sector.
Fue un vendaval. En apenas ocho minutos, concretó cuatro ataques serios contra el arco del uruguayo Campaña. Esto se debió a la conexión que hubo en el tándem compuesto por Leonardo Ponzio y Exequiel Palacios, quienes cortaban en zona de gestación e hilbanaban rápidamente con Pity Martínez. Rafael Santos Borré y Lucas Pratto cooperaron mucho en el retroceso y la marca sin descuidar la participación ofensiva. Mientras que Juanfer Quinteros tuvo un aceptable partido por la banda. El plan principal de Marcelo Gallardo era que Ignacio Fernández ocupara esa posición pero se vio imposibilitado, ya que se resintió en el isquiotibial de la pierna izquierda horas antes del comienzo.
Ariel Holan optó por diagramar un 4-2-3-1 desde el arranque. El doble cinco estaba compuesto por Nicolás Domingo y Francisco Silva con Pablo Hernández como vértice adelantado. Silvio Romero y Maximiliano Meza abiertos por los costados. Aunque no logró distribuir bien el juego, ya que Romero estuvo pendiente en frenar los avances de Casco y Hernández no conseguía tomar el mando de la construcción. Meza fue el único que desequilibró y rompió el molde. Tras una gran jugada individual del volante desde la izquierda hacia adentro, sacó un remate que se estrelló en el travesaño. Luego Romero capturó el rebote, Armani lo desvió y Emmanuel Gigliotti se perdió el gol abajo del arco.
El técnico local movió las piezas antes de la culminación de la primera parte. Adelantó a Domnigo y dejó a Silva como enlace con el objetivo de elaborar más en ataque. Soltó un poco más a Bustos por la banda y género otra situación de peligro: un cabezazo que desvió nuevamente el arquero santafesino.

En el complemento, Independiente pudo haber conseguido la victoria sí no fuera por el arquero fenomenal de River y la fortuna que tuvo. Durante el desarrollo, Silva tuvo otro disparo que se estampó en el palo, aunque la más relevante fue de Gigliotti, quien tuvo la apertura del marcador servida abajo del arco tras un error en la salida del conjunto visitante, pero Armani tuvo más reflejos y bloqueó el disparo cuando parecía vencido. Una respuesta fenomenal para salvar a su equipo otra vez.
El local dominaba pero no podía concertar tras las intervenciones del guardameta figura. Mientras que el desgaste comenzó a hacerse presente en River. Ponzio no alcanzaba con las marcas y Martínez junto a Palacios estaban fundidos. Holan mandó a Martín Benítez por Domnigo y Gallardo replicó con Nacho Scocco. Ambos influyeron poco. El conjunto de la Banda pudo abrir el partido sobre el final con un cabezazo de Borré pero se fue desviado por muy poco.

Los héroes de la primera parte de esta película fueron, sin duda, los arqueros. Falta el desenlace donde esperemos que haya goles y habrá un ganador, aunque podemos afirmar que este 0 a 0 entretuvo a todos.

Foto: La República, As, 442 – Perfil.


Santiago Sandoval

Acerca Santiago Sandoval

ver todas las publicaciones

Antes que nada, hijo de Dios. 20 años. Estudiante de periodismo. Cubro en el Rincón al CAI junto a Alexis Viojo. Me fue mal practicando deporte, así que me dediqué a escribir (?). Confirmar, afirmar e informar es una política de estado, aunque la idea principal es contar historias. Bienvenidos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*