#MercadoDePases: Central Córdoba, el mandamás del mercado de pases

Se debieron ir catorce jugadores pero se contrató a diecinueve. Histórica gestión del proceso de transferencias en un contexto adverso en la económica de los clubes.

Algunos fueron adquisiciones, otros a prestación. Sin duda el siglo presente acude a un proceso transformador en su cuestión numérica. No solo los equipos de mayor poder adquisitivos, había asistido a convenir una importante negociación con una variedad de futbolistas.

En aquel treinta de junio, Central Córdoba renovaba la conducción técnica con la inserción de Alfredo Berti. El DT también vino con una oleada de confortación, en el aspecto remodelado de la delegación que subsiste en la máxima categoría tras una temporada del ascenso.

Las catorce salida fueron cruciales; Diego Rodríguez, Matías Nani, Marcelo Meli y Jonathan Herrera constituía la columna vertebral del equipo previo al lapso de compras o ventas.

Tal panorama tendría sensaciones encontradas, sin embargo la dirigencia de José Alfano, acató a las peticiones del cuerpo técnico.

En la jerarquización de los refuerzos, César Taborda vuelve a competir por un puerto en el arco tras ser estandarte de la clasificación en la primera división. De mismo modo, Alejandro Sánchez decidió alejarse de Atlético Tucumán y ser el arquero titular en este momento.

La línea defensiva fue reestablecida, con la adaptación de Alejandro Maciel, Franco Sbuttuni,  Federico Ardueza, y Nahuel Banegas.

Del mediocampo, se deslizan varias novedades entre las que se encuentran jóvenes con ansias de participación y expertos en el sector: Ariel Rojas, Francisco Cerro, Santiago Rosales, Iván Ramírez, Juan Ignacio Vieyra, Lucas Brochero, Nahuel Barrios, Jhon Pereira, y José Luis Fernández.

Por su parte, la ofensiva varía en su constitución: Claudio Riaño,  Leandro Vella, Sebastián Ribas.

Definitivamente el reestablecerse en tiempos de incertidumbre tiende a legitimar una proximidad de las elecciones amen del propósito del oficialismo.

Autor: Vázquez Gabriel


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*