La Liga: Atlético de Madrid sobre hielo delgado tras el empate ante el Betis

En un enfrentamiento con un activo primer tiempo y una “dormible” segunda mitad, el conjunto del “Cholo” Simeone consigue amargamente un empate por 1-1 frente al Real Betis de las manos de Oblak, Correa y Carrasco.

“Tan cerca y tan dudoso”

En un partido que prometía por la búsqueda de ganar del Atlético de Madrid para de esta forma mantenerse sólidamente en la cima de la tabla, y que por otro lado traía a un Real Betis que intentaba aprovechar el empate del Real Sociedad con Valencia por 2-2, con la intención de superar al primero y aproximarse a la clasificación a fase de grupos de la Europa League. En un comienzo la intensidad profetizada parecía demostrarse, cuando apenas a los cinco minutos Joao Félix le daría un buen pase a Correa, quien por el adelanto de Bravo, no sería capaz de definir pero si de hacer llegar la pelota a Carrasco para que defina en un arco sin arquero. Característico ya del Cholo, el planteo táctico del colchonero pasaría a tener una línea de cinco abajo justo cuando parecía que el Betis encontraba cierta desprolijidad en el parado defensivo de los mediocampistas del Atlético; no obstante, si bien la idea de juego de Simeone parecía funcionar, con una idea centrada más en el bloqueo de espacios que en la presión directa sobre la pelota, a los veinte minutos llegaría milagrosamente un centro a Tello que con una gran volea metería esa pelota en el arco a pesar de encontrarse en un área plagada con jugadores del conjunto madrileño. Pronto se demostró la gran influencia del empate en los dos equipos, donde en una esquina del ring podía verse como el Atlético ahora cambiaba a un 4-4-2 con el que había ingresado y pasaba a incrementar la presión, mientras que del otro lado el verdiblanco tomaba como base de su juego la idea de que el cambio de ritmo y la circulación de la pelota eran la clave para llegar al área del oponente, mientras que también trataba de cortar el ingenio de Félix enjaulándolo siempre con mínimamente tres jugadores a su alrededor .

En el comienzo del segundo tiempo, sumamente adolorido, Joao Félix tuvo que salir de la cancha por una lesión en el tobillo, y con él se fue la intensidad que el partido podría haber tenido. En el minuto 57, Oblak nos recodaría nuevamente su habilidad, como si fuera necesario, al evitar un buen cabezazo de Emerson luego de un córner. No obstante, luego de esta intercepción el Betis no desistiría de su deseo de romper el empate, por lo que tendría los ataques más claros del encuentro que concluirían en un tremendo despeje de Giménez en el minuto 73, y en una impresionante atajada de Oblak para sacar el disparo del recién ingresado Lainez al minuto 76. Los minutos siguientes no dejaron mucho para el recuerdo, pero llegando al final Bravo también quiso remarcar sus capacidades que bloqueo una clara chance de Correa casi abajo del arco en el minuto 91, y finalmente una gran intervención en el minuto 95 arruinaría nuevamente la oportunidad de gol de Correa después de un pase espectacular de Carrasco.

Como fue mencionado previamente, este no fue el único enfrentamiento del día de hoy que no tuvo ganador ni vencido, Valencia y Real Sociedad igualaron 2-2 en lo que fue un muy buen partido, donde el inicio del encuentro mostró una cancha con mucho espacio para que ambos equipos muestren su juego. Ya a los 13 minutos, Real Sociedad intimidaría con un tiro libre de Oyarzabal que fue con mucha fuerza pero también demasiado a la derecha, aun así, el equipo de San Sebastián demostraría un atractivo juego en el que se buscaba evitar caer en la conocida fórmula de lanzar centros con el fin de casi llegar al gol de forma no intencional. Entonces, al minuto 28 llegaría el pánico para Real Sociedad, cuando una mano en su propia área provocaría el típico penal reglamentario; es en este momento cuando Soler confiadamente acomodó la pelota, pensó la forma de ejecución y finalmente la tiró afuera, a pesar de que el arquero ya había elegido el lado opuesto. Conscientes de lo que acababa de suceder, los de San Sebastián supieron mover la pelota y hacerla llegar a Oyarzabal, quien con categoría le haría una linda asistencia a Guevara para que haga el gol en el minuto 33, luego de que el peligro parecía haber desaparecido cuando Isak se vio demasiado incomodo para definir. Afortunadamente, el sueco volvería a tener su chance al minuto 45, cuando encarando, enganchando y definiendo de zurda con una hermosa precisión logró hacer el gol que ahora le daba una ventaja por dos goles.

