Banfield ganó en la cancha ¿Se define en el escritorio?

En la tarde del Sur del Gran Buenos Aires, Banfield le ganó 2-0 a Lanús en el Estadio Florencio Sola y se acerca a la cima de su zona. Los dos goles del local los marcó Luciano Pons y la visita sufrió la expulsión de Nicolás Orsini.

Una vez más, Banfield y Lanús se congregaron en un estadio para celebrar una nueva edición del famoso Clásico del Sur. Esta vez, sin público presente (más allá de los familiares y directivos), sin las banderas, los cánticos y todo lo que hace a un clásico aún más interesante.

Y, durante los primeros minutos, el Clásico tuvo todo lo que lo hace clásico: fricciones, ataques, insultos y cruces rozando lo criminal. Pese a eso, la visita lograba ser más clara con la pelota y sin ella, evitando que Banfield se apoyara en sus dos creadores de juego, Giuliano Galoppo y Martín Payero. Con la velocidad y la picardía de Lautaro Acosta y Matías Esquivel, el Granate hizo temblar a los hinchas del Taladro cuando el ex Boca quedó solo frente al arco y parecía vencer a Arboleda, pero la cabeza de Maldonado despejó los problemas.

La única clara de la primera parte llegó luego de una gran jugada colaborativa que Martín Payero no pudo direccionar con potencia hacia el arco de Lautaro Morales y el arquero se terminó adueñando de aquel débil remate. Y, cuando la primera parte parecía estar por finalizar, un planchazo de Nicolás Orsini cambió el desarrollo del encuentro. El árbitro, de un flojo rendimiento en la primera parte, vio la falta de Orsini sobre Cabrera, le sacó la segunda amarilla y el delantero dejó a su equipo con 10 hombres justo antes del descanso.

Con un hombre más, todo fue más sencillo para el Taladro, que no tardó mucho en ponerse en ventaja en el complemento. Es que, con tan solo cinco minutos de juego en la segunda parte, Giuliano Galoppo habilitó a Luciano Pons que, con un sútil pero efectivo amago, dejó tendido en el suelo al guardemetas y, con el arco libre, marcó el 1-0.

El local no tardó en volver a atacar y, aprovechando el bajón del Granate después del gol, un centro preciso de Álvarez a la cabeza de Pons permitió que el 9 volviera a marcar un gol y, con su doblete, empezara a despachar a Lanús. Los de Zubeldía buscaron rearmarse, pero de ahí en más, la única de peligro que tuvieron fue un cabezazo de Sand que se fue desvíado.

Los jugadores banfileños festejaron un triunfo especial que los vuelve a colocar entre los cuatro mejores de su grupo, pero el partido podría no quedar en el olvido porque la visita tendría un dato que le permitiría arrebatarle los puntos a su rival desde el escritorio.

Según se supo después del partido a través de Mariano Antico, en la segunda parte, Banfield utilizó a un jugador que había sido suspendido en la fecha pasada, por lo que el Granate iría a pedir los puntos. Banfield se escuda en que en el COMET, el sistema administrativo que utiliza la AFA, Tanco, el jugador en cuestión, aparecía habilitado. La definición de este problema parece ir para largo.

Síntesis

Banfield: Arboleda; Coronel, Maldonado, Lollo, Gómez; Payero, Cabrera, Galoppo; Cuero, Pons, Álvarez.

Lanús: Morales; Morgantini, Thaller, Pérez, Bernabei; Quignon, Belmonte; Orsini (expulsado), Esquivel, Acosta; Sand

Goles: Luciano Pons (5 y 13´ST) BAN

Árbitro: Darío Herrera

Estadio: Florencio Sola

Foto: @CAB_Oficial


Franco Rossi

Acerca Franco Rossi

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Franco Rossi, tengo 20 años y vivo en Capital Federal. Soy estudiante de periodismo deportivo en ETER y disfruto mucho el fútbol, el tenis y el basket. Me gusta tanto el fútbol que quiero aprender más de él y de la gente que vive de ello, por eso es que elijo ser periodista deportivo. Agradezco la oportunidad y el espacio que me brindan desde el Rincón del Fútbol y daré siempre lo mejor de mí. Actualmente me encargo de la información de Banfield.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*