Atlético Rafaela quebró a Olimpo y sueña con la permanencia

La Crema venció en Bahía por 2 a 1 en un partido plagado de emociones. Luna abrió el marcador, Rodríguez lo igualó y Gudiño puso cifras definitivas. Gabbarini le atajó un penal a la figura Díaz y Paredes se fue temprano a las duchas. Un duelo que valió más que tres puntos y que también celebran Arsenal, Temperley, Quilmes y Huracán.

En el cierre del domingo los dirigidos por Llop dieron la sorpresa. Ante un atónito Olimpo que despreció situaciones y se fue quedando sin ideas, golpeó en los momentos justos y aguantó el marcador. Los de Santa Fe se ilusionan y quedan a 7 puntos de Arsenal y 8 de los de Bahía.

Un desfibrilador para un infartado corazón aurinegro, que vio un dominio absoluto en los primeros 15 pero que antes de festejar ya comenzó sufriendo. Tan sólo 20 segundos bastaron para despertar a Hoyos, que sería por demás importante. Caballuci tomó por izquierda el pase de Troyansky tras el doble despeje de Rodríguez y Blanco y quedó mano a mano con el golero. Ante el remate furioso, el “uno” no dio lugar a dudas y devolvió la pelota. Minutos más tarde, Fue Pizzini el que estuvo cerca con un cabezazo alto y, acto seguido, Troyansky remató desviado.

Tras el nuevo disparo displicente de Pizzini, Llop estalló y la Crema lo sintió. Cerró espacios, corrigió marcajes y poco a poco fue avanzando. Pittinari probó a los 21, pero a los 27, en la primera llegada de real peligro, Atlético festejó. Una pelota profunda encontró a Díaz habilitado por izquierda y éste escapó hasta el fondo. Llegando contra la raya final, ensayó un centro hacia Luna, que cambió por gol. La sorpresa inundó las caras de los simpatizantes locales y la algarabía tuvo lugar en el banco visitante. Más aún cuando un minuto más tarde se cambiaron los papeles y Luna asistió a Díaz (en claro off-side), aunque fue Gabbarini el que salvó la ropa.

Pero Olimpo tenía reservado algo más y Paco Rodríguez se elevó más que el resto para ganar en las alturas y decretar el empate a los 33, tras el córner de Caballuci. El castillo de naipes parecía caerse para Rafaela con el tanto y la posterior expulsión del paraguayo Paredes (infantil) por doble amarilla. Aunque, cosas del destino, tuvo desde los doce pasos la definición. Tras la mano de Sacks luego de la insistencia de Gudiño y el remate de Díaz, el árbitro decretó la pena máxima. Una vez más, fue Gabbarini quien apareció para ser el héroe, arrojándose contra su palo diestro ante la decepción de Díaz.

Ya en el complemento, la historia fue otra. Atlético golpeó temprano cuando un error de Blanco le cedió la pelota a Pittinari y éste habilitó a Gudiño que definió por abajo en el mano a mano con el arquero. A partir de allí, Olimpo intentó inclinar la cancha a su favor, a la vez que Rafaela se ordenó y jugó con la desesperación del rival. No fueron suficientes el hombre de más (que jamás pesó) ni los tres delanteros que Sciacqua puso en cancha. Los bahienses fueron más ganas que fútbol y se quedaron sin ideas. De contragolpe, la Crema tranquilizó y cerró el partido.

Así, recorta diferencias en los promedios, le da vida a Arsenal y permite que festejen Temperley y Quilmes, hoy afuera de todo. Las dudas inundaron el Carminatti, pero la fe se mantiene. Falta mucho todavía y ambos lo saben, aunque hoy la visita se permitió soñar.

Foto: Télam y La Nueva


Emiliano Roza

Acerca Emiliano Roza

ver todas las publicaciones

Soy de Bahía Blanca y tengo 23 años. Me recibí de Periodista Deportivo en el Instituto Regional del Sur en 2014 y estoy en camino a ser Licenciado en Periodismo y Nuevos Medios en la Universidad Blas Pascal. Soy Productor de Radio Mitre Bahía Blanca y hago estadísticas en el streaming oficial de Bahía Basket, por Liga Nacional. Trabajé en medios gráficos en mis inicios, cubriendo la actualidad del fútbol y básquet bahiense. Alejarme de la escritura fue lo más difícil. Por eso, comienzo este nuevo camino en El Rincón del Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*