La segunda mitad del partido no decepcionó, pese a la marcada diferencia, el Real Sociedad ahora buscaba entorpecer el juego del Valencia, quien parecía no reaccionar, con una mayor presión sobre la mitad de la cancha. Demostrando que Papa Noel no es el único capacitado para dar regalos, a los 58 minutos el Valencia conseguiría su segundo penal cuando en una torpe disputa por la pelota, Carlos Fernández pisó a Gabriel Paulista; reavivando las esperanzas de un Valencia, que tímidamente intentaba dar la vuelta la historia con pocas ideas, luego de que Wass convirtió en el minuto 60. Aún sin pulir su juego, los taronges pudieron encontrar el empate desde un tremendo cabezazo de Gabriel Paulista en el minuto 73, no obstante, la inercia del equipo terminó con la expulsión de Maxi Gómez en el minuto 80.

Previamente, el Villareal que también soñaba con superar al Real Sociedad había sido derrotado sorpresivamente por el Osasuna por 2-1, en un partido donde todos los goles sucedieron en diez minutos, lo que denotó una rápida reacción de ambos equipos. Todo comenzó con un centro bien colocado de Sánchez a Moncayola, que con una notable calidad fusiló el arco con su volea a los 64 minutos; seis minutos más tarde, David García encontró su gol, solo que en su propio arco, igualando el partido. Sin embargo, a los 74 minutos llegaría un justo gol para el Osasuna desde un córner correctamente dirigido a Budimir, quien supo cabecear con gran nivel; los minutos finales mostraron un contundente Osasuna y un Villareal que confiaba en sus capacidades para llegar a la igualdad, a la cual casi llegarían en el minuto 93 de la mano de Moi Gómez en un tremendo tiro que fue desviado justo a tiempo por Sergio Herrera para sellar el resultado.

Finalmente, el Granada también se sumaría una victoria inesperada frente al Real Valladolid por 2-1, cortando su mala racha luego de haber perdido dos partidos seguidos en la liga, en un encuentro de pocas oportunidades. Los pucelanos se fueron al descanso sin proponer mucho pero con la tranquilidad del penal convertido por Orellana a los 41 minutos, sin siquiera imaginarse que al minuto 78 Foulquier se las ingeniaría para asistir a Molina y cambiarle la cara completamente al encuentro, que ahora anticipaba otro gol. Repentinamente, y casi llegando al final, una pelota de Antonio Puertas dejaría en los pies de Quini la chance de meter un auténtico golazo a los 85 minutos que gritarían todos los jugadores del Granada y que provocaría la bronca y el temor de un Valladolid que no logra despegarse de la zona de descensos, en la que actualmente no se ve sumergido por un único punto.

Tiziano Schiavi

Fotos:

https://www.goal.com/es/noticias/joao-felix-lesionado-que-tiene-cuanto-tiempo-estara-de-baja/1bpz675pp4ver1qavavdicw4wz

https://espanol.eurosport.com/futbol/la-liga/2020-2021/en-directo-valencia-real-sociedad_sto8218761/story.shtml

Cristina Quicler para diario semana

Domenéch Castelló para mundo deportivo

Denis Doyle para AS futbol


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*