Una serie bien celeste

El City pasó como una tromba por Basilea y dejó la serie casi sellada con un 4-0 inapelable. Dos tantos de Gündogan, uno de Bernardo Silva y otro del Kun Agüero le pusieron sello a una goleada que allanó el camino del cuadro skyblue a los cuartos de final.

En una de las llaves más desparejas del sorteo de octavos de final de Champions, el Manchester City, con Sergio Agüero y Nicolás Otamendi desde el arranque, hizo valer su mayor jerarquía en St. Jakob Park ante un Basel que se vio superado en todo momento. En la primera mitad los Citizens se ‘salieron’ un poco del libreto habitual, porque lo que suele ser una muestra de fortaleza futbolística desde el volumen de juego, combinando pases y encontrando espacios por dentro y por fuera, hoy fue simplemente una exhibición de contundencia. El marcador se abrió a los catorce minutos, cuando Ilkay Gündogan conectó con un gran movimiento un córner de Kevin De Bruyne y estableció el 1-0. Basel respondió mediante las transiciones, herramienta con la que complicó al visitante en el principio, pero no pudo generar más que algún susto a los de Pep Guardiola, que hoy fueron impiadosos y lo demostraron en cada contestación a esos intentos de contraataque de los suizos. A los dieciocho, un pase al espacio de Gündogan habilitó a Raheem Sterling, quien ubicó por el otro lado a Bernardo Silva para que el portugués dibujara un golazo al parar su centro con el pecho y ejecutar una volea imposible para Tomas Vaclik.

Para colmo de males en el local, cinco minutos después apareció uno que está muy acostumbrado a meterla para seguir sumando tantos en su mochila y, de paso, transformar la victoria en goleada. Agüero tomó un balón suelto en tres cuartos y, de frente al arco, sacó un disparo violento que dejó estacado a Vaclik contra la línea de gol. Son 198 para el argentino, máximo goleador en la historia citizen y a sólo dos de alcanzar los 200. En sus primeras tres ocasiones, los de Manchester se pusieron arriba 3-0. El resto de ese primer tiempo se trató de ver al City circular la pelota, con un Gündogan muy involucrado y conectado con De Bruyne, que también quiso su gol antes del entretiempo. Sin embargo, el derechazo del belga al recepcionar un centro de Sterling salió apenas por encima del arco. En la última antes del descanso el portugués Silva encontró una nueva corrida de Sterling, pero el extremo perdió el duelo con Vaclik al intentar eludirlo.

El festejo de Agüero, que como ante Leicester volvió a hacer un gol desde afuera del área. Ya son 14 en 11 partidos en 2018 para un Kun en total estado de gracia. (Foto: Getty)

En arranque de la segunda mitad el City encontró un gol más que le asignó todavía mayor control sobre una serie que ya estaba encaminada. Gündogan recibió de Agüero en la medialuna, se sacó un hombre de encima y dejó colgada la pelota de un ángulo para decretar así el 4-0 y encumbrar más aún su actuación personal. Con cuatro goles en la bolsa, el encuentro se pareció más a uno doméstico de Premier League, con los de Guardiola sosteniendo el balón y durmiendo el partido. Así y todo, el local aprovechó algunos fallos del cuadro inglés y generó un par de chances para reducir la distancia. Dimitri Oberlin estuvo cerca de descontar en un par de ocasiones, mientras que Tarik Elyounoussi hizo trabajar a Ederson Moraes mediante un remate lejano que el brasileño envió a córner. El City pasó ese momento incómodo, ajustó un poco las tuercas en la última hora de partido e incluso pudo haberle añadido algún gol más: Gündogan tuvo su hattrick tras otro pase de Agüero, pero Vaclik le negó el gol con una muy buena tapada. Los minutos finales le sirvieron a Guardiola para cuidar futbolistas y hacer regresar de a poco a los lesionados Leroy Sané y David Silva, que se sumaron al retorno de Fabian Delph. El cielo es bien celeste para el cuadro skyblue, que plasmó su superioridad en Suiza y tiene prácticamente la llave en el bolsillo, un resultado que alimenta sus pretensiones de conquistar por primera vez una Champions.

Espectacular partido de Gündogan, el que más brilló hoy en Suiza, más allá de sus dos goles. Desde el banco o como titular, el alemán ha sido una herramienta importante para Guardiola. (Foto: Getty)

 

Foto destacada: Getty Images


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*