Barracas no lo cerró y Cole se lo empató

Se cerró la quinta fecha de la Primera B con el partido que jugaron Barracas Central y Colegiales. Fue empate 1 a 1 con goles de Fernando Valenzuela para el local y Franco Toloza para la visita.

Por Olavarría y Luna había cambiado el ánimo en las últimas semanas gracias a los dos triunfos seguidos que se consiguieron, uno de local y otro de visitante. Se esperaba emprender una buena racha de victorias para acercarse a la punta del torneo, pero enfrente estaba el duro Colegiales.

Los dirigidos por Leonardo Estévez no son un equipo regular, hasta esta fecha solo conocían ganar y perder, fueron dos y dos. Y gracias a una acción desafortunada, en el día de hoy consiguieron sumar de a uno en condición de visitante.

Todo el partido le perteneció al Guapo. Manejó la pelota, tuvo una amplia posesión y se vio buen juego colectivo, sobre todo durante la primera etapa. Tuvo un mediocampo firme gracias al buen trabajo de la dupla Arce-Passaglia y en los pies de Fernando Valenzuela mostraba lo mejor en ataque. Luciano Romero parece ser el socio ideal del 10 barraquense y Da Silva en el área realiza un buen trabajo para que los rapiditos hagan de las suyas.

Las jugadas de peligro en la primera etapa se sucedieron una a otra. Primero fue Romero a los 12 minutos quien quedó en el borde del área rival con la pelota dominada y su definición se fue por arriba del arco defendido por Daniel Monllor. Passaglia, a los 20´, se anotó en ataque con un cabezazo bajo que pasó cerquita de uno de los palos. También Lucho Bevacqua quiso ser parte y disparó dos veces desde afuera del área pero sus tiros no tuvieron buena dirección. Cerca de los 35´ apareció otra vez Bevacqua y le sirvió un centro a Da Silva que el delantero cabeceó arrojándose al piso y pasó cerca del palo izquierdo de Monllor. La parcialidad local se entusiasmaba y daba la sensación que el gol llegaría en cualquier momento. Hasta que apareció Fernando Valenzuela, la figura de la cancha. Primero probó desde afuera y pasó cerca, luego recibió un centro que logró bajar de pecho y su remate de zurda fue a parar adentro del arco. Era el 1 a 0 muy merecido porque Colegiales no lograba hilar dos pases seguidos y su rival lo acorraló en campo propio. Una guapeada de Esteban Giambiuzzi entre los centrales barraquenses le dio la posibilidad de remate pero la pelota se fue muy lejos. Fue la única de Colegiales, que se retiró al descanso con mil dudas. Los de Alejandro Nanía habían hecho las cosas bien pero la ventaja era mínima.

EXCELENTE. Así lució el campo de juego de Barracas Central.

La segunda etapa se peleó un poco más, Colegiales saco a relucir su amor propio pero no podía generar peligro. Apenas un leve cabezazo de Gabriel Rodríguez se puede anotar como chance de gol. Barracas seguía manejando la pelota con Valenzuela que se seguía floreando y otra vez apareció esa sensación de que el segundo gol podía llegar en cualquier momento. Pero todo lo construido por el Guapo durante el partido se desmoronó con un error fatal de Maximiliano Rodríguez. El lateral dio un pase atrás que quedó corto y Franco Toloza no perdonó. Había ingresado quince minutos antes y estaba fresquito para encarar hacia el arco, dejar en el camino a Elías Gómez y definir suave con el arco solo.

Lo que quedó fue el embate natural de Barracas Central que fue a buscarlo con todo el equipo volcado al ataque. Lo llenó de centros a Colegiales y de chichones a Facundo Nasif que siempre estuvo firme por arriba y en parte fue uno de los responsables de frenar cada ataque del local.

Barracas Central se fue con gusto a poco, Maxi Rodríguez se retiró con llantos por el error cometido pero recién van cinco fechas de torneo y el plantel barraquense deberá trabajar para poder cerrar los partidos, algo que le cuesta, sobre todo cuando juega en su cancha. Colegiales está complicado con el descenso, por eso este empate se festejó como un triunfo. Leonardo Estévez es consciente de  que la cosa no está fácil, para colmo en tres días tiene que recibir a San Telmo y el tiempo de trabajo de cara a ese partido es mínimo. El Guapo enfrenta el lunes a Comunicaciones, ultimo del torneo.

Síntesis del partido:

BARRACAS CENTRAL (1): Elías Gómez; Maximiliano Rodríguez, Ezequiel Filipetto, Nicolás Minici, Leonel Bontempo; Juan Pablo Passaglia, Carlos Arce; Luis Bevacqua, Fernando Valenzuela y Luciano Romero; Jorge Piñero Da Silva.

Suplentes: Mariano Monllor, Fernando González, German Mandarino, Matías Olivera, Iván Tapia, Diego Galeano y Jonathan Morán.

DT: Alejandro Nanía

COLEGIALES (1): Daniel Monllor; Bruno Ferraris, Rodrigo Paillalef, Facundo Nasif, Jorge Demaio; Esteban Giambuzzi, Brian Medina, Agustín Fidalgo y German Gaitán; Gastón Díaz y Gabriel Rodríguez.

Suplentes: Cesar Atamañuk, Santiago Tallarico, Miguel Conicelli, Juan Manuel Tolosa, Lucas Poletto, Facundo Stable y Franco Toloza.

DT: Leonardo Estévez

Cambios: Morán x Da Silva, Galeano x Passaglia y Tapia x Bevacqua (BC); F. Toloza x Fidalgo, Stable x Giambuzzi y Tolosa x Rodríguez (COL)

Goles: PT 43´Fernando Valenzuela (BC) y ST 32´Franco Toloza (COL)

Amonestados: Nasif, Díaz, Rodríguez y Ferraris (COL)

Árbitro: José Carreras

Estadio: Claudio Chiqui Tapia (Barracas Central)

Fotos: Redacción RDF


Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Como amante de la historia promete investigar y escribir sobre el futbol y sus historias mínimas, esas que, en algunos casos, no se conocen y esas otras que, en otros casos, sólo algunos conocen. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder desentrañar una pila de historias ligadas al futbol. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*