¡Chau Tanque!

Santiago Silva rescindió su contrato con Banfield y en las próximas horas se convertiría en nuevo jugador de la Universidad Católica de Chile. En su segundo paso por el Taladro jugó 30 partidos y marcó 11 goles, todos por el torneo local.

El uruguayo tuvo una relación controversial con el club. Tras haber sido el goleador y una de las figuras del equipo campeón del Apertura 2009, y luego de pasar por Vélez, Fiorentina y Boca, desembarcó en 2013 en Lanús, lo que generó el repudio de los hinchas que tanto lo habían ovacionado.

Tras quedar relegado en el Granate por un enfrentamiento con el entonces DT, Guillermo Barros Schellotto, el Pelado se fue a jugar a Arsenal de Sarandí y ya con 34 años parecía estar dando sus últimos pasos en el fútbol argentino.

Sin embargo, Banfield le abrió sus puertas de nuevo y Silva volvió a encontrarse con su nivel y su fama de goleador insaciable. Tan sólo un año duró la reconciliación, ya que tras entrar en conflicto con la dirigencia por el atraso en el pago de los sueldos, decidió decir adiós.

Foto: Código Banfield


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*