Asian Cup 2019: Japón fue el “Imperio del gol naciente” y jugará la final

Los “Samurais Azules” cortaron con una katana la solidez de los persas y estarán en la quinta definición continental de su historia. Saldo favorable, porque todas las finales que jugaron tuvieron un final feliz.

Japón superó 3-0 a Irán en el Hazza Bin Zayed Stadium de Al Ain y se clasificó finalista de la Copa Asiática 2019. Apareció nomás la jerarquía esperada de los nipones y en el partido ideal: nada menos que ante el equipo que venía arrasando y sin recibir goles en contra.

Una verdadera final anticipada en la casa del último finalista del Mundial de Clubes. Por un lado, el más laureado de Asia aún sin demostrar lo mucho que se esperaba del conjunto dirigido por Hajime Moriyasu: ganó, es cierto … pero sin convencer del todo.

En la vereda de enfrente el candidato natural. Los “Príncipes de Persia”, liderados por el portugués Carlos Queiroz supieron imponer su juego y derribar adversarios con autoridad.

Por supuesto que durante el primer tiempo se trató de una batalla sin precedentes en la faz defensiva. Primó la concentración de la última línea de ambos, que jugó cada pelota como si fuera la última. Olvídense de construir situaciones de riesgo y salirse del molde: los dos miraron primero su arco y luego pensaron en cómo lastimar al otro.

En la libreta de acciones de riesgo podemos anotar una para cada uno en los 45 iniciales. Ritsu Doan disparó de zurda dentro del área iraní, pero le dio algo mordido y se fue ancha sobre el vertical izquierdo.

Los persas respondieron con Sardar Azmoun, quien se las ingenió para fabricarse un espacio dentro del área chica nipona y el pie salvador de Gonda mantuvo el arco en cero.

Al descanso sin goles pero con un estudio detallado del otro. Pintaba para más fricción y vehemencia, hasta que un tal Yuya Osako derribó las estructuras.

Minuto 55 y un centro desde la banda izquierda de Minamino tuvo un genial anticipo de cabeza de Osako, quien batió a Beiranvand por primera vez en el torneo y adelantó a su equipo.

Irán tuvo el empate con un tiro libre de Jahanbakhsh, pero una gran intervención del portero Suichi Gonda evitó la caída de su arco.

A los 67´ llegó un nuevo golpe de los japoneses. A Hiroki Sakai le quedó una pelota dentro de la 18 persa y enganchó ante la marca de Puraliganji, quien fue al piso. De manera instintiva, el defensor iraní apoyó su brazo izquierdo para suavizar la caída y la pelota le dio de lleno. El árbitro australiano Chris Beath señaló penal en primera instancia pero hizo la consulta con el VAR.

En efecto, la tecnología confirmó la impresión inicial de la ley y pena máxima para los nipones. Osako encendió la mecha y disparó al otro lado del arquero, para elevar la cuenta a 2 y poner un pie y medio en la gran definición.

En el primer minuto de tiempo agregado, el verdadero sabor de la cereza fue propiedad de los nipones, quienes se redondearon una goleada de película. Genki Haraguchi se escapó por la izquierda y al pisar la tierra prometida sacó un fierrazo de zurda que dejó sin recursos al hoy vulnerable Beiranvand. Contundente éxito de los japoneses, que aparecieron en su real dimensión en el momento que más se los requería.

Japón disputará su quinta final de la Copa de Asia, con el perfecto récord de haber levantado el trofeo en las 4 anteriores: 1992, 2000, 2004 y 2011.

El anfitrión Emiratos Árabes Unidos y la sorpresa de Qatar será el rival de los nipones. El guiño a la historia llegó cuando tenía que llegar. A no olvidarse del respeto ganado por el gigante asiático.

Síntesis:

Japón (3): Gonda; Sakai (Muroya), Tomiyasu, Yoshida y Nagatomo; Roan (Ito), Shibasaki, Endo (Shiotani) y Haraguchi; Osako y Minamino. DT: Hajime Moriyasu.

Irán (0): Beirenvand; Rezaeian, Puraliganji, Kanani y Mohammadi; Ebrahimi, Hajsafi, Jahanbakhsh (Torabi), Dejagah (Ghoddos) y Amiri (Ansarifard); Azmoun. DT: Carlos Queiroz.

Árbitro: Chris Beath (Australia).

(Foto Principal: The Indian Express)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*