Arsenal vino de atrás y se lo empató a Gimnasia

El Viaducto perdía 0-2 luego de un muy mal primer tiempo ante un eficaz elenco visitante, pero en el cuarto de hora final consiguió ponerse a tiro y empatar con más empuje que fútbol. Fue 2-2, con tantos de Boghossian, que retornaba luego de siete meses, y Martín Giménez para el local, y un doblete de Ibáñez para el Lobo.

En la noche de Sarandí se enfrentaban dos conjuntos que ansiaban una victoria. Arsenal iba en busca de sus primeros tres puntos en el certamen, mientras que Gimnasia quería reponerse de su caída como local ante Atlético Rafaela y llegar de buena manera al clásico ante Estudiantes de la próxima jornada. Su DT, Gustavo Alfaro, retornaba por segunda vez al Julio H. Grondona y fue cálidamente recibido por la gente.

El encuentro empezó con los locales yendo más arriba durante casi el primer cuarto de hora. Un tiro libre de Gonzalo Giménez despejado por el arquero visitante Alexis Martín Arias fue el aviso con el que comenzaron los de Sergio Rondina. A pesar de eso, sería el Lobo quien encontraría la apertura del marcador en un balón parado. Luego de un córner desde la izquierda, Nicolás Ibáñez conectó sin marca un cabezazo potentísimo que fue imposible para Fernando Pellegrino. El Viaducto tenía que salir a remarla y respondió rápido luego de que Julio Rodríguez le bajara el balón en el área a Juan Sánchez Sotelo, pero el ex Defensa y Justicia no logró empalmarla bien y Martín Arias le ahogó el grito. Desde ahí, el juego local caería en un pozo muy profundo, tal es así que costaba ver a dos jugadores del cuadro celeste y rojo darse un pase entre sí. Esto fue aprovechado por Gimnasia, que a los veinticinco se puso 2-0 con otro tanto de Ibáñez, que cabecearía con el arco en soledad luego de que Manuel Guanino anticipase una salida extralimitada de Pellegrino. El Lobo tuvo otra oportunidad clara de la mano de su goleador en la noche, pero éste la tiró por arriba del travesaño luego de recibir a espaldas de la defensa.

En la segunda mitad los de Alfaro adoptaron un repliegue casi total con el que controlaron la mayoría de los intentos del Viaducto hasta pasada la mitad del segundo tiempo. En esa cierta comodidad, el Lobo casi amplía su ventaja con un disparo al travesaño del ingresado Pablo Vegetti. Con su equipo a punto de perder los estribos y llenando el área de centros, Rondina buscó soluciones en el banco y al ingreso de Gabriel Sanabria en el entretiempo les sumó luego los de Martín Giménez y Joaquín Boghossian, que serían importantes en el desarrollo del encuentro. Y fue el uruguayo quien a los tres minutos de ingresar conectó un envío de Franco Fragapane para el 1-2. El delantero volvía tras siete meses inactivo y encontró rápidamente un premio por su lucha. Arsenal, que hasta ese entonces veía lejana la remontada, empezó a arrinconar a su rival y hacerlo sufrir de verdad. Sanabria tuvo cerca del final una clara ocasión, pero Martín Arias volvió a interponerse en el camino. La expulsión de Luciano Vella por doble amarilla a falta de cinco minutos hizo las cosas más difíciles, pero a pesar de eso el Viaducto no se a rendiría e iba a lograr el empate en el descuento. Tras un córner, el último del juego, Martín Giménez cazó un rechazo y clavó la pelota en el fondo de la red tras frenarla con el pecho. El local no encontró juego, pero alcanzó el empate con empeño, corazón y empuje. Es más, pudo haberlo ganado, porque Fragapane se animó a una corrida más y en ella fue desplazado por Christian Ramos dentro del área, pero el árbitro Silvio Trucco decidió no pitar penal.

No hubo tiempo para más en un partido vibrante aunque no bien jugado por ninguno de los dos. Los visitantes se van con la amargura del empate, aunque su excesiva mezquindad en el complemento debiera despertar alguna reflexión. Arsenal, por su parte, tendrá que mejorar mucho en el juego para no sufrir, pero se queda al menos con la satisfacción de una igualdad alcanzada con su espíritu luchador. Es el segundo punto en cuatro jornadas para los de Rondina, que visitarán en la próxima a Rosario Central, mientras que Gimnasia llegó a siete unidades y en su futuro cercano tendrá nada menos que el clásico ante el líder Estudiantes.

 

Foto: Ignacio Méndez – Hablemos de Arsenal (@hablemosdelarse)

 


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*