Boca derrumbó el Fortín a puro gol

El conjunto Xeneize venció 7-1 a Vélez, que nunca en su historia había recibido esa cantidad de goles como local. Cardona, Villa (2), Maroni (2), Tévez y Campuzano los goleadores.

Mirando el resultado parece un encuentro fácil de explicar. Sabiendo que se trata de fútbol todo puede cambiar.

Arrancó bien Vélez con una llegada de Orellano. Una dura entrada de Capaldo a Amor desató la irá de los locales que pedían la expulsión del volante de Boca, y a los 8 minutos, tras un gran quite ante Villa, se retiró lesionado Guidara.

Todo parecía inclinarse para los de Liniers, pero llegó la infracción de Amor a Cardona, tiro libre y remate rasante junto a un palo para abrir el marcador.

Cinco minutos más tarde, el centro de atrás de Ortega encontró a Lucero que, entre Campuzano y López apenas desvió la pelota para empatar el encuentro.

La igualdad duró poco, ya que un gran pase de Cardona habilitó a Villa quien tras una gran corrida eludió al arquero y amplió las diferencias.

Vélez fue buscar el descuento pero se encontró con una gran noche de Andrada que desarticuló cada intento achicar el marcador tapando un remate de Orellano y un buen tiro libre de Mancuello.

En la segunda mitad la contundencia de Boca fue determinante. De nada sirvió que Vélez tenga mayor posesión del balón, los ataque de los visitantes fueron estocadas mortales.

Villa desbordó a De la Fuente, enganchó hacia adentró y definió al segundo palo de Hoyos. Maroni empujó a la red un tiro de Villa que había rebotado en el palo, Tévez definió tras un centro de Fabra, Maroni culminó una gran acción colectiva de Boca que contó con 26 toques antes de convertirse en el sexto gol y, como si le faltara algo a la gran noche de los colombianos, Campuzano convirtió el séptimo tanto para cerrar la función.

Vélez llegaba invicto, con el puntaje ideal y con un buen funcionamiento, ahora se encuentra ante un gran inconveniente sobre todo desde lo anímico ya que este tipo de derrotas suelen derribar la moral de los jugadores. Dependerá del cuerpo técnico y del plantel levantarse rápidamente.

Por el lado de Boca, todo lo contrario. Venía de una victoria complicada por Copa Argentina ante Claypole (milita en Primera C) y con su entrenador cuestionado. Esta goleada lo fortalece, le da ánimos y calma para enfrentar dentro de una semana una nueva edición del Superclásico ante River.

SINTESIS:

VÉLEZ 1: Lucas Hoyos; Tomás Guidara, Emiliano Amor, Luis Abram, Francisco Ortega; Pablo Galdames, Federico Mancuello; Luca Orellano, Thiago Almada, Lucas Janson; Juan Martín Lucero.

D.T.: Mauricio Pellegrino

BOCA 7: Esteban Andrada; Nicolás Capaldo, Lisandro López, Carlos Zambrano, Frank Fabra; Cristian Medina, Jorman Campuzano, Edwin Cardona; Gonzalo Maroni, Carlos Tévez, Sebastián Villa.

D.T.: Miguel Ángel Russo

GOLES: 21′ Cardona (B); 26′ Lucero (V); 31′ Villa (B); 53′ Villa (B); 55′ Maroni (B); 62′ Tévez (B); 74′ Maroni (B); 89 Campuzano (B).

AMONESTADOS: Amor, Galdames (V); Capaldo, Zambrano, Campuzano (B)

CAMBIOS: 8′ Hernán De la Fuente x Tomás Guidara (V); ET Matías De los Santos x Emiliano Amor (V); 63′ Gerónimo Poblete x Federico Mancuello (V) 63′ Ricardo Álvarez x Lucas Janson(V); 64′ Julio Buffarini x Nicolás Capaldo (B); 64′ Leonardo Jara x Cristian Medina (B); 75′ Franco Soldano x Carlos Tévez (B); 80′ Cristian Tarragona x Luca Orellano (V); 81’Agustín Almendra x Edwin Cardona (B)

ÁRBITRO: Diego Abal

CANCHA: José Amalfitani (Vélez)

Por: Diego Jordán

Foto: Mauro Alfieri/La Nación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*