Copa Del Emperador: Vissel Kobe, primer campeón del año

Primera estrella para las “Ushi”, que despidieron con honores a David Villa. De yapa, será el debut del conjunto de la prefectura de Okayama en la Champions League Asiática.

Arrancó el 2020 con la disputa de un trofeo y las mieles del éxito sonrieron para el equipo que dirige el alemán Thorsten Fink. En el Nuevo Estadio Olímpico de Tokio, Vissel Kobe venció 2-0 a Kashima Antlers y se consagró campeón de la Copa del Emperador 2019.

En efecto, año nuevo final nueva … este certamen arrancó el 25 de mayo del año pasado y participaron 88 equipos del país del sol naciente. A la gran definición llegaron las “Ushi” (“Vacas”) y los laureados “Antlers” (“Ciervos”): Vissel había dejado en el camino a Shimizu S-Pulse, mientras que Kashima hizo lo propio con V-Varen Nagasaki.

Era la chance inmejorable para que el más pequeño inaugurase su palmarés. Andrés Iniesta, Lukas Podolski, Thomas Vermaelen y David Villa definitivamente no estaban de paseo por Japón. Los ya consagrados querían conquistar ese nuevo desafío, sin importar que enfrente estuviera el gigante del fútbol nipón.

Para Kashima sería una estrella más. Ocho ligas, cinco Copas del Emperador y 6 Copas de la J-League son pergaminos suficientes como para considerar al elenco de Go Oiwa como un verdadero peso pesado.

Sin embargo, la historia se hizo a un lado cuando la pelota comenzó a rodar por el verde césped. Vissel jugó como si fuese el experimentado en esta clase de batallas y Kashima se vio superado en la etapa inicial. Claro que por errores propios que se pagaron caro y luego no hubo tiempo de recuperarse.

El primer aviso estuvo a cargo de Kyogo Furuhashi, quien recibió un centro atrás de Daigo Nishi desde la derecha y disparó muy cerca del vertical de la mano zurda del portero Kwuon Sun-Tae.

A los 18´, una verdadera carambola sirvió para quebrar el cero en favor de las “Ushi”. Desborde por izquierda de Gotoku Sakai y entró en escena Lukas Podolski. El alemán metió un envío con mucha potencia y la fatalidad golpeó al arquero surcoreano: Sun-Tae rechazó hacia adelante con las manos abiertas y la bola encontró a su compañero Tomoya Inukai. Desafortunado gol en contra y 1-0 arriba Vissel Kobe.

Kashima no tuvo ideas claras como para superar el impacto. El único argumento fueron los centros sobre el área sin demasiada convicción. Fácil tarea para el guardavallas Hiroki Iiura, quien se mostró muy seguro a la hora de descolgar lo que caía sobre sus dominios.

Minuto 38 y un nuevo gol prácticamente decidió el rumbo de la historia. Nishi solito y solo en la derecha escaló con pelota dominada y buscó el primer palo. Grosera pifia de Koki Machida y balón apenas desviado por Norikai Fujimoto, quien batió al sorprendido Kwuon Sun-Tae.

En la segunda etapa, Kashima arrimó un poco de peligro en busca del descuento. Pero fue con más empuje que fútbol y el primer error en la zaga de las “Ushi” casi le cuesta un gol: un envío a la olla no fue rechazado del todo y el cuero quedó picando a medio metro de la línea, con un arquero Iiruka de rodillas. Sho Ito disparó con mucha violencia y sin nada de precisión y la caprichosa increíblemente se fue a las nubes.

Resulta que la seguridad de Iiura no fue tal en el complemento y los centros que llovían comenzaban a ser un problema. Entonces los “Ciervos” inclinaron la cancha y jugaron al error del rival. Pero el novel equipo se equivocó menos y como tuvo al reloj de su parte, se refugió en su campo y jugó con la desesperación de su adversario.

Andrés Iniesta solo contra el mundo se encargó de ralentizar cualquier tipo de acción en ataque. Cerebral como siempre, el español se hizo dueño de la pelota y – pese a no haber tenido otro socio que entendiera su juego – marcó el ritmo del partido.

Quedó tiempo para el homenaje especial. A los 92´, David Villa ingresó por Podolski y pisó un campo de juego por última vez en su carrera. El “Guaje” se dio el gusto de conseguir su título número 15 y se retira con la impresionante suma de 440 goles, siendo actualmente el máximo anotador de la Selección de España con 59 tantos.

El paso ganador de Barcelona se mudó a Japón: festejan Villa, Vermaelen e Iniesta (Foto: Medio Tiempo)

La ciudad de Kobe sufrió un devastador terremoto en 1995, de una magnitud de 7.2 grados en la escala de Ritcher: la metrópolis quedó destruida y murieron 6.434 persona. Fue un 17 de enero y a ese mes se lo asocia de inmediato con la tragedia.

Hoy el fútbol tiñó de alegría a esa fecha relacionada con la destrucción. Porque no hay mejor manera que empezar el año con una sonrisa. La “Armada Española” tuvo mucho que ver y Vissel Kobe festejó a lo grande. Justo en el año que los Juegos Olímpicos regresan a Tokio luego de 56 primaveras. Porque el deporte es lo único que florece después de la tragedia y la desolación. Y el fútbol regaló esa cuota de esperanza en una tierra milenaria … ahora conocida como el “Imperio del Gol Naciente”.

Síntesis:

Vissel Kobe (2): Iikura; Vermaelen, Osaki y Dankler; Sakai, Nishi, Iniesta (Yasui) y Yamaguchi; Furuhashi, Podolski (Villa) y Fujimoto (Tanaka). DT: Thorsten Fink.

Kashima Antlers (0): Sun-Tae; Nagaki, Machida e Inukai; Leo Silva, Misao, Nago (Yamamoto) y Shirasaki (Doi); Serginho e Ito (Nakamura). DT: Go Oiwa.

Árbitro: Ryuji Sato.

(Foto Principal: Diario Marca)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*