Sorpresa con aroma de café

FÚTBOL FEMENINO
Copa América Chile 2018

La selección nacional arrancó el cuandrangular final con un triunfo más que valioso ante el complicado elenco colombiano. Fue un rotundo 3 a 1 y, aunque no convirtió, Estefanía Banini fue la figura del encuentro. Los tantos albicelestes fueron de Florencia Bonsegundo, Soledad Jaimes y Mariela Coronel. Las cafeteras se habían puesto en ventaja a través de Liana Salazar.

PESADILLA. Soledad Jaimes fue imparable para la defensa cafetera. Hizo el 2° gol argentino. (CAFemChile2018)

Más allá de saberse que todos los partidos de fútbol se dividen en dos etapas, se puede decir que este encuentro en particular, realmente fue de dos períodos por completo diferentes. Durante el primer tiempo, Colombia fue quien llevó las riendas, quien intentó, pero se encontró con una muralla construida por Aldana Cometti y Agustina Barroso que, además de interceptar los ataques y anticipar prácticamente en todas las ocasiones que fue necesario hacerlo, pudieron anular durante todo el cotejo a la muy peligrosa goleadora que tiene Colombia: la verdaderamente “Súper Poderosa” Catalina Usme, máxima artillera de lo que va de la Copa América, se encontró con su kryptonita celeste y blanca. Las defensoras argentinas, en conjunto con Adriana Sachs y Valentina Cámara, conformaron un frente defensivo que se volvió infranqueable. El funcionamiento de la  primera línea argentina casi no tuvo grietas: sólo tres veces se vio vulnerada y una de ellas, la del gol que abrió el marcador, fue a los 31 minutos, tras un tiro de esquina que no pudo ser rechazado: la pelota quedó boyando cerca del área chica y Liana Salazar no dudó en fusilar a Vanina Correa. Colombia estaba mejor parado en ataque y logró la ventaja. Sin embargo, podríamos decir que el tiro le salió por la culata porque tras verse abajo en el resultado, Argentina reaccionó y de allí en adelante, comenzó a avanzar con mayor decisión y desde los pies de una intratable Estefanía Banini, brindaba indicios de lo que sucedería en el complemento. Al descanso se iban ganando las chicas colombianas, pero se podría decir que nuestras muchachas empataron casi desde el vestuario ya que la igualdad llegó a los 4 de la segunda etapa y por medio de Florencia Bonsegundo. Una jugada similar a la del tanto cafetero.

SACRIFICIO. Larroquette no anotó, pero jugó para el equipo y entregó todo. (CAFemChile2018)

Sin embargo, ese 1 a 1 pareció propinarle a Argentina un hambre descomunal y hacia adelante para saciar su necesidad, se lanzó el equipo. Banini no paraba y las rivales tampoco lograban detenerla, no entendían cómo podía estar en tantos lugares al mismo tiempo: en un segundo se tiraba a la derecha y al siguiente aparecía corriendo a la izquierda o en el centro, robando pelotas, anticipando, guapeando al mejor estilo del potrero que tanto nos identifica a los argentinos.
A los 22 del período final, Soledad Jaimes se vio sola entrando por la diestra del ataque y aunque la arquera Sandra Sepúlveda salió e intentó achicar espacios, ni ella ni las defensoras que aparecían escalonada y enloquecidamente pudieron evitar que la goleadora disparara a la red. Golazo y ventaja para Argentina que lo daba vuelta.

FELICIDAD. Argentina se acerca al objetivo; llegar al Mundial Francia 2019, (CAFemChile2018)

 

Colombia sintió el golpe y entró en un letargo que, como si fuera poco, se extendió cuando apenas 3 minutos después, Mariela Coronel que había ingresado por Valentina Cámara, recibió el balón a la izquierda, muy cerca de la mitad de cancha y al ver a la arquera adelantada, no dudó: zapatazo desde 40 metros y a cobrar. Otro golazo y nueva ventaja.
El 3 a 1 fue un zimbronazo muy fuerte para Colombia que se veía enredada en el excelente planteo táctico que las argentinas pusieron en campo: dos claras líneas de 4 y dos futbolistas adelantadas. Tanto Jaimes como Mariana Larroquette preocupaban en demasía a sus rivales en turno; cosa que no sucedía con el arma más potente de Colombia: Catalina Usme no pudo desparramar su magia ni sus goles, Argentina no le permitió jugar, no le dejó espacios para explotar, cortó los circuitos tan bien aceitados de Colombia y dejó al equipo de Nelson Abadía sin ideas.

Los minutos pasaban y la “Albiceleste” dominaba. Llegando al final del duelo, a falta de 60 segundos para cumplir el tiempo reglamentario, Colombia tuvo ocasión de descontar, pero la guardameta argentina evitó el 2-3, tapando un mano a mano con Yoreli Rincón. A los 47, la que estuvo cerca del descuento fue Daniela Montoya que capturó un despeje corto de la defensa nacional y a un metro del área, sacó un potente derechazo que se fue besando el travesaño.
Argentina dio la sorpresa consiguiendo un triunfo sobre la selección que era claramente favorita para ganar el duelo. Pero eso es lo lindo que tiene el fútbol, que la lógica no aplica y, si bien eso puede perjudicarnos, esta vez nos favoreció.
Colombia no sacó provecho de la mayor cantidad de días de descanso que tuvo desde su último encuentro el día miércoles pasado y Argentina lo ganó con inteligencia, con orden y con aspiraciones de ser, por qué no, candidata a quedarse con el trofeo.

DETALLES DEL PARTIDO

Argentina regresa a la acción el próximo jueves a las 16.45, hora de nuestro país, cuando llegue una nueva edición del clásico sudamericano. Argentina y Brasil se reencontrarán luego del triunfo verde-amarelho en la primera fecha de la fase de grupos. Las chicas capitaneadas por Marta finalizaron primeras habiendo ganado los 4 partidos disputados y son las grandes favoritas para alzar el título.
Colombia por su parte, buscará recuperarse al enfrentar a Chile. Este duelo será también el jueves, pero a las 19, horario argentino.

 

 

FOTO DESTACADA: “Celebración argentina tras el triunfo frente a Colombia”
@jpsorin6
FOTOS:
@CAFemChile2018


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2006 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*