Leo rompió a la Juve

Con una actuación estelar de Messi, el Barcelona transformó un partido complicado en goleada 3-0 ante la Juventus de Dybala e Higuaín. Dos goles del astro argentino y uno de Rakitić le dieron forma a la goleada del cuadro catalán.

El Camp Nou albergó el partido más interesante de la jornada entre un Barcelona que busca reinventarse y demostrar que aún está para pelear grandes cosas y una Juventus que pretende confirmar su estatus de coloso europeo. Pese a la expectativa, fue un primer tiempo con pocas luces. Barcelona intentó hacerse con la iniciativa a partir del manejo de la pelota, pero se encontró con un trabajo muy aplicado de los volantes juventinos para suprimir cada intento que ensayaron los catalanes de combinarse. El trabajo de Miralem Pjanić y Blaise Matuidi en comunión con la defensa visitante hizo que los culés se frustren e incluso con sus recuperaciones generaron algún contragolpe. Un remate de Pjanić parado por Marc André Ter-Stegen y una corrida de Paulo Dybala que culminó en las manos del alemán fueron los avisos del elenco de Massimiliano Allegri. Barça solo inquietó mediante un disparo de Luis Suárez, que recogió el rebote de un tiro libre de Messi y exigió al siempre vigente Gianluigi Buffon, que la mandó al córner. Pero aunque ese lánguido primer capítulo parecía irse sin goles, apareció la inspiración del mejor del mundo. Lionel Messi recibió de frente al arco y, en la única acción donde contó con algún espacio adicional por el centro, combinó de gran manera con Suárez para luego sacar un latigazo de derecha que dejó plantado a Buffon.

A la vuelta del descanso, los turineses intentaron una arremetida inicial mediante un desborde de Douglas Costa, que culminó con un remate de Dybala por encima del arco. Ese arranque entusiasta del cuadro bianconero iba a ser frenado por un Barcelona que encontró en Messi su principal argumento para encaminar el partido. Primero, de frente al arco -como pocas veces lo encuentran en Argentina- sacó un violento remate que se estrelló contra el poste izquierdo de Buffon. Ya en la siguiente jugada, la suerte dejó de acompañar a una Juventus que había perdido la compostura de la primera parte. Desborde de Messi, rechazo en la línea de Stefano Sturaro y posterior sentencia de Ivan Rakitić llegando desde atrás. El encuentro ya se había destrabado para los catalanes, que encontraron más fluidez desde los pies de Sergio Busquets y Andrés Iniesta, y en los siguientes minutos pudieron aumentar mediante un tiro libre de Messi que Buffon despejó a córner y una oportunidad de Suárez, quien estuvo cerca de ampliar anticipando a su marcador tras un centro de Jordi Alba.

Messi se sacó la “mufa” ante Buffon y, además, está a sólo 5 goles de llegar a los 300 en el Camp Nou por todas las competencias (286 partidos). (Foto: @FCBarcelona)

Ese tercer gol, sin embargo, no tardó en llegar. A veinte del final, Iniesta encontró a Messi con espacios y el ’10’ comenzó su recorrido hacia el área hasta quedar cara a cara con Buffon y fusilar al golero italiano con un zurdazo cruzado. Tras el 3-0, el elenco culé puso el partido en el congelador con los ingresos de Paulinho, André Gomes y Sergi Roberto, que le cambiaron la fisonomía al conjunto y le permitieron contener el intento de reacción final de Juventus. Una salvada -aparentemente con mano- de Gerard Piqué ante un cabezazo de Mehdi Benatia fue el último intento de los de Allegri por descontar, pero lo cierto es que los italianos terminaron yéndose con un duro 0-3 que reduce sus aspiraciones a lograr el primer puesto del grupo por el que virtualmente compite con los catalanes. Para Barcelona, en tanto, resultó una buena medida para creer en la competitividad del equipo, aunque los de Ernesto Valverde todavía tienen mucho por recorrer desde el funcionamiento colectivo.

 

El Sporting de los argentinos sorprendió al Olympiakos

En el otro encuentro del Grupo D, los portugueses lograron un importante triunfo como visitantes del cuadro griego en un duelo que a priori será por el tercer lugar de una zona en la que están dos colosos como Barcelona y Juventus. Los lisboetas, con Jonathan Silva, Rodrigo Battaglia y Marcos Acuña desde el inicio, salieron con todo y lograron un gol tempranero que les facilitó el trabajo. Fue el propio Acuña quien sacó un centro desde la derecha para Seydou Doumbia, que logró anticiparse a la salida precipitada del arquero Stefanos Kapino y cabecear al gol. Esta ventaja se extendió a los catorce, cuando Gelson Martins culminó un contragolpe con una precisa definición para establecer el 2-0. El primer tiempo siguió favoreciendo a los Leões , que después de perdonar en dos ocasiones en las que tanto Martins como Bruno Fernandes estrellaron sus definiciones contra el travesaño y el poste respectivamente, lograron irse 3-0 arriba al entretiempo. Fernandes tuvo su revancha al irse mano a mano con Kapinos tras recibir un pase entre líneas del uruguayo Sebastián Coates y esta vez no perdonó.

Un primer tiempo furioso del Sporting le concedió una importante victoria en Grecia ante Olympiakos. (Foto: Uefa.com)

Sin embargo, la superioridad en el primer tiempo del Sporting no fue consistente en la segunda, por lo que terminó sufriendo inesperadamente sobre el final del complemento. Olympiakos emparejó la historia gracias a la inspiración del colombiano Felipe Pardo, que a un minuto del final se internó en el área visitante y tras enganchar para su zurda sometió a Rui Patricio con un potente zurdazo. El número 90 de los helénicos iba a aparecer nuevamente en tiempo de descuento al conectar un envío de Diogo Figueiras para ponerle cierta emoción al encuentro, no obstante su equipo murió en la orilla con el 2-3 y terminó lamentando ese pésimo primer tiempo. Los lisboetas, por su parte, celebraron el positivo arranque e intentarán dar el golpe en la segunda fecha cuando reciban a Barcelona.

 

Foto destacada: Uefa.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*