Copa Río: Fluminense festejó el empate

El conjunto tricolor igualó 1-1 el clásico con Flamengo y se clasificó para jugar la final de la Copa Río el próximo domingo en el Maracaná ante Botafogo.

El duelo semifinal que enfrentó en el estadio olímpico Nilton Santos a estos históricos rivales del fútbol carioca planteaba mayores exigencias para Flamengo, que estaba obligado a ganar.

Fluminense, por haber finalizado primero en su zona, tenia la ventaja del empate a su favor- no había ni alargue ni penales en caso de igualdad- y la hizo valer.

Partido intenso con mucho ida y vuelta y varias situaciones de gol repartidas de manera bastante equitativa para ambos lados.

Sobre el final de la primera etapa Flu aprovechó una pelota parada y se puso en ventaja con un gol de cabeza convertido por el zaguero Gum (foto), lo cual le dio tranquilidad y le permitió regular la marcha del juego en el segundo tiempo.

Pero Flamengo no bajó los brazos y luchó con decisión para torcer el rumbo hasta que a cuatro minutos del final Everton consiguió el empate con un espectacular remate de volea.

Ya no tenía demasiado tiempo, pero al Rojinegro todavía le quedó resto para ir por más y casi lo gana en el descuento en una jugada que piloteó su joven estrella Vinicius Junior y que concluyó con un peligroso remate cruzado que se fue al lado de un poste.

La Copa Río es la segunda fase del campeonato carioca. La primera, la Copa Guanabara, fue ganada por Flamengo en febrero pasado cuando se impuso en la final ante Boavista 2-0.

El próximo domingo Flu disputará la final del trofeo con Botafogo, que eliminó a Vasco da Gama en la otra llave semifinal.

Sin embargo, para conocer al campeón de la temporada todavía habrá que esperar, porque el campeonato carioca tiene un muy intrincado sistema organizativo. Casi hay que hacer un curso para entenderlo.

El título se dirimirá en una tercera instancia a través de un cuadrangular final en el que jugarán Flamengo como ganador de la Copa Guanabara, más el conjunto que el domingo se adjudique la Copa Río y los otros dos equipos que han acumulado mayor cantidad de puntos en las fases preliminares de ambos mini torneos, que son precísamente Fluminense, Botafogo y Vasco da Gama.

Esto significa que si a Flu o Botafogo les toca perder en la final que se avecina igual tienen asegurado su lugar en el cuadrangular, que se disputará con dos cruces semifinales a partidos único y luego una gran final a dos partidos.

El que jugaron anoche fue el segundo clásico del 2018 en el que se cruzaron Flamengo y Fluminense. El anterior, jugado el mes pasado durante la fase de grupos de la Copa Río, había finalizado con victoria de Flu por goleada 4-0 en un cotejo en el que Flamengo presentó una formación integrada por suplentes, ya que reservó a su equipo principal para los compromisos de la Copa Libertadores.

Gerardo Sobrado

Foto: Getty Images


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*