Asia: la Champions tiene a sus 4 mejores equipos

Se completaron los cuartos de final de la Liga de Campeones Asiática y ya están los 2 clasificados que faltaban. Seúl FC de Corea del Sur y El Jaish de Qatar lograron el pase a semifinales.

Montillo jugó un gran partido, pero no alcanzó (Foto: SportsCenter)
Montillo jugó un gran partido, pero no alcanzó (Foto: SportsCenter)

En el Olympic Sports Center de la ciudad china de Jinan – conocida como la “metrópoli de los manantiales” – Shandong Luneng debía remontar el 1-3 sufrido en Corea del Sur ante FC Seúl.

Walter Montillo, ex San Lorenzo de Almagro entre otros clubes, fue la figura del equipo local. Las mejores chances estuvieron en sus pies: primero un remate controlado por el arquero Sang-Hoon Yoo y luego un tiro libre que paso muy cerca del palo izquierdo. Los coreanos le cedieron terreno y pelota a los locales y apostaron a alguna contra que pudiese lastimar.

En la segunda etapa llegó la apertura del marcador. Y quien si no el propio Montillo, quien se anticipó a los defensores con un cabezazo que dejó sin recursos a Yoo y encendió una luz de esperanza con aún media hora de juego por delante.

Sin embargo, el equipo chino no pudo serenarse y dejó de crear situaciones de gol. El tiempo apremiaba y se trasformaba en su peor enemigo. Seúl tomó nota de esto y sobre el final lanzó la gran estocada: a los 83 minutos Ju-Tae Lun recibió una pelota casi en el punto penal y con un toque sutil sobre la salida del arquero Dalei Wang empató el partido y derrumbó la ilusión china. Fue 4-2 en el global y clasificación para los surcoreanos.

Romarinho se mandó un golazo (Foto: Asian Champions League TW)
Romarinho se mandó un golazo (Foto: Asian Champions League TW)

El Jaish de Qatar ratificó el 3-0 obtenido en casa en la ida ante Al-Nasr de Emiratos Árabes Unidos y volvió a ganar. En el Estadio Al-Maktoun de Dubai, ciudad capital de los Emiratos, fue triunfo qatarí 1-0 para redondear un global de 4-0 y avanzar a semifinales.

El maliense Seydou Keita, que además es el capitán de El Jaish, se hizo dueño de la mitad de la cancha y manejó la pelota a gusto. De una jugada suya que nació en la mitad de la cancha vino el único gol del encuentro: dos rivales en el camino y preciso envío para que Romarinho – el mismo verdugo de Boca en la Bombonera en la ida por la final de la Copa Libertadores 2012 – empalme de volea y derrote a Ahmad Mohamed Shambieh. Golazo en apenas 9 minutos de partido y serie definida con antelación.

Al-Nasr herido en su orgullo quiso al menos lograr el empate, pero la suerte no lo acompaño a Salem Saleh, quien estrelló un remate en el poste y luego definió mal ante el achique del arquero de la Selección de Qatar (aunque nacido en Senegal) Khalifa Ababacar. El Jaish resultó un justo ganador y está entre los 4 mejores de Asia por primera vez en su historia.

Así quedaron definidas las semifinales:

  • Al-Ain (Emiratos Árabes Unidos) vs. El Jaish (Qatar) (ida el 27 de septiembre, la revancha el 18 de octubre)
  • Jeonbuk FC (Corea del Sur) vs. FC Seúl (Corea del Sur) (ida el 28 de septiembre, la vuelta será el 19 de octubre)

(Foto Principal: Asian Champions League TW)

 

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*