Athletic Bilbao sumergió al Sevilla y así concluye la fecha 34 de La Liga

A menos de cinco fechas de terminar, el Sevilla cayó ante el Athletic Bilbao en un partido clave para seguir luchando por el título, mientras que, tanto Barcelona frente al Valencia, como el Real Madrid ante el Osasuna y el Atlético de Madrid contra Elche consiguieron los tres puntos, aumentando el nerviosismo de los nervionenses. A su vez, la Real Sociedad no fue capaz de asegurar el quinto puesto al perder por la mínima diferencia frente al Huesca, que está en zona de descenso por nada más que un punto; una derrota que el Real Betis no pudo aprovechar ya que este mismo empató 1-1 con el Valladolid, permitiendo de esta manera que el Valladolid salga de la zona de descenso y que el Villareal se posicione por encima de los verdiblancos al ganar por apenas 1-0 ante el Getafe.

La jornada comenzó con un Celta de Vigo-Levante con muy poco para destacar, ya que si bien era claro que los celtas eran los que planteaban un mejor juego, ninguno de los dos equipos tuvo facilidad para entrar al área rival. No fue hasta el segundo tiempo que el celta pudo concretar la jugada, cuando a los 51 minutos Iago Aspas le dio un buen pase a Méndez, que se convirtió en asistencia cuando este último definió de primera con una pelota bien colocada. El conjunto céltico continuó manejando la pelota, y si bien el Levante por momentos se asomaba a la chance de mejorar su juego e incluso meter el gol del empate, a los 74 minutos el Celta de Vigo armó un excelente ataque a partir de un tremendo pase de Nolito para que Aaron Martín corriera y le centrara la pelota a un Solari que venía con una velocidad imparable, sentenciando el 2-0 que el Levante no pudo revertir; fue un partido con la adrenalina esperable de dos equipos cómodamente situados en la tierra de nada de la tabla. No fue hasta el día siguiente que los encuentros verdaderamente intensos comenzaron, empezando por el Eibar-Alavés, donde el último de la tabla finalmente reaccionó y con un hat trick de Kike García vencieron 3-0 a los Albiazules. Apenas a los 3 minutos, el 17 controló con el pecho y después con el hombre para romper el arco desde adentro del área, una jugada que empezó con un aparentemente inocente lateral del Eibar, pero que ninguno de los jugadores del Alavés llegó a interceptar nunca. El Eibar supo imponerse en el primer tiempo, sin embargo, el comienzo de la segunda mitad presentaba a un Alavés mejor coordinado y con mejor idea de juego, pero el Eibar demostró a los cinco minutos que con solo tirarle un buen centro a Kike García uno ya puede gritar el gol. Habiendo demostrado su habilidad y con hambre de más, en el minuto 59 García agarró la pelota en el área rival, amagó con el típico centro atrás al que se recurre cuando uno está muy cerca de la línea del córner, y le pegó al arco sin que le importara nada para firmar el partidazo que hizo.

“El coloso del Eibar” Kike García gritando su gol

Entonces fue el momento de que líder de la tabla defendiera o perdiera su posición, cuando el Atlético de Madrid se midió ante el Elche, un encuentro donde si bien el colchonero demostró un lindo fútbol en el comienzo, pronto se apagó. El atlético empezó armando buenas jugadas colectivas con rápida devolución de pelota y buena creación de espacios que se combinaban con la chispa de los jugadores, la misma que empleó Carrasco para realizar un desborde que usó para tirar el centro atrás hacia Llorente, quien no dudó en pegarle a esa pelota que rebotó en la mano de Josema Sánchez antes de entrar. Todo el resto del partido manifestó la característica que el Atlético de Madrid viene presentando en casi todos sus encuentros, donde una vez que consigue la ventaja el ataque parece desactivarse para aguantar el resultado, una técnica cuestionable pero que resultó útil para definir el 1-0. Luego fue el turno del Huesca, que encontrándose en los últimos puestos de la tabla necesitaba de la victoria que pudo conseguir ante la Real Sociedad; un partido que parecía inclinarse a favor de este último cuando apenas al minuto de juego ya conseguían el primer tiro al arco que Álvaro Fernández pudo controlar. No obstante, si bien los de San Sebastián siguieron teniendo oportunidades, de la mano de Rafa Mir el Huesca iba ganando confianza, no por eso definiendo sus chances con propiedad. Así, cuando el partido parecía que acababa con un insuficiente 0-0, con un espectacular tiro libre de Sandro Ramírez a los 87 minutos el Huesca escapó momentáneamente de la zona de descenso.

