#Arqueros: Francisco Gerónimo, un emblema en Defensores de Belgrano

En esta nueva entrega de informes especiales, en El Rincón del Fútbol estamos recordando a aquellos arqueros que dejaron huella en nuestro ascenso argentino. En esta ocasión, evocaremos a Francisco Gerónimo, guardameta del Defensores de Belgrano que una noche del año 1967 se coronó Campeón en la Primera B.

Francisco Javier Gerónimo nació en la provincia de Catamarca el 7 de noviembre de 1931. Chicho fue siempre un apasionado del fútbol, por esta razón, largó los estudios y se dedicó de lleno a la redonda. En su San Fernando del Valle, jugó en el Atlético Sarmiento, club en el que debutó a los 15 años, en el año 1947.

En 1949 pasó a formar parte de Platense y tres años después desembarcó en San Lorenzo. Su paso por el Santo no fue muy bueno, sufrió una fractura de peroné y recaló en Gimnasia de La Plata. En 1955 debutó ante Racing y cumplió con 8 años en la Institución platense jugando un total de 203 partidos. En 1964 disputó una temporada en Nueva Chicago y volvió a representar al Calamar, un año después.

Para 1966, y a los 34 años de edad, Chicho Gerónimo se calzó el buzo de Defensores de Belgrano, donde sería dirigido por el eterno Ángel Labruna. Su debut en el Dragón fue el 5 de marzo de 1966 frente a uno de sus ex equipos: Nueva Chicago.

En Defe dejó sus mejores recuerdos, ya que fue el único equipo de Buenos Aires en el que pudo coronarse Campeón. Aquella epopeya ocurrió en el año 1967 cuando el club del Bajo Núñez participaba en la Primera B. La organización de los torneos durante ese año fue un tanto extraña y muy negativa para muchos clubes que, en una segunda etapa del certamen, competían por nada.

El campeonato se organizó en dos Zonas (A y B) y a Defe le tocó la segunda. En ella disputó partidos de ida y vuelta frente a Almagro, Deportivo Morón, Almirante Brown, Argentino de Quilmes, Estudiantes (BA), Temperley, Dock Sud, Nueva Chicago, Central Córdoba (R) y El Porvenir. La campaña dio, como saldo final, 31 puntos, producto de 14 partidos ganados, 3 empatados y 3 perdidos.

Al adjudicarse la Zona, debió jugar la gran final frente a Tigre (vencedor de la Zona A). Fue el 29 de julio de 1967 en cancha de Platense y con goles de Ángel Tomino y Roberto Fumagalli, Defensores de Belgrano se coronó Campeón de Primera B. Chicho dejó su huella en aquel encuentro haciendo uso de una de sus especialidades, es decir, atajó un penal. El delantero Carlos Santana tuvo la chance de poner en ventaja al club de Victoria, porque el encuentro estaba empatado sin goles, pero apareció Gerónimo con toda su humanidad para detener el disparo.

Momento de gloria para Chicho, la noche que le detuvo el penal a Santana. Foto: www.defeweb.com.ar

Sin embargo, la vuelta olímpica y el festejo final no le permitieron a Defe, ascender a Primera División de manera directa. Junto a Almagro, Tigre y Los Andes, tuvo que disputar un “Torneo Reclasificatorio” al cual se sumaron los peores seis equipos del Metropolitano de la A: Newells, Atlanta, Chacarita, Argentinos, Unión y Deportivo Español.

En esta última instancia, nuevamente se disputó un mini torneo con partidos de ida y vuelta (18 en total) en donde, los seis primeros, jugarían la siguiente temporada en la Primera División. Defe no pudo sostener el buen andar que le había permitido obtener el título y terminó último con solo 10 unidades. Fue una gran decepción para todo el hincha del Dragón, pero también una gran injusticia para un equipo coronado oficialmente como “Campeón de Primera B 1967”.

En la fecha 15 del “Torneo Promocional de Primera B” de 1968, la famosa instancia que disputaban aquellos equipos que no clasificaban al “Reclasificatorio” y que carecía de incentivo, Francisco Gerónimo colgó los guantes. Fue en un clásico frente a Excursionistas que terminó empatado 2 a 2.

La historia cuenta que Ángel Labruna lo quiso llevar a River pero Chicho ya estaba cansado del fútbol y, sobre todo, de lidiar con los dirigentes. A los 37 años, este arquero catalogado como “los de antes”, que se jugaba toda su humanidad para detener los avances contrarios, se retiró para siempre. El 4 de abril de 1998, el buen estado físico que aún conservaba, le jugó una mala pasada y su cuerpo se desvaneció para siempre. Los médicos dijeron que fue muerte súbita.

Defensores de Belgrano es uno de los clubes que siempre lo recuerda y en donde disputó un poco más de 100 partidos. Francisco Chicho Gerónimo es un abanderado en la historia del Dragón y bien merecido lo tiene.


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*