Llegó el momento de que el Real Madrid demostrara su capacidad y merecimiento del título, en un brutal partido frente al Osasuna donde el resultado quedó corto. El partido empezaba irónicamente con un Osasuna que estaba llegando más al arco y aprovechando la poca prolijidad del conjunto merengue, sin embargo, a partir de los 25 minutos la casa blanca logró enfocarse, y de no ser por las impecables atajadas de Sergio Herrera, el encuentro se hubiera definido ya en el primer tiempo. Entonces, llegó el sorpresivo cabezazo de Ávila para que el Osasuna gritara el gol, que lamentablemente fue anulado por posición adelantada, tranquilizando al Real Madrid. Así, en el segundo tiempo el equipo merengue logró capitalizar un recurso que demostraron saber emplear durante toda la primera mitad y desde el córner llegó un centro que Militao supo cabecear y hacer el 1-0 a los 76 minutos. Luego, en el minuto 80, Benzema decidió dirigir él mismo el ataque desde la mitad de la cancha, para concluirlo con una excelente asistencia para que Casemiro firmara el 2-0, un triunfo merecido. Fue entonces cuando el Real Betis vio de cerca el camino hacia la Europa League, aprovechando la derrota de Real Sociedad, sin embargo, los verdiblancos no contaban con que bloqueando esta entrada se encontrara el Valladolid, quien no podía regalar puntos luego de la victoria del Huesca. El encuentro comenzó con un Betis que dominaba, como era de esperarse, que solo en cuatro minutos presenció cómo Roberto evitaba el primer gol; no obstante, a los diez minutos llegó el primer gol del Valladolid cuando Oscar Plano se anticipó bien para dar una buena asistencia a Weissman, pero todo terminó siendo anulado por un offside milimétrico de Roque y se demostró que el partido podía ser para cualquiera de los dos. Al poco tiempo de iniciar la segunda mitad, a los 49 minutos Miranda le metió un centro tremendo a Ruibal para que defina de primera. Todo parecía indicar que el Betis tenía lo necesario para ganarlo, ya que además de la ventaja generaban mejores oportunidades, ahí fue cuando el Valladolid se reencontró con sus motivaciones y con un excelente centro de Olaza que Weissman cabeceó con la fuerza semejante a la necesaria para atravesar una pared, el partido se igualó 1-1 en los 68 minutos. Antes de finalizar el partido los verdiblancos tenían frente a ellos su gol de oro, cuando Mandi le tiró un centro excelente a Loren Morón, quien estando solo cabeceó apurado, mandando la pelota por encima del travesaño y despidiéndose del triunfo.

“Lo que pudo ser y no fue” el Chimy Ávila manejando la pelota

Finalmente uno de los pretendientes a clasificarse a la Europa League consiguió los tres puntos, en un extraño partido donde el ganador tuvo más posesión, menos disparos y los mismos tiros al arco que el rival. El Villareal manejaba y circulaba la pelota constantemente sin poder llegar cómodamente al área, mientras que frente a él, el Getafe no se interesaba por el control y buscaba la descarga hacia el arco por el medio disponible, rara vez armando una jugada concisa. El primer tiempo mostró la buena capacidad de resolución de Soria, la desesperación del submarino amarillo por no poder patear al arco con comodidad y el apuro del Getafe por meter gol. Al partido le quedaban casi diez minutos para terminar y el resultado aparentaba ser inamovible, hasta que a los 79 minutos Carlos Bacca aguantó la pelota para dejársela a Pino, quien avanzó, se deshizo del defensor que lo marcaba, se acomodó y metió un golazo. Cuando se estaba dando por terminado el partido, el Getafe se encontró con un hermoso tiro libre que aumentó el nerviosismo del Villareal y todos sus seguidores, Timor se encargó de patearlo con tal potencia que Asenjo nunca se hubiera enterado de que ya habían pateado, pero el balazo pasó fuera del ángulo y el resultado quedó 1-0. Luego, se dio el enfrentamiento entre un Granada cuyas probabilidades de entrar en la Europa League son casi nulas, pero que no por eso se vuelve dócil, y un Cádiz cómodamente situado en la mitad de la tabla. El partido no mostraba mucho por parte de ninguno de los dos, el primer tiempo casi terminaba sin emociones hasta que Escandell dejó un terrible rebote que Negredo aprovechó para pasarle la pelota a Sobrino, quien sólo enfrente del arco no tuvo ningún problema para definir en el minuto 39. Si bien en cuanto a calidad futbolística el encuentro careció de intensidad, si se notó la desprolijidad del Granada, un producto de la furia e impotencia que los llevó a conseguir seis jugadores amonestados, incluyendo a Soldado, quien fue expulsado a los 87 minutos.

De esta manera solo faltaba que dos de los cuatro que disputan el título del torneo jugaran sus respectivos partidos. El Barcelona en un comienzo pareció repetir el partido contra el Granada, en el cual si bien dominaba el partido, se veía incapaz de definir y sus errores defensivos no eran desaprovechados por el rival. La primera mitad del partido contra el Valencia mostraba una buena circulación del Barça que se contrastaba con una defensa de roles poco definidos, concediendo oportunidades al Valencia; a pesar de esto, no fue hasta los cinco minutos del segundo tiempo que llegó el primer gol, cuando desde el córner le llegó un centro a Gabriel Paulista que le ganó muy bien a Lenglet y supo anticiparse para cabecear solo. Parecía que el equipo de Cataluña iba a desperdiciar otra oportunidad de sumar de a tres, o de sumar puntos siquiera, cuando una mano de Lato en su propia área les regaló un penal, el Cillessen le atajó a Messi pero una serie de rebotes volvió a favorecer al 10 y consiguió la igualdad a los 57 minutos. Apenas seis minutos después, el Barcelona demostró nuevamente sus recursos para llegar al área y desde un centro de Jordi Alba, que Frenkie de Jong cabeceó y Cillessen atajó provocando un rebote, Griezmann apareció para meter el segundo y ponerse en ventaja. Sin conformarse, a los 69 minutos el Valencia le dejó un hermoso tiro libre a Messi, quien teniendo conocimiento y experiencia para patear clavó la pelota en la parte interna del primer palo para que esta entre de forma imparable, un golazo. Sin embargo, Soler no quiso quedarse afuera y a los 83 minutos también se anotó un golazo cuando reventó con fuerza la pelota desde los tres cuartos de la cancha, un misil que Ter Stegen no pudo evitar y sentenció al partido a un 3-2 a favor de los Culés. Por último, Sevilla parecía ya saborear los tres puntos en su partido contra el Athletic Bilbao, donde rápidamente controlaron los tiempos del partido y movieron la pelota a su disposición para generar numerosas oportunidades que no eran concretadas, ya fuera por la dificultad para definir o por las tremendas intervenciones de Unai Simón. Ya en el segundo tiempo, apenas a los cinco minutos una clara mano de Balenziaga en el área parecía otorgarle el penal que necesitaban, sin embargo este no fue concedido y el Sevilla continuó pateando sin poder definir increíbles oportunidades. Finalmente, en el minuto 90 desde una excelente contra la pelota le quedó a Iñaki Williams para que defina mano a mano con Bono, el nueve no se puso nervioso y la clavó en el ángulo, concluyendo el 1-0.

“Imagen ya vista, gol ya visto y el asombro es el mismo”

De esta manera, se anticipa la “fecha de la muerte” ya que en la próxima jornada de La Liga se enfrentarán Barcelona y Atlético de Madrid, y por otro lado Sevilla y Real Madrid. Si el Barcelona gana y el Real Madrid pierde, el Barcelona será el líder, si el Real Madrid gana y el Atlético de Madrid empata, el Real Madrid será el líder, si tanto Real Madrid como el Barcelona ganan, el Real Madrid será el líder; y si el Atlético de Madrid gana, defiende su liderazgo.

Tiziano Schiavi

Fotos:

https://www.milenio.com/

Amaia Zabalo para Diario AS

José Jordan para RPP noticias

https://elcomercio.pe

https://www.mundodeportivo.com/

https://www.clarin.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*